Analizándose
Alegría y Tristeza
Sobre la Tristeza
+100%-

Sobre la Tristeza

Tener tristeza es una opción.

1. Mientras realizaba el trabajo de investigación para preparar este libro, le pregunte a un prominente estudioso de la Torah que sentía un gran aprecio por la vida y por el saber, que era lo que podía decirme acerca de la tristeza. Su respuesta inmediata fue la siguiente: «Siendo el mundo tan hermoso, como es posible que alguien pueda estar triste?» Contrastando lo manifestado precedentemente, una persona con una marcada tendencia hacia la tristeza a quien le había hablado unos días antes, me pregunto a su vez: «Cómo puede alguien ser feliz, si el mundo esta tan lleno de problemas y desdichas?».
Dos personas que habitan en una misma ciudad al mismo tiempo, pueden vivir sin embargo en mundos enteramente distintos, a pesar de tener ambos la capacidad de observar el universo bajo la misma óptica. El mundo de uno de ellos es hermoso y esta lleno de oportunidades para el crecimiento, en tanto que el del otro no lo es. Ambas son personas sanas y tienen cubiertas sus necesidades básicas, pero sus perspectivas en lo que respecta a los sucesos diarios son completamente diferentes. En definitiva la decisión de si una persona será feliz o estará triste a lo largo de su existencia, dependerá de sus actitudes frente a la vida. Dado que tenemos la posibilidad de ejercer un considerable grado de control sobre nuestras conductas y pensamientos, tendremos la opción de elegir convertirnos en personas felices o tristes.

La tristeza causa mucho daño.

2. La tristeza esta prohibida porque genera muchas consecuencias negativas. Un ejemplo de lo expresado se evidencia en que una persona triste ha de enojarse con facilidad (Sefer Jaraidim). También estará propenso a engendrar sentimientos de odio, animosidad y envidia (Kitzur Klolay Haavodah, pág. 7).

3. La tristeza y la depresión causan muchas enfermedades y mucho daño, por lo cual resulta de fundamental importancia elaborar pensamientos positivos para obtener la felicidad.

A veces la tristeza es apropiada a las circunstancias.

4. La tristeza tiene su propio valor en el hecho que cuando estemos tristes, nosotros mismos podemos aprender a apreciar el sufrimiento de los demás y esto nos motivará para que los ayudemos. Nuestra propia experiencia emocional nos dará un mayor impulso que si sólo tuviéramos un mero conocimiento intelectual de nuestra obligación de brindar ayuda (Maamar Mordejai, pág. 36).

La tristeza está mayormente basada en tus pensamientos y actitudes.

5. Algunas personas se entristecen por motivos triviales. Un observador objetivo advertirá con asombro como esa persona a pesar de tener la posibilidad de vivir su vida con sentimientos de felicidad, dado que posee lo que realmente necesita, se siente no obstante desdichado debido a la incidencia de objetos de menor cuantía y que carecen de importancia. Esas personas conceptúan aquello que han perdido como extremadamente importante, y que lo que ellos ya poseen empalidece en comparación con lo que no han logrado obtener. No obstante lo cual, piensan que su vida no vale la pena por carecer de esos objetos (Rabí Iosef Leib Bloj; Shiurai Daas, Vol. 2, págs. 145-146).

Ten cuidado de no aumentar innecesariamente tu tristeza.

6. Cuando te sientas triste a raíz de una situación difícil debes tratar de diferenciar entre el problema práctico suscitado y sus aspectos emocionales. Imagínate por ejemplo que fuiste despedido de un empleo. Este hecho presenta importantes aspectos de carácter práctico: Estás actualmente sin una fuente de ingresos y tienes una familia para mantener. Continúa pensando en términos prácticos: «Qué puedo hacer para conseguir un nuevo trabajo o para ganar dinero, sin tener un empleo formal?» Mucha gente se agrega sufrimientos innecesarios al repetirse a sí mismo: a) El jefe fue injusto al despedirme; b) Qué deprimente resulta estar sin trabajo!; c) Sus preocupaciones por no hallar el trabajo que le agrada. Cuando te adhieres a los aspectos negativos de la situación tu mente no estará libre para pensar acerca de las formas de mejorar las presentes circunstancias.

7. A la gente que habitualmente se siente desdichada les iría mejor si no dedicaran tanto tiempo a observar como se sienten. Podrían emplear si tiempo de un modo mucho más eficiente, si se concentran en pensamientos de índole más positiva y se dedicaran a actividades productivas en lugar de rumiar constantemente lo mal que se sienten. No incrementes tu tristeza sintiéndote triste porque te sientes triste. No temas a las emociones negativas aunque sean desagradables, pero si no las consideras terribles han de resultar más fáciles de tolerar. Encara tu tristeza como un desafío. Todo puede actuar de una manera positiva si estás en un estado de regocijo. Comportarse de una manera positiva aun cuando estés triste, constituirá una señal de coraje y vigor.

Algunas posibles causas de la tristeza.

8. El Rabí Pinjos de Koretz dijo que la depresión y la tristeza son los resultados de la arrogancia. Cuando una persona arrogante sufre alguna desgracia, se dice a sí mismo: «Estas cosas no deberían ocurrirle a una persona como yo». El hombre humilde acepta calmadamente todo aquello que él no pueda cambiar, por lo cual nunca está innecesariamente triste (Dor Daiah, pág. 91).

9. La persona que trata de imponerse un cambio de su conducta en plazo extremadamente breve estará propenso a deprimirse y a no tener éxito en su intento. Trabaja sobre tus falencias en forma gradual. Si te formulas exigencias imposibles con relación a tu persona, te sentirás frustrado y desdichado (Jeshbon Hanefesh N º 17).

10. El hombre sabio tiene la convicción de la limitación de sus conocimientos, pero el tonto cree que lo sabe todo (Jayai Hamussar, Vol. 1, pág. 178).
Mucha gente se siente disgustada cuando descubren que han cometido un error, o se dan cuenta que no saben tanto como creían saber. Esto se basa frecuentemente en que la persona se repite a sí misma (aunque sin un total convencimiento), que ya lo sabe todo. De ahí que no lo sabe todo y experimentará placer en la búsqueda de nuevos conocimientos.
La fatiga es una posible causa de tristeza. Asegúrate pues de alimentarte adecuadamente y dedicarle suficiente tiempo al sueño. La persona que está cansada y hambrienta está propensa a irritarse. El excesivo estrés es causante de fatiga y de tristeza. Hay circunstancias en las que el estrés resulta inevitable, tal es el caso de la muerte de un familiar o de un amigo íntimo. El estrés ocasionado por problemas domésticos puede no obstante aliviarse, ya sea mejorando la situación que se vive, o bien cambiando la actitud frente al problema que se presenta. A una persona que halla su trabajo estresante podría irle mejor tomando su tarea de una manera menos seria. Muchos aspectos de una tarea pueden considerarse como si fuera un juego o como un certamen festivo.

Venciendo la tristeza.

11. Podrías sentirte abatido si te suceden acontecimientos infortunados. Según está escrito en el Sefer Habris, todo aquel que razona sensatamente comprenderá que no hay nada por lo cual entristecerse. Los motivos que conducen a la tristeza se dividen en dos categorías: Asuntos que admiten corrección y otros que no pueden ser corregidos. Si algo puede hacerse para modificar una situación. Por qué estar triste?, emprende una acción para corregirlo. Si por otra parte nada pudiera hacerse, Qué se gana con entristecerse? La tristeza no mejorará las cosas, resultando más sensato aceptar aquello que no puede cambiarse (Pele Yoatz: atzvus).

12. Utiliza la oración como un medio para vencer a la tristeza. Háblale al Todopoderoso en tu propio lenguaje. Dile a El lo mal que te sientes y pídele fuerzas para hacer frente a la situación y crece a partir de las dificultades que experimentes en el presente.

13. Una técnica para vencer los sentimientos pasajeros de tristeza, es detener el curso de tus pensamientos durante unos pocos minutos y percibir solamente tus reacciones corporales. Ejercita la tensión en los músculos que rodean tu cabeza, hombros, brazos y vientre. La «tristeza» es meramente una palabra que describe tu reacción interna. Concentrar tu atención en las reacciones de tu cuerpo, hace que las mismas se atenúen. Esta técnica experimental resulta difícil describirla adecuadamente con palabras. Aunque pudiera no ser efectiva para todos, muchos podrán considerarla útil. Puede también ser efectiva para aliviar sentimientos de enojo y ansiedad, y usarla además para calmar jaquecas tensionantes.

La fe y la confianza en el Todopoderoso te evitarán desdichas.

14. La vida de una persona con emunah será una existencia plena de alegría aun en situaciones en las que otras personas han de estar tristes (Rabí Eliezer Zev Luft; Tnuas Hamussar, Vol. 5, pág. 299).

La búsqueda del crecimiento espiritual evita a las personas mucha tristeza.

15. Mucha desdicha está basada en el deseo de cosas de ínfimo valor. Alguien que busca que le dispensen honores en todas sus formas o posesiones materiales, sufrirá cuando carezca de ellas. Al luchar por su elevación espiritual, una persona colocará sus necesidades materiales en el nivel que le indica su perspectiva correcta, y esto lo aliviará automáticamente de muchos padecimientos (Mijtav MaiEliyahu, Vol. 3, pág. 245).

Trata de ayudar a otros a vencer su tristeza.

16. Cuando trates de ayudar a los demás a salir de su estado de ánimo de tristeza, no le exijas la perfección. No esperes siempre tener éxito en animar a todas las personas en cada momento que lo intentes. Exigir tal perfección te conducirá al desaliento cuando no lo logres. No es realista esperar la perfección, pero si tú personalmente dominas un enfoque optimista de la vida y tratas de animar a los demás, tendrás la oportunidad de tener éxito en tus intentos con frecuencia. Agradeced por los éxitos obtenidos, aunque fueran parciales, y trata de aprender de los ejemplos extraídos de las circunstancias en que no lograste tus objetivos.

 

Zelig Pliskin

Libros relacionados

Las Puertas de la felicidad



1 comentario
  1. Noé Betanzos

    Gracias…me ha hecho pensar ….me siento mucho mejor!

    22/12/2018 a las 01:10

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top