Estudiando
1.Devarim
El Libro de Devarim (Deuteronomio)
+100%-

Shabat Devarim: Reflexiones,

Shabat Devarim: Reflexiones,
por Rabbi Ciner

Esta semana comezamos el Sefer Devarim (Libro deDeuteronomio) «Eleh haDevarim asher daber Moshe el kol Israel» (Éstas son las cosas que Moshe dijo a todo Israel) (1:1)
El Ramban explica que en Devarim, también conocido como Mishne Tora, muchas de las mitzvot que Moshe había enseñado antes a la generación que salio de Mitzraim (Egipto) se repiten nuevamente, (la raíz de la palabra «mishne» es “sheni”, osea, repetido) a la generación que entrara a Eretz Israel. Algunas estan repetidas en orden, para aclarar de que forma se debe cumplir correctamente la mitzva. Otras mitzvot se repiten para agregar una advertencia que no había sido previamente mencionada.

Adicionalmente, escribe el Ramban, aunque todas las mitzvot ya habían sido enseñadas a Moshe durante el primer año del exodo, Moshe todavía no había enseñado todas estas mitzvot a los Bnei Israel. Algunas no se llevarían a cabo hasta que entrásemos a la Tierra y por consiguiente no habia propósito en enseñarlas más temprano. Otras, por ser que raramente ocurririan, fueron sólo enseñadas a los herederos de la Tierra.  Estos mandamientos se introducen por primera vez en Devarim.

Sin embargo, antes de que Moshe comenzase a enseñar cualquiera de estas mitzvot, primero reprendió a Bnei Israel al señalarles amablemente y sutilmente cómo habían actuado con tanta rebeldia mientras que Hashem
hacia llover sobre ellos increibles actos de bondad.
Esto nos disuadiría de regresar de tal comportamiento rebelde, mientras que al mismo tiempo reforzaria nuestra nocion de que Hashem siempre nos mostraría Su bondad. Era crucialmente importante que nosotros sepamos ahora, que estabamos ingresando a la Tierra de Israel, que Hashem seguiria con nosotros aun cuando cometamos graves errores. Esto fue lo que causo que el heredar la Tierra este dentro de nuestro alcance.

Como ya mencione, esto se hizo de un modo gentil y sutil. Los pecados no fueron abiertamente declarados. Más bien, Moshe mencionó lugares, algunos de los cuales eran ficticios, los cuáles sirvieron como juego de palabras para describir sus pecados. Rashi aclara que Moshe reprendio de tal manera para demostrar Su respeto hacia los Bnei Israel. Para ahorrarles vergüenza y humillación de que sus pecados esten explícitamente mencionados.

El Rab. Chaim Shmuelovitz explica que el fundamento de este honor consiste en el potencial extraordinario que Hashem ha plantado en nosotros. Nuestro Sabios explican un pasuk (versículo) en Vaikra de la siguiente manera: «Kedoshim tih»iu” (Ustedes serán santos) Vayikra 19:2. Yo podría pensar que nos estan comandando que seamos tan santos como Hashem Mismo … .Por consiguiente, el pasuk continúa diciendo: «Porque Yo (Hashem) soy santo» – Mi santidad es mayor que la de Uds. – dice Hashem.

Nosotros no reconocemos las alturas que una persona puede alcanzar, ni siquiera entendemos la pregunta que fue planteada. ¿Cómo pude siquiera imaginarme que nos exigen que seamos tan santos como Hashem?! ¿Por qué
hubo una necesidad para la segunda parte del verso?
Nuestros sabios, sin embargo, que sondaron el potencial humano, no estaban seguros de cuanta santidad nos estaba siendo demandada. Quizá, hasta hubo una demanda por alcanzar una santidad igual a la de Hashem…

Moshe sabia con quien hablaba. Entendia a quién reprendía. Por consiguiente, mostró su respeto por los sentimientos y el honor haciendo la reprensión de la manera en que la hizo.

EL Rab Mottel Hornisteipler fue un hombre sagrado, que no queriendo dar riendas libres al disfrute de los placeres físicos, comía muy poco. Una vez, sin embargo, mientras viajaba, se detuvo para una comida. Probo la sopa, y rápidamente vacio el tazón entero. Los que lo acompanaban se alarmaron aun mas cuando él preguntó al dueño de casa si habia más sopa.

Muy contento de que su invitado disfrutaba de la comida, corrio hacia la cocina y trajo otro tazón, lleno de la misma sopa. Rab Mottel acabo el segundo tazón, pidio otra porcion y procedio a limpiar ese tazon también. Cuando pidió su cuarta porción, el propietario se disculpó, explicando que ya no quedaba mas. El Rab Mottel le agradeció mucho por tan rica sopa y continuó su camino.

Presintiendo la curiosidad de sus discípulos, el Rebe explicó que al probar la sopa, se dio cuenta de que el cocinero inadvertidamente había vertido kerosén en la cacerola. Si el propietario la hubiera probado, se hubiera enfurecido con el cocinero…. » Para evitarle la humillación al cocinero, me tome toda la sopa».

Cada uno de nosotros tiene encuentros diarios donde podemos mostrar sensibilidad y honrar a otros suprimiendo una risa o siquiera una sonrisa. Mi hermano, que es una estrella en lo que se refiere a ayudar otros y no causarles vergüenza, una vez se encontro en una situación donde no reirse demandaba fuerza sobrehumana.

Cuando eramos adolescentes, íbamos a trabajar en un hotel y necesitabamos un auto. Nuestro padre, quien entonces trabajaba como fisico terapeuta, nos conto acerca de una pareja mayor que él trataba, que querian deshacerse de su auto. Solamente lo manejaban dos veces por semana, de un lado de la calle hacia el otro, para permitir a los que limpian las calles hacer su trabajo. Era simplemente un coche estacionado, alternando entre los dos lados de la calle.

El coche tenia aproximadamente trece años de edad y necesitaba algunos arreglos para pasar la inspección. Le ofrecimos cien dolares, que acepto gustosamente, y entonces los tres nos fuimos a probar el auto.

«Puede ser viejo, pero arranca como un Cadillac» el vendedor exclamo mientras nos acercabamos al auto. «Siempre arranca rapido, nunca da problemas. Arranca como un Caddy. Sepan chicos, que estan obteniendo un gran auto. Arranca tal como un Caddy. Solo esperen y veran».

Después de algunos minutos llegamos al auto. El vendedor se subio al asiento del conductor mientras que mi hermano, quién ya habia obtenido la licencia, se sento en el asiento de copiloto . Me sente en el asiento trasero mientras oi otra vez que «arranca como un Caddy».

Con una sonrisa, insertó la llave y trató de comenzar el coche. AHEH AHEH HAaaa … AHEH AHEH HAaaa … AHEH AHEH HAaaa … AHEH AHEH HAaaa. No queriendo avergonzar al hombre con mi risa, literalmente estaba pellizcandome mientras me agachaba detrás de los asientos delanteros. Entonces pense. ¡Yo puedo esconderme aqui atrás, pero como se estaria arreglando mi pobre hermano!? Tímidamente levanté mi cabeza para verlo, mientras que el sonido del arrancador rechinó de fondo…

Y entonces lo vi … Sentado con su cabeza hacia abajo entre el asiento y la puerta del pasajero. Cuando me puse en cuclillas para obtener una mejor vision, vi lágrimas descendiendo contantemente de sus ojos, pero ni un sonido de risa viniendo de su boca. (El coche finalmente arranco y lo pudimos usar ese verano.)

El vendedor prosiguio con su honor intacto y nosotros tuvimos un coche que estaba casi perfecto. Como dije – mi hermano es bastante especial en lo que se refiere a los sentimientos de otra gente.

«Ele haDevarim asher daber Moshe» Moshe mostró preocupación extrema por los sentimientos y el honor de otros. Sólo entonces podia el enseñarles.

Shabat Shalom
Israel Ciner

Rabbi Ciner

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top