Relatando
Relatos, Cuentos y Anécdotas
Varios
+100%-

Ruaj Hakodesh

“¡Rebe! ¡Por favor! ¡Necesito una Berajá para que se cure mi esposa!”, le pidió desesperado el hombre al Admur de Alexander, el Baal “Ismaj Israel”.
“Claro que sí, te la daré… ¿Qué fue lo que pasó?”, preguntó el Rebe.
“Ella estaba encendiendo el fuego, y se quemó. Al principio no le dolió tanto, pero ahora está sufriendo mucho y sus padecimientos son insoportables”.
“El Admur escuchó con atención el relato, y luego de preguntarle el nombre de la mujer, le dio su Berajá para que tenga “Refua Shelema” (curación completa). Cuando terminó su plegaria, le dijo al hombre:
“Bueno, de ahora en adelante deben ser más respetuosos con el cumplimiento de las leyes de Shabat”.
El hombre bajó la cabeza, en señal de aceptación y vergüenza, y se comprometió a cuidar Shabat tanto él como su esposa y toda su familia.
Cuando se retiró, los alumnos del Rebe que estuvieron presentes en esa ocasión, le dijeron sin salir de su asombro:
“¡Esta es una prueba evidente de que usted tiene Ruaj Hakodesh!(espiritu Divino)”.
“¿Por qué dicen eso?”.
“¡Rebe! ¡Lo hemos visto con nuestros propios ojos! ¡Supo, sin que el hombre se lo dijera, que no respetaba Shabat!”.
“¡Oh, eso me resultó muy sencillo, y no tuve que recurrir al Ruaj Hakodesh!”, respondió humildemente el Rebe. “Les voy a explicar: En la Torá figura que Abraham Abinu, el tercer día de su Berit Milá (circuncisión) era cuando más sufría de su operación. También los habitantes de Shejem, tres días después de haberse circuncidado, fueron atacados por los hijos de Iaacob, “Porque estaban dolidos”. De aquí aprendemos que el tercer día posterior a un accidente o intervención física, es el más grave de todos. Cuando vino el hombre me dijo que en el momento de haberse quemado su esposa al encender el fuego, no le dolió tanto, pero que ahora no lo podía soportar, por lo que tenía que ser el tercer día de su accidente. Hice el cálculo y me di cuenta de que el día que encendió el fuego, fue en Shabat. Por eso le pedí que de hoy en adelante empiece él y su familia a cuidar mejor el día Shabat”.

Extraído de Oneg Shabat

(Gentileza Revista semanal Or Torah, Suscribirse en: ortorah@ciudad.com.ar )

1 comentario
  1. Mackey Ruiz Campos

    por favor ayudenme con sus oraciones a mi favor, qué Hashem abra puertas y bendiga los negocios qué estoy haciendo. Gracias.

    23/05/2018 a las 22:20

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top