Conectándose
Autoconocimiento
Crecimiento Espiritual
+100%-

¿Qué hace falta para hacer un cambio?

Por Ruth Shira

¿Que se necesita realmente para hacer un cambio en la vida?; ¿por qué la mayoría de las veces nos resulta tan difícil movernos de lugar, aunque el sitio ya no nos sea cómodo ni adecuado? Parece mas fácil adormecer esa voz interior que susurra al oído [dale, muévete], total, opciones para no sentir la angustia que produce no crecer, no avanzar, no hay dudas de que abundan en el mercado; se puede tomar pastillas para el pánico y el insomnio y flores para la angustia, aviones a cualquier destino y consumir TV e Internet las 24 hs, etc, etc…ahora bien, el silencio necesario para enfrentarnos con nosotros mismos, sincerarnos, y la fuerza para decidir un cambio que nos comprometa más, que nos lleve a un lugar interior más profundo, no nos resulta tarea sencilla.

“Yo se que no es la persona para mi, pero me siento bien cuando estoy con él, y me da tanto miedo quedarme sola”, “este trabajo no tiene nada que ver conmigo, pero es lo que hay, ¿que puedo hacer?”, “si, yo se que tengo que dedicar más tiempo para mi y para mi familia, pero ahora no puedo…más adelante” y un sin fin de situaciones similares que delatan una grieta en nuestra voluntad.

El tema es muy serio, y a mi no me alcanzaran las letras ni la composición para remarcarlo lo suficiente; estamos rodeados de venta libre de anestesia para el alma, el alma! que justamente es la brújula de la verdad en nuestra vida, y sin embargo, como decían en mi pueblo: lo barato sale caro, y el precio de que la neshamá no dirija el camino y permanezca aletargada, es sencillamente la vida misma.

Hace varios años atrás le pregunté al Rab por qué algunas personas se las veían dueñas de una inmensa fuerza de voluntad, mientras que otras parecían imposibilitadas de incluso, ir hacia donde ‘aparentemente’ querían ir. Se trataba entonces la voluntad de un regalo del Cielo, o había una forma de trabajar el tema?
Me acuerdo como si fuese aquel instante, me dijo: “no hay tal cosa como falta de voluntad”, lo que no hay es CLARIDAD en el objetivo.
Puse claridad en mayúscula porque aún hoy retumba la fuerza de esa respuesta.
Dos cosas me preocupan mucho mientras pienso y escribo sobre este tema, la debilidad y confusión de nuestro verdadero deseo del alma frente a tantas otras cosas que ocupan nuestra vida, y la pereza para tomar el rumbo verdadero, y aquí hace sentido pensar que tal vez el primer gran punto, o inicio sea poner claridad

La intención de escribir sobre la posibilidad de cambiar es que, me gustaría mucho desenredar el ovillo ¿por donde se empieza?; el tema me atrapa, me parece que es la base de todo proceso de crecimiento espiritual.

Hace varios años atrás le hice una entrevista a un talmid jajam, un estudioso de la kabala que vive en Jerusalén, y hablamos justamente de este tema [a quien le interese puede ver el articulo completo que apareció en tora.org.ar .Entre otras cosas el comentó, citando informalmente al Gaon de Vilna, que la única razón por la cual se creo el hombre es para cambiar su propia naturaleza. Explicó: “El libre albedrío del hombre no está en todo. Un hombre que nació con un cuerpo defectuoso no puede tener el libre albedrío de ser un atleta, el libre albedrío consiste en cambiar su naturaleza, y esto, todo el mundo tiene posibilidades de hacerlo”.
Algo más sobre esa charla es que “Todos llegamos a un punto en la vida que sabemos que es crucial para nosotros mismos, es ahí donde está nuestro trabajo, nuestra tarea en el mundo, y no todos tenemos la misma tarea”..hasta aquí sus palabras

Siento que no hay tiempo que perder, que tenemos que agarrar la sartén por el mango, Ha Kadosh Baruj Hú nos puso como socios en la Creación, y tenemos un rol, sin embargo, nosotros deambulamos muy ocupados por la vida, y la “tarea verdadera” queda relegada para otro momento, “cuando tenga tiempo”.

Probablemente en el momento que somos capaces de reconocer y sobreponernos a las tendencias que nos dominan, es ahí, donde con una luz especial puede revelarse nuestra misión particular.

Comida para pensar.

Como intento de clarificar el tema, los invito a compartir ideas, dificultades y experiencias personales sobre el cambio, y me propongo integrar y elaborarlas hasta desenredar el ovillo…si la tarea nos excede, no importa, recurriremos a nuestro sabios siempre, Baruj H” estamos en Jerusalén y ellos están cerca.

Los invito a escribirme a ruthshira@tora.org.ar

Por Ruth Shira

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top