Profundizando
2. Pureza familiar y Natalidad
El Amor, La Mujer Judía y El Matrimonio
+100%-

¿Qué es la menstruación?

(fundamentos médicos, principios psicológicos y relaciones maritales) (Selección extraída del libro “Como una rosa”, por Rabino Isaac Fadda, (c) Rabino Isaac Fadda)

Los días de separación y el proceso de purificación de la mujer se hallan relacionados con ciertos cambios psicológicos que afectan su vida.

Cada mes, en la mitad del período, madura un óvulo dentro de su folículo en uno de los ovarios y es expulsado hacia las trompas de Falopio. El endometrio se reconstituye convirtiéndose en una capa de vasos capilares que posibilitan la anidación y alimentación del óvulo fecundado. En caso que el óvulo no sea fecundado o sea cuando la mujer no queda en estado de gravidez, el endometrio se descama y es expulsado. Esto se expresa en el flujo sanguíneo que experimenta la mujer mensualmente y que se denomina menstruación.

Este sangramiento se extiende por 4 ó 5 días. Posteriormente las hormonas del folículo estimulan la reconstrucción del endometrio expelido durante la menstruación pasada. Este proceso abarca aproximadamente 7 días, hasta la aparición del nuevo óvulo -ovulación- y culmina como dos semanas después de la menstruación (Dr. Vaiss cap. Sobre el proceso reproductivo, en su obra “Guía médica para la mujer moderna”) y solo entonces la capa interna del útero (endometrio) sana totalmente. Aquí podemos hallar argumentos científicos para la exigencia halájica de aguardar siete días adicionales a los cinco de la menstruación.

(El precepto de “oná, o sea la primera relación tras la purificación de la mujer en la Mikve, linda exactamente con el momento de la ovulación. Asimismo existe en esta abstención mensual una preparación para el momento en que crecen las posibilidades de reproducción – Dr. Reuven).

En caso que el nuevo período sea corto -25 días o menos- la ovulación precede a la inmersión en el Mikve y entonces la mujer no puede embarazarse en dicho período. Si esta situación se reitera, deberá consultar al médico a fin de realizar un tratamiento hormonal que retrase la ovulación. (el control diario de la temperatura vaginal evidencia el momento de la ovulación por medio de una clara elevación en la temperatura).

Fundamentos medicos

El Dr. Sheek de Viena (famoso por su análisis contra la difteria) fue el primero que habló ya en 1920 sobre el tema “el veneno menstrual – monotocsina”. Tras él investigó el tema y confirmó las conclusiones de su antecesor el prof. Majt de Baltimore.

Ellos determinaron que la sangre menstrual posee cierta toxina que posiblemente cause daños en el hombre. (ver Najmanides Lev. 18, 19)

Comúnmente se piensa que esta toxina tiene cierta influencia sobre elementos leudantes como la masa, vinos, perfumes, etc.

La ciencia moderna descubrió otro peligro que acecha a los hombres que mantienen relaciones sexuales durante la época menstrual (aparte del peligro de contraer ciertas enfermedades). El flujo menstrual en su base sanguínea y como descomposición del endometrio, posee un presencia bacteriana que pueden producir infecciones en el hombre en caso de que posea alguna herida abierta (“Investigaciones paralelas sobre fertilidad humana” de Cleland Ford, 1964).

La ciencia médica determinó asimismo que la relación sexual durante la menstruación puede producir daños en la mujer; las funciones cíclicas de esta pueden alterarse temporalmente. Mas aún teniendo en cuenta que durante la menstruación aumentan las posibilidades de infecciones en el canal vaginal (mismo estudio).

Es un hecho conocido entre los investigadores ginecológicos que el cáncer de útero, presente tanto en sociedades adelantadas como en las que no lo están tanto, es sumamente infrecuente entre las mujeres judías que observan las leyes de pureza familiar (Dr. Barnard Shapira, sexólogo).

Principios psicologicos

Estudios recientes determinaron que la mujer posee un curva de temperatura. Desde el comienzo de la menstruación y hasta la mitad de su período permanece la temperatura a un nivel parejo, bajo. A partir de ese momento la temperatura sube y permanece alta hasta el primer día de la menstruación siguiente y así se repite este proceso.

Esta fluctuación cíclica muestra todos los procesos vitales importantes en la mujer, actividad cardíaca, presión sanguínea, fuerza muscular, alteraciones hormonales, etc. Esto influye no sólo en el aspecto físico sino también en el emocional. Días y momentos de actividad y dinamismo desbordante se convierten en períodos de decaimiento. Los primeros (días de dinamismo) aparecen durante las marcas de temperatura elevada en tanto que los últimos se expresan con la caída brusca de la temperatura, o sea uno o dos días previo a la menstruación y con su comienzo. Aparte de esto son sumamente frecuentes durante los días de curvatura baja (citado del libro del Dr. Van Walde de Holanda).

Las relaciones maritales durante la menstruación

Frecuentemente, el ánimo de la mujer durante las épocas de curvatura baja es depresivo. “Durante esa época la mujer sufre cierto grado de depresión y una marcada sensibilidad (Dr. Vait).

La sensación de molestia genera un sentimiento de soledad y reclusión el cual no siempre es comprendido por el marido. El hombre que carece de temor a Dios no posee limitaciones en sus apetitos sexuales y siempre hallará “argumentos” y “excusas” para satisfacer su instinto, aunque las relaciones maritales durante esta época no son aceptadas por la mujer.

En estos casos, se crea en la mujer un sentimiento de rechazo, hasta de violación. Ella cree que su esposo no la comprende y no la considera y así va desarrollando una sensación de alejamiento. Frecuentemente, el resultado de ello es una separación emocional entre la pareja, frigidez y falta de sensibilidad. Este sentimiento, al intensificarse, provoca un alejamiento en la mujer también posteriormente; el esposo siente una falta de atención por parte de su esposa y cree que esta dejó de quererlo. Van creciendo la amargura y la tristeza. Al principio se quiebra la armonía familiar y posteriormente, cuando la situación se toma reiterativa se convierte en insoportable y la consecuencia final muchas veces es el divorcio.

Ciclos de soberbia y sumisión en el trato de la mujer hacia el hombre

Una médica no judía, la Dra. Stomps, quien se divorció de su esposo, escribió en Britania un estudio sobre la vida matrimonial en el que, entre otras cosas dice: “Yo pagué un precio muy alto por mi inexperiencia, de manera que siento la obligación moral de prevenir a otras mujeres para que no cometan el mismo error”.

Ella, en su condición de médica investigó la cuestión en forma sistemática y descubrió que aún en la relación amorosa con el esposo existe una suerte de ciclo fijo, un período de soberbia sexual y otro de sumisión. El período de soberbia lo experimenta durante la época de ovulación, cuando la mujer alcanza su grado mas alto de fertilidad; y el período de sumisión durante la menstruación. Ella argumenta: “Si se observaran los períodos en función de estos ciclos emocionales, no solamente la felicidad de la mujer estaría asegurada, sino también todos los cuestionamientos sobre sus alteraciones emocionales quedarían nulos”.

Para su asombro ella descubrió, que estos períodos coinciden exactamente con las épocas en las que la relación marital se halla prohibida o permitida según las leyes del judaísmo. Y agrega: “Escuché sobre las leyes judías que rigen la vida matrimonial y se trata del código mas avanzado que existe sobre el tema. Quienes basan sus vidas en estas leyes son realmente felices”.

La estricta observancia de la separación física con todas sus leyes, cuida la felicidad conyugal y renueva la atracción en la pareja mensualmente. Rabbí Meir solía decir: “Por que la Torá prohibió durante siete días a la mujer monstruosa? Pues -de otra forma- se acostumbraría a ella y se hartaría; por ello determinó la Torá que se halle impura durante siete días, a fin de hacerla deseable a su esposo como en el momento en que ingresó en la Jupá (Tal. Niddá 31b).

Rabino Isaac Fadda

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top