Relatando
Personalidades
Presentamos aquí una selección de Sabios
+100%-

Personalidades

(1) Shemuel Hanavi

Profeta y Juez de Israel en tiempos bíblicos, hijo de Elkana, de familia de LEVIYIM descendiente de KEHAT; su madre fue HANA. Después de la muerte de Eli, el Cohen Gadol, Shemuel fue el último Juez de Israel, y consiguió unir todas las tribus en un solo pueblo con una sola ideología; aspiró a poner en práctica nuestra convicción que el pueblo de Israel goza de una fuerza secreta que le diferencia de las demás naciones y nos convierte en el Pueblo Eterno dirigido por las directivas de nuestra Santa Ley.
Shemuel enseñó a sus discípulos la Ley recibida de sus predecesores y los preparó a convertirse en dirigentes espirituales del pueblo. Estos discípulos fueron llamados BENE HANEVIIM, hijos de los profetas.

(2) Ezra HaSofer

Era de familia de Cohanim, nieto de Saraya, el último Cohen Gadol del primer Bet Hamikdash. Dedicó toda su vida al estudio de la Ley. Al saber que los Judíos que aún vivían en Eretz Israel habían permanecido sin dirigentes, decidió emigrar de Babilonia donde se crió y se trasladó a la Tierra de sus antepasados. En el año 3413 (de la creación del mundo) obtuvo del Rey Artajerjes 3º de Persia, el permiso de emigrar a tierra de Yehuda y de nombrar a su albedrío jueces y dirigentes.
A su llegada a Jerusalén, convocó a todo el pueblo ante el Bet Hamikdash, les habló calurosamente y les dio a entender el gran mal que era unirse en casamiento con pueblos no judíos. El pueblo respondió como un solo hombre al llamamiento de EZRA, que con su elocuencia e influencia consiguió volver al pueblo al buen camino. Ezra fundó el gran Tribunal de los 120 Sabios llamado KENESET HAGUEDOLA. Esta gran Junta de Rabinos comentó y explicó la Ley y la enseñó a todo Israel. Ezra hizo copias de las Santas Escrituras e impuso la obligación de leer la Torá en público 3 veces por semana, para que el pueblo se enterara de su contenido.
El objetivo de Ezra apartar a los judíos de los demás pueblos y convertirlos en un pueblo Santo. Ezra transmitió a los Sabios de la Keneset Haguedolá, la Ley Oral recibida de los últimos profetas.

(3) Shimon HaZadik

Hijo de Honio, nació en el año 3585 de la creación del mundo. Fue Cohen Gadol y dirigente de la nación, como así jefe religioso y presidente de la Keneset Haguedolá. En su tiempo dicha Keneset Haguedolá compuesta de 120 miembros, se transformó en SANHEDRIN de 71 miembros.
No existieron en la historia muchas personalidades como Shimon Hazadik. Supo dirigir al pueblo con gran sabiduría no sólo en asuntos religiosos, sino también en sus necesidades materiales. Consiguió construir la gran fortaleza de Jerusalén para proteger a la ciudad contra sus enemigos. También se ocupó de efectuar las reparaciones del Bet Hamikdash. Shimon Hazadik fue un verdadero pastor que amó al pueblo y propagó la enseñanza de la Torá.
En el PIRKE AVOT, Rabi SHIMON HAZADIK cita un gran principio: “El mundo se establece sobre tres pilares: “la Torá, el Servicio Divino y la práctica del bien”. Shimon Hzadik fue el primero de los TANAIM y remitió a sus sucesores la Torá Oral recibida de sus predecesores.

(4) Hilel HaZaken

Sus padres habían emigrado de Eretz Israel a Babilonia y allí nació Hilel que fue por consiguiente llamado Hilel Hababli. Por parte de su madre es descendiente del rey David. Se dedicó a estudiar la Ley y su hermano Sevna le mantenía de su negocio. El Talmud nos relata que a los 40 años emigró de Babilonia a Eretz Israel y se estableció allí. Estudió con los sabios Shemaya y Avtaliyon, fundadores de las primeras Yeshivot en Eretz Israel. Ellos le transmitieron la Ley Oral y al fin de sus días superó en el estudio de la Torá a todos los Sabios de su época. Fue entonces que le nombraron presidente del Sanhedrín. Hilel era célebre por su amor hacia todos los hijos de Israel y su deseo de propagar en ellos la Torá, contrariamente con su colega Shamay, que solo aceptaba discípulos conocidos por su conducta irreprochable. Hilel era de la opinión de enseñar la Torá a cualquier persona, ya que el estudio transforma y purifica al ser humano.
Un paralelismo fue hecho entre Ezra Hasofer y Hilel: fue Ezra Hasofer quien al venir a Israel fortaleció la base de la Torá que se estaba olvidando. Del mismo modo Hilel, en un período en que la Torá se olvidaba de nuevo, vino a Eretz Israel y reanudó su estudio propagándola en todo Israel.
A pesar de que Hilel era una gran personalidad, era humilde y de espíritu muy sencillo; en este mismo sentido recomendaba al pueblo: “Sed de la categoría de los discípulos de Aharón Hacohen, que amaba la paz y la armonía; si es difícil llegar a ella, perseguidla hasta alcanzarla, amada todo ser humano y acercadlo a la Torá.”
Hilel fue dirigente de Israel durante 40 años y murió en el año 3768. Sea su memoria bendita para siempre.

(5) Shamay

Vivió en la época de Hilel Hazaken. Estudió en las Yeshivot de los Sabios Shemaya y Avtalyón. Shamay era muy estricto y temía siempre del pecado; por lo cual era muy riguroso en la aplicación del DIN que preconizaba se hiciera de forma estricta. Amaba mucho a su pueblo, por lo cual ponía mucho ardor para interesarse en la solución de los conflictos, ya fueran de orden nacional o religioso, que existían en su tiempo en el país. Fue nombrado cabecera del Tribunal Sanhedrín (AV BET DIN).
Se comportaba con severidad y furia para con los pecadores, pero con nobleza y dulzura con los rectos. Hilel y Shamay eran amigos sinceros y se amaban como hermanos, pero tenían opiniones diferentes concernientes a la aplicación del DIN en muchas leyes.
Shamay era el más estricto. Se formaron por consiguiente dos tendencias: la escuela de Hilel (BET HILEL) y la escuela de Shamay (BET SHAMAY) que siguieron existiendo mucho tiempo después hasta el período del Sabio Rabi Yohanan Ben Zakay (después de la destrucción del Segundo Templo), cuando la opinión de Bet Hilel fue adoptada por todos los Sabios como Halaja (decisión del DIN).
Shamay insistía que el estudio de la Torá sólo tiene valor si la persona aplica los deberes hacia D’s y hacia los hombres tal como nos enseña la Ley. Ante la duda siempre optaba por prohibir. Era severo y riguroso en todo. Hilel en cambio era más indulgente. Este permitía no decir la verdad y aún mentir si se persigue un fin de armonía. A este respecto el Talmud nos relata una controversia sobre la forma de realizar el deber de alabar a la novia delante del novio con el fin de elevarla en sus ojos. Shamay mantenía que hay que alabarla sin mentir y no decir que es hermosa si no lo es. Hilel consideraba elogioso alabar en cualquier caso a la novia diciendo: Novia hermosa y graciosa! Lo cual Shamay rechazaba, exclamando: “¿Cómo es posible calificar una novia ciega o coja de hermosa, cuando la Torá nos ordena “Te alejarás de la mentira?” Hilel respondía: “Cuando la persona hace una mala compra, acaso no es apropiado valorizársela ante sus ojos para que no se apene, si la compra ya está hecha?”

(6) Rabi Yehuda Hanasi


Nació en el año 3901. Desde su niñez mostró una aptitud excepcional para el estudio. Empezó a aprender de su padre Raban Shimon Ben Gamliel, luego con Rabi Elazar Ben Shamua y Rabi Yaacob Ben Kurshay. Frecuentó también los hogares de muchos otros sabios y así adquirió gran experiencia que le sirvió más adelante en la composición de la MISHNA.
Rabi Yehuda era muy rico y toda su riqueza la empleaba para obras de bien, sin aprovecharla en lo mínimo para su goce material. Por su ciencia y por su riqueza empleada para el bien, atrajo el aprecio y el cariño de todos. Al morir su padre Raban Shimon Ben Gamliel, Rabi Yehuda pasó a ser en su sitio Presidente (NASI) del Sanhedrin y dirigente de la nación.
Rabi Yehuda Hanasí fue un personaje humilde no sólo con los grandes Sabios o con sus colegas, sino también con sus discípulos. Solía decir: “Mucha Torá aprendí de mis profesores, más aún con mis compañeros, pero de mis discípulos más que todos”. Muchas veces durante las discusiones talmúdicas, no vacilaba en dar razón a su interlocutor.
Rabi Yehuda observaba los mandamientos estrictamente y se cuidaba mucho del pecado; en este sentido recomendaba: “Considera tres cosas y no llegarás a cometer pecado: piensa que hay un ojo divino, que todo lo ve; un oído que todo lo escucha y un registro en el cual todos tus actos están escritos.”
La obra magistral de Rabi Yehuda fue la MISHNA que es la redacción de la ley oral resumida en código de ley y dividida en 6 secciones (SEDARIM) escrita en el año 3949: 1) Seder Zeraim, 2) Seder Moed, 3) Seder Nashim, 4) Seder Nezikim, 5) Seder Kodashim, 6) Seder Taharot.
La Mishna, cuya composición se efectuó de acuerdo con los sabios de aquél tiempo, fue acogida por todas las generaciones venideras como una obra preciosa, la obra clásica y la base de la ley oral (TORA SHEBEAL PE), cuya santidad es similar a la de la Biblia y a la cual no se puede ni añadir, ni suprimir, siendo que fue compuesta con inspiración divina.
Rabi Yehuda Hanasí, llamado también Rabenu Hakadosh, vivió 70 años y fue presidente durante 30 años.

(7) Rabi Hiya

Era oriundo de Babilonia, la ciudad de Kapri y descendiente de la familia de Shimi, hermano de rey David. Aún joven emigró a Eretz Israel y estudió en la Yeshivá de Rabi Yehuda Hanasi en la ciudad de Zipori. Con el tiempo engrandeció en conocimiento de la Torá y de discípulo llegó a ser colega de estudio de Rabi Yehuda Hanasi. Gozaba de la estima general y Rabi Yehuda Hanasi decía sobre él: “Grandes son los hechos de Rabi Hiya”. Al mismo tiempo que era un gran sabio de la Torá, se ocupaba de negocios.
Rabi Hiya es el autor de la TOSEFTA, una recopilación de leyes que no fueron incluídas en la obra de la Mishná de Rabi Yehuda Hanasi. Rabi Hiya dedicó toda su vida a enseñar la Torá a los niños de Israel, viajaba constantemente a aquellos poblados en los cuales no existían profesores, a fin de enseñar la Ley.
El Talmud nos relata de qué forma organizaba Rabi Hiya sus actividades: sembraba lino, con el cual formaba redes. En las redes cazaba ciervos, los degollaba, distribuía su carne a huérfanos y del cuero hacía pergaminos en los cuales escribía los cinco libros de la Torá.
En cada población en que no existían profesores, tomaba a cinco niños y enseñaba un libro de la Torá a cada uno. A su vez cada alumno bien preparado tomaba a su cargo otros cinco niños de su población y les enseñaba la Torá. Así la Torá fue propagada a todo Israel.
Rabi Hiya murió después de Rabi Yehudá Hanasí y fue enterrado en Galilea. Conociendo su santidad todo el pueblo venía a rogar ante su tumba.

(8) Rabi Oshaya

Hijo del Sabio Raba bar Bisna, nació en Jerusalén en el año 3830. Fue uno de los primero EMORAIM. Estudió en la Yeshivá de Rabi Yehudá Hanasí y con el tiempo llegó a ser un sabio muy renombrado.
Con la cooperación de Rabi Hiya, hizo una recopilación de todas las leyes que no fueron incluidas en la Mishná y llamadas BARAITOT; son la base del desarrollo del Talmud.
Rabi Oshaiá fundó su Yeshivá en Zipori. Fue un gran orador. Sus DERASHOT (conferencias) figuran de forma esparcida en el Midrash Raba. A una edad avanzada, transfirió Rabi Oshaya su Yeshiva a Kisrin, a la cual afluían discípulos de todas partes del país para aprender la Torá de este gran sabio.
Rabi Oshaya fue llamado por los Sabios “El padre de la Mishná”.

(9) Rav

Su nombre era Aba Arija, pero recibió el título honorífico de RAV. Puede considerarse como uno de los últimos TANAIM y primeros EMORAIM. Descendía de SHIMI, hermano del rey David y era sobrino de Rabi Hiya. Cuando éste se trasladó a Eretz Israel, Rav, que nació en Babilonia, le acompañó, creció en su casa y estudió en la Yeshivá de Rabi Yehuda Hanasi en Zipori. Luego Rav regresó a Babilonia y junto con su colega Shemuel fundó una gran Yeshivá en la cual se pusieron las bases fundamentales del Talmud de Babel, en el año 3979.
Luego Rav se estableció en la población de SURA en la cual fundó su famosa Yeshivá y gracias a él y a su colega Shemuel, Babilonia se transformó en un gran centro del Judaísmo, pudiendo ya prescindir de los Rabanim de Eretz Israel.
Rav y Shemuel se volvieron famosos por su forma de explicar la Mishná y establecer la aplicación de la Halajá. Gran número de discípulos acudían a Rav, aún discípulos del Shemuel.
Rav compuso el SIFRA y el SIFRE, comentarios de los libros VAYIKRA, BAMIDBAR y DEVARIM. La fama de Rav en el estudio de la Torá fue reconocida en todas las comunidades Judías y aún en Eretz Israel le dieron el título de Rosh Hagola: La autoridad Superior de la Diáspora. Su Yeshivá en Sura fue llamada “un pequeño Bet Hamikdash”. En muchas cuestiones existían divergencias de opiniones entre Rav y Shemuel y las últimas autoridades del Talmud fijaron la Halaja según la opinión de Rav en cuestiones de ISUR VEHETER, lo prohibido y lo permitido en leyes puramente religiosas, y según la opinión de Shemuel en referencia al Código Civil, DINE MAMONOT.
Rav tuvo una gran familia y su hijo primogénito fue llamado Rav Hiya. Sin embargo no fue éste quien le reemplazó, sino su discípulo RAV HUNA. Rav murió a edad avanzada en el año 4007.

(10) Shemuel

Nació en el año 3920 en NEHARDEA en Babilonia, hijo de ABA BAR ABA Hacohen, que pertenecía a una familia muy respetable. Desde su niñez dio pruebas de gran inteligencia y desde los primeros días que empezó a estudiar, su maestro quedaba maravillado ante las explicaciones que sólo él deducía. Su padre le transmitió las primeras bases de la Torá y cuando notó sus grandes facultades, le envió a estudiar en NEZIVIM con el Sabio Rabi Yehuda Ben Betera. Después de cierto tiempo regresó a Nehardea y prosiguió sus estudios con el con el sabio Levy ben Sisi y en poco tiempo subió de la categoría de discípulo a colega. Cuando Levy se marchó a Eretz Israel, Shemuel entró en la Yeshivá de Rav Huna, en la cual se especializó en cuestiones aún no solucionadas. Con la muerte de Rav Huna permaneció Shemuel sin maestro y su padre se vio obligado a llevarle a Erez Israel.
En esos tiempos Rabi Yehuda Hanasi era la autoridad suprema. Siendo Shemuel aún muy joven para estudiar con Rabi Yehuda, tomó como Rav a uno de sus discípulos, Rabi Hama Bar Hanina. Shemuel también estudió medicina. Como médico, Shemuel demostró que la raíz de cada enfermedad proviene del aire viciado. Inventó una medicina muy solicitada para enfermedades de ojos. Shemuel era también versado en la astronomía, como él mismo declaraba: “Me son tan claros los senderos del cielo como los senderos de NEHARDEA”. Esta ciencia le valió el título de Shemuel Yarhinaa (experto sobre lo relacionado a la luna). Shemuel regresó con su padre a Babilonia, se encontró allí con el gran Sabio Rav y juntos fundaron grandes Yeshivot. Ambos fueron los primeros EMORAIM de Babilonia. Fundaron las más famosas Yeshivot en Sura y Nehardea. Cientos de discípulos acudían a ellos, sin tener necesidad de perfeccionarse en Eretz Israel. Shemuel fue Rosh Yeshivá en Nehardea sin tener el título de Rav. Era muy humilde. Cuando no conocía un DIN, admitía sin temor: “No conozco este DIN”. Una vez hizo KERIA (desgarrar las vestiduras) por el fallecimiento de un rabino que solo le había explicado un tema de Talmud.
Como mencionamos más arriba, cuando existían divergencias de opiniones entre Rav y Shemuel, las últimas autoridades del Talmud fijaron la Halajá según la opinión de Shemuel en el Código Civil – DINE MAMONOT. Shemuel murió en el año 4017 sin dejar hijos, pero dejó gran número de discípulos que nos transmitieron HALAJOT en su nombre.

(11) Rabi Yohanan ben Napaha

Nació en Zipori en 3940. Al nacer quedó huérfano de padre y madre. Estudió en la Yeshivá de Rabi Yehuda Hanasi. Asistía a las discusiones entre Rav y Rabi Yehuda Hanasí pero era demasiado pequeño para entenderlas. Estudió también con los sabios Rabi Yanay, Rabi Hanina ben Hama y con Rabi Hoshaya. Se convirtió en uno de los más grandes y distinguidos Sabios del Talmud. Fundó su gran Yeshivá en Tiberiades, casi la única de Eretz Israel. Gozó del mérito de vivir mucho y de ver cuatro generaciones de EMORAIM en su Yeshiva. Del mismo modo que Rabi Yehuda Hanasi fue un mensajero divino para darnos la Mishná, Rabi Yohanan fue el mensajero divino para remitirnos el Talmud de Yerushalayim; tal como Rabi Yehuda Hanasi fue la autoridad suprema en su generación, así Rabi Yohanan fue en su tiempo el dirigente de su generación. Al morir Rav y Shemuel, Rabi Yohanan ben Napaha se convirtió en dirigente de la nación, tanto en Eretz Israel como en Babilonia.

(12) Ravina

Se trata del primer RAVINA (RAVINA HAKADMON) ya que hubo un segundo sabio con el mismo nombre de Ravina. Era oriundo de Babilonia, de la quinta generación de EMORAIM, discípulo de RAVA. Desde su juventud adquirió la fama del más grande Sabio de su tiempo. Era colega del sabio Rav Aha hijo de Rava. Este era estricto en la aplicación del DIN; Ravina en cambio, aplicaba el DIN con indulgencia. Era también discípulo y colega de Rav ASHE y juntos llevaron a cabo la magna obra de composición del Talmud Babli. Ravina murió en 4153, 5 años antes de Rav ASHE.

(13) Rav Hashe

Pertenecía a la cuarta generación de EMORAIM de Babilonia. Descendiente de familia de grandes sabios, desde la edad de 20 años, fue escogido como Rosh Yeshivá de Sura. Era al mismo tiempo sabio y rico y de él se dijo que desde Rabenu Hakadosh no hubo otro que gozó del privilegio de poseer Torá y grandeza al mismo tiempo. Permaneció 50 años Rosh Yeshivá de Sura. Al final de su vida, sintió la necesidad de efectuar la gran obra del Talmud. Recogió todas las discusiones y explicaciones de sus predecesores sobre las Mishnayot, Baraitot y Tosaftot, sobre cada tema y sus decisiones, y después de un amplio estudio de todo el material recogido, con los grandes sabios de su generación y en particular con su colega RAVINA, constituyó la obra magistral del TALMUD BABLI, base fundamental de la vida Judía para todas las generaciones venideras. Dos generaciones después de Rav Ashe, los Emoraim de Babilonia continuaron la obra añadiendo a ella material y ampliando su explicación. El Emora RAVINA el segundo, completó el Talmud Babli definitivamente, a cuyo contenido ya no se puede ni añadir ni menguar. A pesar de ser el grande de su generación, Rav Ashe era muy humilde y afirmaba que la persona altanera acaba por ser rebajada. También solía afirmar que si una persona tuvo la intención de hacer una MIZVA y luego un impedimento, se le considera como si la hubiera efectuado. Rav Ashe murió en el año 4158.

(14) Gueonim

Fue el título honorífico dado a los Presidentes de las Academias Judías de Torá en Babilonia, que sucedieron a los SABORAIM. Los Gueonim interpretaron el Talmud y tomaban decisiones en asuntos jurídicos y en asuntos puramente religiosos. El primero de los Gueonim fue Rav Hana de Ushkiya de la Yeshivá de Pumbadita. Durante 449 años se sucedieron en Pumbadita 48 Gueonim hasta el último GAON RAV HAY hasta el año 4798. En la Yeshivá de SURA se sucedieron 36 Gueonim desde el año 4369 hasta 4703.

(15) Rabi Yitzhak Elfasi (rif)

Fue el grande de los sabios Sefaradíes y el primer legislador. Nació en el año 4773, al final del período de los Gueonim. Tenía 25 al morir el Gaon Rav Hay y él mismo fue considerado como Gaon. Fue discípulo del Sabio Rav Nisim Ben Yaacob y del Sabio Rav Hananel Ben Uziel. Rabi Yizhak era oriundo de la ciudad Fez en Marruecos y allí educó a muchos discípulos, el más famoso de los cuales fue Rabi EFRAIM. Vivió en Fez hasta el año 4848 y tenía 75 años cuando estuvo obligado a viajar a España. Primero vivió en Córdoba, luego en Barcelona, hasta su muerte. Entre sus numerosos discípulos de España figura el bien conocido Rabi Yehuda Halevi. La gran fama de Rabi Yizhak Elfasi proviene de su obra maestra de resumen del Talmud en Halajot (Leyes) que es el principio y la base de la literatura de los POSEKIM (legisladores). Su objetivo era doble: extraer del Talmud todo el material de Halajot y resumir el Talmud para facilitar su estudio. Su obra mereció bien el nombre de TALMUD KATAN (pequeño Talmud). Sin embargo, uno de los grandes sabios de su época, Rabi Yizhak Albaliya, criticó esta obra no estando de acuerdo con que se resumiere el Talmud. Antes de morir se arrepintió de su oposición al Rav Elfasi y recomendó a su hijo que rogara en su nombre al Rav Elfasi que fuera como su padre. Este lloró mucho la muerte del Rav Albaliya y tomó en cargo a su hijo hasta que se convirtió en uno de los grandes sabios de su época. Rabi Yizhak Elfasi, murió en 4863 a los 90 años. Sus discípulos Rabi Yehuda Halevi y Rabi Moshe Ben Ezra le elogiaron altamente en sus poemas.

(16) Rabi Nisim Gerundi (HaRan)

Nació en Barcelona en el año 5060. Estudió con su padre Rabi Reuben y también fue discípulo de Rabi Perez Hacohen (KORE HADOROT) personalidad que Rabi Nisim Gerundi mencionaba en sus libros con el título “Mi Maestro y Rabino”. Rabi Nisim fue también un gran doctor en medicina y también era SOFER. Fue famoso por su obra de explicación del Código de Rabi Yizhak Elfasi escrita de forma clara y comprensible. Fue gran POSEK (legislador que expone la decisión del DIN) y su opinión era a veces diferente a la de RASHI y RABENU TAM y a veces a la de RAMBAM. Superó por su ciencia a todos los sabios de su época. Siendo aún joven ya era el gran Rabino de la Yeshivá de Barcelona. Se dirigían a él de todas partes de Europa y aun de Eretz Israel para cuestiones de Halajá, que aclaraba con gran sabiduría. Aparte de sus obras sobre el Talmud, escribió una obra sobre la ciencia de la KABALA. Rabi Nisim Gerundi murió en Barcelona el año 5120.

(17) Rabi Shelomo Yizhaki (Rashi)

Nació en la ciudad de Troie, en Francia, en el año 4800, el mismo año que murió el gran sabio Rabenu Guershon, Maor Hagola. Como dijeron los Sabios “Al ponerse el sol de Rabenu Gershon, salió el sol de Rashi”.
Rashi descendía del Tana Rabi Yohanan Hasandelar que descendía del Rey David. Estudió primero con su padre Rabi Yizhak, luego en la Yeshivá de Rabi Yaacob ben Yakar, uno de los discípulos de Rabenu Guerson, en la ciudad de Vermisa. A los 25 años regresó a su ciudad natal de Troie y pronto fue considerado en todas partes como padre de la Ley Talmúdica. Fue nombrado gran Rabino de la ciudad de Troie sin recibir remuneración. Mantenía a su familia de su profesión de viticultor con el producto de la venta del vino. No tuvo hijos varones sino 3 hijas. Una de ellas era tan versada en el Talmud que cuando su padre estaba enfermo y no podía responder a las preguntas que recibía por escrito sobre el Talmud, ella se las leía y acertaba en la respuesta que había que dar. A la mayor de la hijas Miriam casó con su discípulo Rabi Yehuda Ben Natan, a la segunda, Yojeved, con su discípulo Rabi Meir Ben Shemuel. Ambos fueron sabios de renombre. No nos fue transmitido la personalidad de su tercer yerno. La obra principal de Rashi fue su famosa explicación del Talmud, que es el comentario clásico por excelencia, inseparable del Talmud, por lo cual dijeron que Rashi no sólo nos dio su comentario, sino el Talmud mismo, ya que sin la aclaración de Rashi, éste hubiera permanecido incomprensible. Cada palabra de Rashi tiene su importancia y es como peñasco que no se puede desplazar de su lugar. Rashi fue el gran Maestro de su generación y de todas las generaciones siguientes. No menos famoso es el comentario de Rashi sobre la Torá, que es la explicación clásica principal sobre la Ley escrita. Aquel que no sabe leer el Jumash con la explicación de Rashi es considerado ignorante. Es gracias a luz de la explicación de Rashi que las generaciones de Israel, desde su tiempo hasta hoy en día, son educadas. Bien mereció Rashi el título de Rabi de todo Israel. Murió el 29 de Tamuz 4965, pero su nombre es eterno.

(18) Rabi Menahem ben Shelomo (HaMeiri)

Nació en Francia el año 5009. Estudió con Rabi Reuben Ben Rabi Hayim. Fue un gran sabio y vivió en la ciudad de Perpiñon donde fue nombrado gran Rabino. Correspondía con los grandes sabios de su época discípulos de Rambam y Rashba. HAMEIRI meritó fama por su gran obra BET HABEHIRA, publicada el año 5060, explicación del Talmud – siguiendo el modelo de RAMBAM en su obra MISHNE TORA – escrita en el mismo hebreo claro de la Mishná, sin mezclar las palabras en Arameo del Talmud. No menciona los nombres de los grandes POSEKIM que le precedieron, sino por su calificativo, el RIF por “Guedolé Haposekim”, Rashi – “Guedolé Harabanim o Guedolé Hazorfatim” y Rambam “Guedolé Hamehaberim”.
Hameiri consiguió atraer los corazones de los estudiantes por su obra maravillosa Bet Habehira, que por su presentación especial y su forma de aclarar todos los temas, es considerada como uno de los comentarios más populares del Talmud. Hameiri compuso también otras obras: explicación de Tehilim y de Mishle (parte en lenguaje simple y parte en ideas profundas); Maguen Avot; Kiryat Sefer; Bet Yad; Ohel Moed. Hameiri murió el año 5075 en Perpiñón. Fue uno de los grandes de su época.

(19) Rabi Moshe ben Maimon (Rambam o Maimonides)

Nuestros Sabios afirmaron: “Antes de que desapareciera la luz de Rabenu Tam, el nieto de Rashi, apareció la luz de Rabi Moshe Ben Maimon, hijo de Rabi Maimon el Dayan”, que nació en Córdoba (España) en el año 4895. Desde su niñez prometía ya ser una luminaria en Israel por su memoria extraordinaria y gran capacidad de comprensión, que le valieron la adquisición de muchas ciencias. Aparte de Torá, estudió filosofía y medicina. Estudió con el sabio Rabi Yosef Migash que quedaba maravillado ante la inteligencia de su alumno y preveía: “Este joven está destinado a ser una gran personalidad y de su luz se alumbrarán todos los hijos de Israel desde el oriente al occidente”. Desde su edad de 13 años, empezaron en España grandes persecuciones contra los judíos, y su familia, al mismo que muchos más judíos, fue obligada a huir de ciudad a ciudad al interior de España, sin hallar reposo, siempre en peligro, hasta que huyeron a Marruecos, a la ciudad de Fez. En aquel entonces, Rambam ya tenía 23 años, pero aún en los años de exilio no interrumpió sus estudios, hasta que se tornó en un gran Talmudista. También en Fez empezaron persecuciones en contra de los judíos para obligarles a renegar de su religión. La familia de Rambam estuvo obligada a dejar el país y emigró a Erez Israel en el mes de Iyar 4925. Rambam vivió en Aco cerca de 6 meses y luego emigró a Egipto. Al principio vivió en Alejandría, donde por primera vez tuvo varios años de tranquilidad estudiando Torá día y noche, gracias al apoyo de su hermano David, negociante en piedras preciosas que mantenía a Rambam honorablemente. Ocurrió entonces, la desgracia de la muerte de su hermano David, que le afectó profundamente. Rambam empezó a practicar la medicina para mantener a su hogar y el hogar de su hermano. Los habitantes del Cairo nombraron a Rambam su gran Rabino. En ese tiempo empezó Rambam a escribir su famosa obra YAD HAHAZAKA (o MISHNE TORA), en la cual reunió todas las leyes contenidas en el Talmud y en las explicaciones de los GUEONIM. Siguiendo un plano preparado con la pericia de un arquitecto, construyó la magistral obra que constituye su código de leyes, expuesta en lengua hebrea sencilla, que contiene todos los temas de la halajá, sin las discusiones del Talmud y sin indicación de referencia. Su objetivo fue que la Ley Oral fuese conocida por todo el pueblo. Los grandes sabios de la Ley de todas partes del mundo le expresaron su gran elogio. Hubo, sin embargo, críticas severas de aquellos que no comprendieron la grandeza de Rambam, en particular Rav Shemuel Ben Eli de Bagdad, que atacó la obra y su autor. Rambam fue nombrado médico del Sultán Salahattin en el Cairo, a quien visitaba diariamente es su palacio. Todo su tiempo libre lo dedicaba al estudio de la Ley y a la composición de otras obras, entre las cuales hay que mencionar la obra filosófica MORE NEBUJIM – “La Guía de los Perplejos” – escrita en lengua árabe. En su introducción especifica que esta obra no estaba destinada al pueblo ni a los estudiantes que aún no se perfeccionan, sino a aquellos que ya alcanzaron un nivel de estudios y para los cuales la fe y todas las cualidades que implica son ya una adquisición firme y que por consiguiente ya se pueden profundizar filosóficamente en el pensamiento judío. Rav Shemuel de Bagdad, al ser publicado este libro, multiplicó sus críticas y acusó a Rambam de hereje. Sin embargo, todos los sabios de Francia le expresaron su elogio. En vida de Rambam, el Moré Nebujim fue traducido al hebreo por el Rabino Shemuel Ibn Tibon. Entre otros numerosos libros que escribió Rambam figuran Shemone Perakim y Sefer Hamizvot. Rambam murió en el Cairo el lunes 22 de Tevet 4965 a la edad de 70 años. Antes de morir recomendó a su hijo Abraham que llevará sus restos a Erez Israel. Fue enterrado en Tiberiades. Sobre Rambam fue dicho: “De Moshe Rabenu hasta Moshe Ben Maimon, no hubo otro como Moshe”.

(20) Rabi Moshe ben Yaacob de Kutsi (HaSamag)

Fue uno de los grandes sabios de Francia, de la ciudad de Kutsi, famoso por su libro Sefer Hamizvot. Estudió con el gran Sabio Rabi Yehuda, llamado Sir León de París.
Rabi Moshe fue un gran Talmudista y uno de los que compusieron los TOSAFOT, que es el comentario profundo que acompaña en el Talmud la explicación de Rashi. También escribió un comentario sobre la Torá.
Muchas de sus explicaciones están citadas por Rabi Yehuda Ben Rabi Eliezer en su libro Minhat Yehuda. El también recibió el título de Rabi Moshe Hadarshan.
Rabi Moshe fue un gran orador. En el año 4995 empezó a recorrer comunidades para propagar la palabra de D’s. Llegó hasta España y constató que el judaísmo allí estaba en decadencia, hasta tal punto que muchos judíos se casaban con no judías. Con sus argumentos elocuentes, consiguió hacer retornara a muchos hermanos al buen camino.
Cuando regresó a Francia empezó a ser considerado como uno de los más grandes Sabios de su generación. Rabi Moshe fue uno de los cuatro rabinos convocados por el Rey de Francia Luis 9º para responder a las “acusaciones” contra el Talmud causadas por el padre cura Dunir, que era un judío renegado. A pesar de que los Rabinos respondieron con argumentos acertados, fue sentenciado que el Talmud fuese quemado en plena plaza central de París y su estudio prohibido. Esto ocurrió la víspera de Shabat Perashat Hukat en el año 5000.
Para reemplazar el estudio del Talmud, Rabi Moshe compuso su obra: Sefer Hamizvot – el libro de las mizvot, que explica en detalle cada una de las 613 MIZVOT de la Torá, con todas las Halajot correspondientes, divididas en 2 partes, las 365 MIZVOT LO TAASE (negativas) y las 248 MIZVOT ASE (positivas). Se inspiró mucho de las obras del RAMBAM tanto en el contenido del libro como en el orden que siguió, aunque hay leyes en que opina diferentemente al RAMBAM.
Cada MIZVA está expuesta de forma completa con lo escrito en la Torá, las explicaciones correspondientes del Talmud, de los Gueonim y de los Posekim y en particular de los Sabios de Francia, los Baale Hatosafot.
Rabi Moshe Mikutsi (SAMAG) es considerado como uno de los grandes POSEKIM.
Como todas las obras importantes, su libro reunió muchos comentarios y es de gran utilidad para los estudiantes de la Ley Santa.

(21) Rabi Asher ben Yehiel (HaRosh)


Nació en Alemania en el año 5010. Descendía del Sabio Rabenu Guershon Meor Hagola. Su padre Rabi Yehiel era considerado como uno de los Hasidim entre los Ashkenazim que con profundo amor a la Torá y a su pueblo consiguió inculcar tal apego a sus hijos y a toda su generación. La madre de Rabi Asher murió en KIDUSH HASHEM como una santa, ejecutada por una vil sentencia del gobierno.
Rabi Asher fue uno de los primeros POSEKIM. Estudió primero con su padre Rabi Yehiel, pero su profesor más importante fue Rabi Meir de Rortenberg. Cuando obtuvo la Semija (certificado Rabínico) Rabi Asher fue nombrado miembro del Bet Din de Vermisa y ejercía como juez en presencia de su Rabino. Luego se trasladó a Colonia, donde se casó con la hija de Rabi Shelomo Yudlin.
Ocurrió que las autoridades aprisionaron a Rabi Meir de Rotenberg exigiendo una gran suma de dinero de los judíos para liberarlo. Rabi Asher hizo lo imposible para reunir los fondos, pero fue en vano, pues la suma exigida era muy exagerada. Entretanto Rabi Meir de Rotenberg murió en la cárcel.
Al morir éste, Rabi Asher llegó a ser la mayor autoridad religiosa de Alemania. En aquel tiempo empezaron grandes persecusiones contra judíos en Alemania que obligaron a Rabi Asher y su familia a huir. Se instaló un corto período en Provence en Francia y de allí a Barcelona donde estudió durante 8 años con Rabi Shelomo Ben Aderet. Luego fue llamado a Toledo donde ejerció como Rosh Yeshivá. En la enseñanza del Talmud se rigió según el método de sus maestros que redactaron los TOSAFOT.
Rabi Asher compuso en España su famosa obra PISKE HAROSH, que son todas las Halajot del Talmud que se aplican en nuestro tiempo y que constituyen un resumen del Talmud, parecido al resumen del RIF. De Rabi Asher se inspiraron todos los POSEKIM que le sucedieron.
También compuso libros de moral; entre ellos se debe citar: ORHOT HAYIM y HANHAGOT HAROSH.
Rabi Yosef Karo, autor del Shulhan Aruj, en la introducción de su obra Bet Yosef, establece que tres pilares sostienen la casa de Israel: RIF, RAMBAM y ROSH.
Rabi Asher murió en Toledo en el mes de Heshvan del año 5088.

(22) Rabi Yaacob ben Asher (Baal Haturim)


Fue el tercer hijo de Rabi Asher (HAROSH) . Nació en Alemania el año 5030 y estudió en la Yeshivá de su padre. El año 5063 Rabi Yaacob con toda la familia de su padre fueron obligados a abandonar Alemania y se instalaron en Toledo. Después de la muerte de Rabi Asher, Rabi Yaacob fue nombrado Dayan en una de las Yeshivot de la ciudad. Rabi Yaacob era persona muy religiosa y moralista. En uno de sus discursos declaró: “No confíes ni en tu riqueza, ni en tu inteligencia, ni en persona alguna, sino sólo en el Creador del Mundo. Si te desprecian o si te alaban, que sea el desprecio en tus ojos como una alabanza y la alabanza como un desprecio. Si notas que tu prójimo no se conduce bien, moralízale con dulzura y con sabiduría y no con desprecio, para que te atienda. Habla sólo lo indispensable. Atiende siempre con atención a aquel que es más sabio que tú. Si la persona trabaja arduamente para labrar y sembrar, es con el fin de cosechar el fruto de la tierra. Del mismo modo, todo lo que la persona invierte en asuntos corporales tiene por finalidad hacer existir a su alma. El clímax de todas las acciones diarias es el momento de la oración y la culminación de las acciones de toda la semana, es el día Santo de Shabat.
La gran obra de Rabi Yaacob fue ARBAA TURIM, Código de Leyes que contiene todas las Halajot aplicables hoy en día, contenidas en el Talmud Babli y Yerushalmi, en los escritos de los Gueonim y de los Posekim que le precedieron y en particular de su padre Rabi Asher (ROSH), dividido en cuatro partes (TURIM):
1º parte ORAH HAYIM: oraciones, Berajot, Leyes sobre Shabat, días festivos, etc.
2º parte YORE DEA: lo permitido y lo prohibido en comestibles, etc.
3º parte EBEN HAEZER: leyes conyugales.
4º parte HOSHEN MISHPAT: Código Civil.
Cada ley contiene su referencia, a fin de facilitar el estudio a fondo.
Esta grandiosa obra gozó de una aceptación general de todo el mundo y de numerosos comentarios. Baal Haturim fue considerado como uno de los grandes POSEKIM.
También redactó su comentario BAAL HATURIM explicando la Torá.
Dedicó su vida al estudio, sufrió mucho, pero aceptó los sufrimientos con amor hacia el Creador. Murió en Toledo, en el año 5103 y fue enterrado al lado de su padre.

(23) Rabi Yosef Karo (Maran)


Nació en España en el año 5248. Tenía sólo 4 años de edad cuando tuvo lugar el exilio de España. Después de muchos sufrimientos y peripecias, su familia llegó a Turquía y se radicó en Edirne (Andrianópolis).
Desde pequeño ya tuvo fama por su sabiduría y su rara inteligencia. Fue nombrado Rosh Yeshivá en Edirne. En el año 5299 emigró a Erez Israel y se radicó en Safed. Fue el colega del gran Cabalista Ha’ari (Rabi Yizhak Luria) y de Rav Shelomo Alkabetz (compositor de la poesía LEJA DODI LIKRAT KALA que recitamos a la entrada del SHABAT) y otros sabios cabalistas de su época. El mismo estudió a fondo la Cabalá hasta serun gran cabalista.
Desde la edad de 34 años ya adquirió la fama de un gran sabio Talmudista y POSEK. A esa edad, comenzó su obra BET YOSEF, explicación de los ARBAA TURIM, en la cual analiza cada tema desde su raiz en el Talmud, agregando todo lo que los Posekim anteriores opinaron y explicaron, hasta la decisión de la Halajá. Tardó 32 años en completar su obra que fue comenzada en Edirne y concluída en Safed.
Rabi Yosef recibió su Semijá (diploma rabínico) de los expertos Rabanim de Tierra Santa de los cuales Rabi Yaacob Birav era entonces AV BET DIN. Al morir Rav Birav, fue nombrado Rabi Yosef la mayor autoridad rabínica. La obra BET YOSEF fue acogida con gran cariño por todos los estudiantes de la Ley. Existieron sin embargo, sabios que temieron que el BET YOSEF reemplazaría el estudio del Talmud y éste fue dejado de lado.
Rabi Yosef Karo en su libro Bet Yosef, logró lo que ninguna otra persona realizó desde que fue dada la Ley en el monte de Sinai, o sea de unir al Judaísmo en un Código de Leyes aceptable por todos. Pues hasta entonces, después de la composición del Talmud, existieron diferentes opiniones entre los diversos POSEKIM y debido a los sufrimientos del Galut y a la dispersión, el BET DIN de cada comunidad se rigió de acuerdo a las decisiones del POSEK que parecía más cercano a su espíritu, por lo cual nuestra Santa Ley daba la apariencia de estar dividida en varias Leyes. Gracias a su ardua labor de analizar cada DIN y la opinión de cada POSEK, supo llegar a una decisión definitiva basándose en la mayoría, y en particular en la mayoría de opiniones de los 3 pilares de la Ley: RIF, RAMBAM y ROSH. Rabi Yosef Karo tiene, pues, el mérito eterno de haber unido a toda la Casa de Israel bajo la bandera de una Ley Unica.
Rabi Yosef Karo compuso a continuación el famoso SHULHAN ARUJ que expone todas las decisiones de la Halajá en forma de código de leyes, dividido en las mismas 4 partes que contiene el ARBAA TURIM. El SHULHAN ARUJ fue recibido por todo Israel como el Código de Ley definitivo para todas las generaciones.
Rabi Yosef Karo falleció en Safed a al edad de 87 años. De su cuerpo débil y abatido, expiró su magna y preciosa alma en el año 5335.

(24) Rabi Moshe Iserles (Muram)


Nació en el año 5285 en Cracovia, Polonia. Era hijo de Rabi Yisrael, gran Rabino de esa ciudad, de familia de sabios y la vez afortunados.
Estudió con el famoso sabio de su época, Rabi Shalom Shahna y desde su juventud adquirió mucha sabiduría, debido a su gran inteligencia. Su nombre fue conocido pronto en todo Europa y recibía de todas partes preguntas sobre la forma de aplicar el DIN.
Correspondía con Rabi Yosef Karo hasta que se tornaron en íntimos amigos.
Rabi Moshe fue muy activo. Su gran ideal era de propagar la Ley en Israel. Fundó una gran Yeshivá a la cual acudían discípulos de Polonia y de otros países que él mantenía con sus propios medios. Fue también AV BET DIN de su ciudad.
Paralelamente a la obra de BET YOSEF de Rabi Yosef Karo, él compuso DARKE MOSHE. Su obra más famosa es el RAMA que es un apéndice al SHULHAN ARUJ representando leyes sobre temas que Rabi Yosef Karo no mencionó y en particular costumbres de las comunidades Ashekenazitas. Aparte de su pericia en Halajá, era también sabio en Filosofía y Cabalá. Sus teorías de filosofía Judaica están resumidas en su libro TORAT HAGOLA.
Entre los numerosos libros que compuso el Sabio Iserles, podemos citar: TORAT HATAT (Leyes de Isur y Heter), MEIR HAYIM (comentario profundo de Meguilat Esther) y muchos comentarios sobre el Talmud, Midrashim y Zohar que no fueron publicados.
Rabi Moshe Iserles falleció el 33 de OMER del año 5333.

(25) Rabi Mordejai Yafe (Lebush)


Nació en Praga en el año 5290. Estudió en las Yeshivot de Polonia con los famosos Sabios Rabi Shelomo Luria (RASHAL) y Rabi Moshe Iserles (RAMA).
Cuando regresó a Praga fundó una Yeshivá que atrajo a muchos discípulos. En aquellos tiempos se intensificaron las acusaciones y persecuciones contra los judíos, lo que obligó a Rabi Mordejai a abandonar el país y emigrar a Italia donde vivió cerca de 10 años y pudo perfeccionarse en la ciencia de la Cabalá, así como en astronomía y matemáticas.
En el año 5332, fue nombrado gran Rabino de Oronda; luego se trasladó a Lublin donde ejerció el puesto de gran Rabino de la Yeshivá de esa población. Fue designado uno de los representantes rabínicos en el comité de las cuatro ciudades (que reunía 2 veces a los grandes rabinos y presidentes de las cuatro comunidades con el fin de discutir y solucionar cuestiones religiosas).
En el año 5352 Rabi Mordejai fue nombrado gran Rabino de Praga. Redactó su obra LEBUSH dividida en 10 tomos con decisiones de Halajá después de explicar las diferencias de opiniones entre POSEKIM.
A pesar de que el LEBUSH fue muy bien acogido en todo el mundo, ya se había generalizado la aceptación definitiva del Shulhan Aruj y las demás obras de Halajá fueron relegadas a segundo plano.
Rabi Mordejai dedicó toda su vida al servicio del público tanto en asuntos puramente religiosos como sociales. Falleció el 3 de Adar 2, del año 5372.

(26) Rabi Yehoshua Falk HaCohen (Sama)


Fue discípulo de los famosos Sabios Rabi Moshe Iserles (RAMA) y Rabi Shelomo Luria (RASHAL). Muy pronto se convirtió él mismo en un gran erudito.
Su esposa, la Sra Bila, mujer de gran talento, que sabía estudiar los Posekim a fondo, sugirió 2 nuevos DINIM que dividieron a los grandes POSEKIM contemporáneos. Por una parte Rabi Abraham Gumbiner (MAGUEN ABRAHAM) desautorizaba la aplicación de esos 2 dinim y por otra parte Rabi Yehezkel Landau (NODA BIHUDA) y Rabi Moshe Sofer (HATAM SOFER) apoyaban su aplicación. Rabi Yehoshua Falk Hacohen fundó su gran Yeshivá con los fondos de su suegro, Rabi Yisrael, uno de los notables bienhechores de su ciudad, que con su generosidad permitió a Rabi Yehoshua atraer a muchos discípulos a dedicarse al estudio.
En esos tiempos se formó una tendencia entre los estudiantes de consultar directamente el Shulhan Aruj para aplicar el DIN sin el estudio del TUR, Shulhan Aruj y Bet Yosef para conocer el origen del DIN, por lo cual ocurrían errores en la interpretación y aplicación de la Halajá. Rabi Yehoshua sintió la necesidad de redactar su libro SEFER MEIRAT ENAYIM (SAMA) que se divide en 4 partes:
1º parte: explicación de las leyes del TUR y sus orígenes.
2º parte: pruebas para apoyar sus explicaciones.
3º parte: explicaciones sobre el libro DARKE MOSHE de Rav Iserles.
Estas 3 primeras partes fueron nombradas BET YISRAEL.
4º parte: (y más importante) SEFER MEIRAT ENAYIM, contiene una amplia explicación sobre el SHULHAN ARUJ.
Esta obra hizo merecer a Rabi Yehoshua la categoría de uno de los más grandes POSEKIM. También compuso un estudio sobre el Talmud y un comentario sobre Cabalá y Moral Judía. Estos escritos no fueron publicados sino que fueron quemados en un gran incendio que ocurrió en la ciudad de Lemberg (Lvov).
Rabi Yehoshua Falk Hacohen falleció el 19 de Nisan del año 5374.

(27) Rabi Shabetai HaCohen (Shaj)


Nació en el año 5382 en la ciudad de Vilna. Su padre, Rabi Meir, era el gran Rabino de la ciudad. Con él cursó sus primeros estudios y pronto adquirió amplios conocimientos del Talmud. Al notar su rara inteligencia, su padre le envió a Tiktin para aprender con el gran Sabio Rabi Yehoshua, autor del libro Maguiné Shelomó. Luego, junto con su Rabino, se trasladó a Cracovia (Polonia) donde estudió con grandes sabios. En poco tiempo él mismo fue un gran sabio en todos los ramos de la Torá.
El nieto de Rabi Moshe Iserles (RAMA), Rabi Volf, le dio a su hija por mujer y le procuró todo lo necesario para que se dedicara toda su vida exclusivamente al estudio de la Ley. Siendo aún joven, empezaron grandes persecuciones de judíos en Polonia y Lituania. En los años 5400-5409 los enemigos de Israel destruyeron comunidades enteras. También en Vilna, donde vivía Rabi Shabetay, los judíos sufrieron mucho. Durante la revolución de los Cosacos del año 5415 (el 23 de Tamuz), cuando el cruel Hemelniski y su armada bloquearon la ciudad, Rabi Shabetay se vio obligado a huir a pie a Lublin; de Lublin tuvo que huir a Praga y de Praga se trasladó a Draznitz donde lo nombraron rabino de la ciudad.
Rabi Shabetay falleció a temprana edad; no obstante, logró escribir grandes obras en cantidad y en calidad, publicadas en parte durante su vida. A edad de 24 años ya publicó su primer libro SIFTE COHEN sobre el Shulhan Aruj, Yore Dea, explicando y decidiendo entre las ideas contradictorias de Rabi Yosef Karo y Rabi Moshe Iserles y esforzándose en lo posible de acercar ambas opiniones. El SIFTE COHEN (SHAJ) es una explicación clásica muy valiosa del Shulhan Aruj, escrita en estilo simple y bien ordenada. También escribió el libro NEKUDOT HAKESEF sobre el TURE ZAHAV. Más adelante, compuso un mismo comentario SIFTE COHEN sobre las secciones Hoshen Mishpat y Eben Haezer del Shulhan Aruj, como así también un comentario llamado HEAROJ sobre el TUR Yore Dea, el libro POEL ZEDEK que explica las 613 MIZVOT resumidas. También escribió un libro de historia Meguilat EFA relatando las persecuciones de los judíos en Polonia y Lituania. Rabi Shabetay Hacohen (SHAJ) falleció el mes de Adar del año 5423 a la edad de 42 años.

(28) Rabi David Halevi (Ture Zahav)

Nació en la ciudad de Ludmir en el año 5346. Durante su niñez estudió con su hermano Rabi Yizhak, rabino de la ciudad. David, a la edad de 7 años, ya sabía a fondo parte del Talmud (Baba Kama, Baba Mezia, Baba Batra) y todos quedaban maravillados ante su excepcional inteligencia. Luego el Sabio Rabi Yoel Sirkes, autor del libro BAYIT HADASH que era entonces gran Rabino en Brisk, escogió a Rabi David como yerno, para contraer matrimonio con su sabia hija, Rivka. Continuó estudiando con su suegro llegando a ser un gran Sabio. Fundó su Yeshivá en Cracovia. En el año 5378 fue nombrado gran Rabino de Potelisia (cerca de Galicia). Más adelante pasó a la ciudad de Posen, donde sirvió como gran rabino durante casi 20 años. En 5401 regresó a su ciudad natal y fundó su gran Yeshivá a la cual acudían discípulos de todas partes. Durante la sublevación de los Cosacos y las persecuciones que sufrieron los judíos, Rabi David se vio obligado a huir de ciudad en ciudad. Cuando la situación se calmó, regresó a Polonia y ejerció de gran Rabino de Lvov (Lemberg). Fue uno de los delegados al Comité de los cuatro países. La fama de Rabi David alcanzó todas partes. Aún su suegro Rabi Yoel (autor de Bayit Hadash), que era uno de los grandes de su generación, una vez, al tener que fallar sobre una cuestión complicada concerniente a cierto casamiento, antes de dar la repuesta definitiva, la sometió a Rabi David para su aprobación. También Rabi YAACOV Yehoshua Falk (autor del Pené Yehoshua) afirmaba que en cualquier circunstancia la Halajá debe fijarse de según la opinión de Rabi David, de cuya luz nos alumbramos y que entre los Aharonim no hay mayor que él. Escribió el valioso comentario sobre las cuatro partes del Shulhan Aruj, llamado TURE ZAHAV siendo el más importante y clásico, el comentario sobre Yoré Dea. Falleció el 26 de Shevat de 5427.

(29) Rabi Abraham Gumbiner (Maguen Abraham)

Nació en el añó 5397 en la ciudad de Gumbin en Polonia. A los 18 años, en 5415 tuvo la desgracia de ver con sus propios ojos cómo los cosacos asesinaron a sus padres. El consiguió huir a la ciudad de Lisa y aprendió Torá con el gran Rabino de ésa, Rabi Yaacob Gumbiner. Después de con seguir un gran nivel de estudios, Rabi Abraham se trasladó a la ciudad de Kalish donde fue nombrado Gran Rabino de la Yeshivá. A pesar de que su vida transcurrió con sufrimientos, desgracias y mucha pobreza, Rabi Abraham consiguió escribir su gran obra MAGUEN ABRAHAM, explicando el Shulhan Aruj, sección ORAH HAYIM. Con su gran pericia del Talmud y de la Halajá, consiguió exponer de forma simple y clara su comentario considerado como uno de los más clásicos. Su libro fue acogido con cariño por todo Israel; en cada ciudad se formaron grupos para estudiar el Shulhan Aruj, Orah Hayim con Maguén Abraham. Rabi Abraham compuso también muchos otros libros, con mención especial de su comentario sobre el Yalkut Shimoni, llamado Zayit Raanan.

(30) Rabi Eliyahu de Vilna (HaGra)

Nació el primer día de Pesah del año 5480. Era descendiente de una gran familia de Sabios y grandes de la Torá. Aún niño, dio signos de inteligencia prodigiosa. Según se relata, a la edad de 7 años subió a la tribuna de una gran Kehilá y pronunció un sermón que maravilló a toda la congregación y cuando cumplió 10 años ya no se encontraba profesor y Rabino que pudiera enseñarle Torá; por lo tanto, estudiaba solo y consiguió penetrar en los más profundos rincones de nuestra Santa Ley. Sus padres le casaron a edad muy joven y se dedicó día y noche al estudio con santidad y pureza mental. Nunca aceptó un puesto de gran Rabino o de Rosh Yeshiva. Para que no lo molestaran, cerraba aún durante el día las ventanas de su cuarto y a la luz de la vela estudiaba Torá con la máxima concentración, envuelto con el Talet y coronado con los Tefilin. No aprovechó nada de las comodidades materiales de este mundo. Apenas dormía media hora en la noche y para que no sucumbiera al sueño, no calentaba su cuarto en las noches frías de invierno. Nunca caminaba siquiera 4 pasos sin estudiar Torá y sin tener los Tefilin puestos. Compuso 54 libros. Los más importantes son: ADERET ELIYAHU, comentario del Humash; un muy valioso comentario sobre las 4 partes del Shuljan Aruj, varios libros de Cabalá y explicación del Zohar. También escribió obras de astronomía, aritmética y álgebra. En los últimos años de su vida, a pesar de su debilidad, no quiso ser tratado por médicos. Durante su grave enfermedad llamó al MAGUID MIDUBNOW cuyas famosas y atractivas parábolas le aliviaban como la mejor cura. El día de su muerte, se levantó de su cama y, como era Sucot, pronunció la berajá del Lulav. Unos momentos antes de morir, reunió los ZIZYOT en su mano y exclamó: “Qué difícil es separarse de este mundo, en el cual existen tan valiosas ganancias, ya que sólo cumpliendo la MIZVA tan fácil del ZIZIT, la persona justa y recta puede contemplar el esplendor divino de la SHEJINA”. Falleció el 19 de Tishri del año 5558 a la edad de 78 años.

(31) Rabi Yisrael Meir HaCohen (Hafez Hayim)

Nació en el año 5596. Fue un personaje de gran valor y gran moralista. No quiso aceptar el puesto de Rabino. Era un gran orador, humilde y sencillo. Recorría comunidades de ciudad en ciudad para despertar al pueblo a la Teshuva. Escribió libros que se volvieron famosos (cerca de 40 libros). Entre los más conocidos: HAFEZ HAYIM, tratado de leyes y moral concerniente a la mala lengua y la divulgación. AHAVAT HESSED sobre el bien y la beneficencia. SHEMIRAT OLAM sobre la importancia de SHABAT. Su obra más importante fue la MISHNA BERURA, la mejor explicación que existe hoy en día sobre el Shulhan Aruj, Orah Hayim, el libro de HALAJA más popular. También escribió comentando todas las Perashiyot del año. Falleció el 24 de Elul 5694.

(32) Rabi Seneor Zalman Miladi

Fue el fundador de la secta de HASIDIM llamada HABAD. Nació en Ladi en Rusia el 18 de Elul de 5505. Estudió con el Gaón Rabi Yisajar Dov llamado también MAGUID MILUBAVITCH. A edad de 12 años, su Rav, Rabi Yisajar Dov, avisó a su padre que el joven no tenía más necesidad de profesor y podía aprender sólo. A la edad de Bar Mizvá era conocido como un sabio. Todos lo rabinos quedaban maravillados ante su inteligencia excepcional. A la edad de 18 años ya era versado en el Talmud entero y en todos los Posekim. También hizo estudios profundos de Cabalá. A la edad de 30 años fue a aprender con el Maguid de Mezrits la ciencia del fundador del Hasidismo, el Sabio Baal Shem Tov, por 12 años. Cuando el dirigente de los Hasidim de Rusia, Rabi Menahem Mendel, emigró a Israel, fue reemplazado por Rabi Seneor Zalman. En el año 5556, los Rabanim de aquellos tiempos, pensando que el Hasidismo podría ser un gran peligro para el Judaísmo tradicional, escribieron a las autoridades en contra de los HASIDIM, lo que causó el encarcelamiento de Rav Seneor Zalman. El 19 de Kislev de 5557 fue puesto en libertad por el Zar Paulo 1º. Esa fecha es festejada cada año por sus HASIDIM. Rabi Seneor fundó una gran Yeshivá en Ladi para enseñar a la juventud la Ley del Hasidismo. Fue un buen dirigente y organizador. Introdujo cambios en el rito de oración Ashkenazi y fundó el rito HASIDIM basado en las costumbres del Rav Ari. Compuso un nuevo Shulhan Aruj en 5 partes con las costumbres de los Hasidim. Trabajó muchos años en la preparación de ésta obra que empezó durante su estadía cerca del Rav Maguid de Mezrits. Los Judíos europeos que conservaron la costumbre Ashkenazí inicial fueron llamados MITNAGUEDIM (oponentes a los HASIDIM). Rabi Seneor Zalman redactó también otros libros de gran valor. El más famoso es el SEFER HATANIA, libro de base fundamental de toda la literatura hasídica, que ejerció gran influencia y atrajo a miles de estudiantes a la doctrina del Hasidismo. Entre otras obras importantes: TORA OR, LIKUDE TORA, BIRURE HAZOHAR, LIKUTE HAMAYIM, IGUERET TESHUVA.
Rabi Seneor Zalman falleció el 24 de Tevet 5573 a la edad de 68 años.

(33) Rabi Abraham Dantzig (Haye Adam, Jojmat Adam)

Nació en la ciudad de Dantzig, en el año 5508. Era nieto del Sabio Rabi Shemuel, autor del libro NEHAMOT ZION. A la edad de 14 años fue a estudiar a Praga con los sabios Rabi Yeheskel Landau y Rabi Yosef Liberman. A la edad de 18 años ya tenía diploma de rabino y se radicó en Vilna. Se ocupaba de negocios y de vez en cuando salía de viaje fuera de la ciudad. En uno de los negocios perdió toda su fortuna y contra su voluntad tomó el puesto de Dayan de Vilna. Permaneció en este puesto hasta el fin de su vida. Fue el autor de dos libros de gran valor: HAYE ADAM, sobre Orah Hayim, y HOJMAT ADAM, sobre Yoré Dea. También es autor del libro llamado SHAARE ZEDEK. Su objetivo en estos libros era ofrecer de forma clara y simple una guía popular de Halajá para aquellas personas que no tienen el tiempo de profundizarse en los estudios hasta la aplicación del DIN. También introdujo temas de moral para despertar los corazones hacia la Torá. Sus libros fueron muy bien acogidos en todo el mundo. Murió en Vilna el 4 de Tishri del año 5581.

(34) Rabi Shelomo Gantzfrid (Kitzur Shuljan Aruj)

Nació en Hungría en el año 5564. Su padre era uno de los grandes eruditos de su generación. Aún siendo niño prometía ser un gran personaje. Estudió con el Sabio Rabi Rirsch Harif, gran Rabino de Hungría. Se perfeccionó en la Torá escrita y en todos los ramos de la Torá Oral. Penetró todas las particularidades de la Halajá, lo que le permitió compilar libros de gran valor para la aplicación del DIN. Se ocupaba de negocios y se sustentaba de su producto. A la edad de 30 años escribió su primer libro llamado KESET sobre leyes de TEFILIN y MEZUZOT. En 5598 publicó el libro DEREJ HAHAYIM, TORAT HAZEBAH, leyes sobre SHEHITA y BEDIKA. Rabi Shelomo no deseaba ocupar puesto de dirigente, pero bajo la presión de su maestro Rabi Zevi Hirsch Heller, aceptó ser gran Rabino de toda Hungría. En aquellos tiempos publicó su libro LEHEM VESIMLA, sobre leyes de NIDA y MIKVAOT. El más famoso de sus libros fue su libro KIZUR SHULHAN ARUJ, resumen del SHULHAN ARUJ que tuvo un grandísimo éxito. La primera edición apareció en el año 5624 y desde entonces se publicaron millares y millares de ejemplares. Este es el libro de Halajá más popular y sirve de guía de toda casa de Israel. Falleció el 26 de Tamuz 5646 a al edad de 82 años.

(35) Rabi Yehiel Mijal Halevi Epstein (Aruj Hashuljan)

Nació el 20 de Shevat 5589 en la ciudad de Bubraisk. En la parte fronteriza entre Rusia y Polonia el estudio de la Torá florecía en esos tiempos, con gran número de Yeshivot y muchos Talmidé Hajamim. Desde chico, Yehiel demostró muchas aptitudes y gran sabiduría. Tenía un gran amor al estudio de las Halajot, al cual se dedicó, siendo un gran POSEK. Como su padre, no quiso aprovecharse de la honra de la Torá por medio de ningún puesto, sino que se ocupaba de negocios y dedicaba todo su tiempo libre al estudio de la Ley. Era muy caricativo. Se casó con la hija del gran personaje Rabenu Yaacob Berlin, padre de NEZIV de Volojin. Su mujer se encargó del negocio y él estudiaba la Torá día y noche, pero no tuvieron éxito en el negocio y perdieron todo su dinero. Contra su voluntad, aceptó el puesto de gran Rabino de la ciudad de Novardok, puesto que desempeñó hasta su muerte. Sobre su famosa obra de Halajá, ARUJ HASHULHAN, se puede decir que es después del SHULHAN ARUJ, la exposición más clara de la Halajá con el origen de cada DIN, todo formulado como el nombre del libro, en mesa preparada. Rabí Yehiel respondió a todas las preguntas de Halajá, sea sobre ISUR VEHETER (lo prohibido y permitido en leyes comestibles) sea de ISHUT (leyes matrimoniales), sea de DINE MAMONOT (codigo civil). También escribió el libro OR LAYESHARIM comentando sobre el libro SEFER HAYASHAR de Rabenu Tam.
Rabí Yehiel Halevi murió el 22 de Adar II del año 5668. Hasta su último día fue un manantial de ciencia y mantuvo toda su lucidez de espiritu.

(36) El “Rambán” Rabí Moshé ben Najmán (Najmánides) (1195-1270)

Las comunidades judías del norte de Francia pasaban por una triste situación y ésta se extendió rápidamente hacia el sur, hasta propagarse incluso a España, tierra de gran cultura y estudios judíos en el Siglo XII.
Una vez más, sin embargo, el pueblo judío contó con una insigne personalidad que luchó por su causa y defendió su fe frente a los cruentos ataques perpetrados en su contra. Esta gran personalidad fue Rabí Moshé ben Najmán Gerondi, conocido también con el acróstico nombre Rambán (no confundir con Rambam, Rabí Moshé ben Maimón o Maimónides), y para todo el mundo no-judío con el nombre de Najmánides. Se lo llamaba Gerondi por su ciudad natal, Geronda, en España (Cataluña a orillas de río Ter), donde nació de una familia noble de renombrados y prominentes talmudistas, en el año 1195. El joven Moshé demostró tener talentos inusuales desde muy temprana edad. Su principal maestro de Talmud fue Rabí Iehudá ben Iakar, y estudio la Cabalá con Rabí Ezra y Rabí Azríel.
Como estudiante fue brillante, y su aplicación, su refinado carácter, y su bondad, le valieron su fama mas allá de los limites de su propia comunidad.
A la edad de 16 años dominaba ya el Talmud con todos sus comentarios, y escribió un comentario-defensa llamado Miljamot HaShem –”Batalla de Di-s”-, sobre el comentario de Rabí Itzjak Alfasi –conocido también como el Rif-, a quien defendía, respondiendo a los planteos de Rabí Zerájia HaLeví en su obra Sefer HaMaor –”Libro de la Luz”-. Ambos comentarios se encuentran impresos en la mayoría de los volúmenes del Talmud que incluyen el comentario de Rabí Itzjak Alfasi, el Rif. Rabí Moshé deseaba evitar que su manutención proviniera de sus conocimientos de la Torá, por lo que comenzó a practicar la medicina en su ciudad natal. Sin embargo, simultáneamente, era el Rabino de la comunidad de Gerona, y posteriormente se transformo en el Superior Rabino de toda la provincia de Cataluña. Durante muchos años Najmánides residió en su ciudad natal, manteniéndose mediante su profesión, la medicina, a la par que dedicaba la mayor parte de su tiempo al estudio del Talmud y la Cabalá. Sobre el primero escribió numerosos comentarios. Sin embargo, su apacible vida sufrió, cuando tenía sesenta años, un brusco cambio. Un judío apostata, disfrazado de católico devoto, Paulis Cristiani, desafió a los judíos a una disputa religiosa. El debate debía realizarse en Barcelona, y para lograr la presencia del Rabino de Gerona, Rambán, este apostata indujo a Jaime I de Aragón (“El Conquistador” 1208-1276) a que lo hiciera llamar, por lo que, contra su voluntad, Rabí Moshé se vio obligado a viajar hasta la Corte Real de Barcelona. Para participar del debate impuso una condición: lo haría solo si se le concedía la mas amplia libertad de expresión, en todo sentido garantizado por el rey en persona. Habiendo conseguido el consentimiento real, el debate entre Rambán y Paulis y sus Frailes Domínicos (una orden religiosa católica fundada por S. Domingo en 1216, y que jugó un papel de suma importancia en la Inquisición) y por el otro venerable Rabí de Gerona, en representación de los judíos. Rambán destruyó fácilmente todos los argumentos de Paulis y sus frailes, probando, efectivamente, que los judíos tenían derecho a mantener sus propias creencias y fe. La disputa duró cuatro días y la brillante defensa de Rambán fue demasiado para sus adversarios. Tan abrumados y perdidos estaban, que ahora, en lugar de proseguir el debate, esperaban con ansiedad que éste llegara a su fin lo antes posible. El rey quedó tan impresionado por la sabiduría, erudición y elocuencia de Rabí Moshé, que en el Shabat siguiente, para sorpresa de todos, lo visitó en su propia sinagoga. En una audiencia de despedida, a la cual el rey invitó especialmente a Rambán, lo elogió públicamente y le entregó un rico presente como muestra de su respeto y admiración.
Tal como ocurriera en el caso de la disputa que sostuviera Rabí Iejíel de París en el año 1240, los enemigos de Israel pretendieron haber logrado la victoria en el debate y mediante su maliciosa propaganda extendieron esa tergiversada noticia a través de toda España. Indignado, Rambán publicó el verdadero relato del debate y, para darle veracidad oficial, hizo ratificar su texto por el monarca. Sin embargo, a pesar de que Rambán no publicara nada que no hubiera sido expresado en el debate, con la anuencia del rey, fue procesado por los influyentes frailes Domínicos, y condenado posteriormente al exilio, por “blasfemias”. A la edad de 72 años, Rambán tuvo que alejarse de su querida comunidad, de su famosa Ieshivá –Casa de Estudios-, de sus amigos, y de su tierra natal. Emprendió viaje hacia la Tierra de Israel, esperando encontrar allí la paz y tranquilidad que tanto ansiaba. Para su desazón, encontró a la Tierra Santa sumida en la desolación. Las comunidades judías eran pocas y estaban esparcidas. Tanto los jóvenes como los ancianos eran pobres e ignorantes en todo lo que hacía a su religión. Sin demora Rambán se abocó a la difícil tarea de elevar el nivel de los judíos tanto en el plano material como espiritual. Reorganizó las comunidades, construyó escuelas, dio conferencias e impartió enseñanza, dándole un nuevo aspecto a las viejas Sinagogas. Fue en esta época de su vida que Rabí Moshé escribió su comentario a la Torá y sus demás obras, de las cuales envió copias a su tierra natal. También se le atribuye haber enviado una copia del Zohar –fundamento del estudio de la Cabalá- a España, transformándose, de esta manera, en el primero en introducir este santo libro en las tierras del oeste. Rambán falleció a la edad de 75 años y fue enterrado en Jaifa, cerca de la tumba de quien llevara una vida muy similar a la suya, Rabí Iejíel de París.


(37) Rabí Abraham Ibn Ezra (1086?-1161?)

Rabí Abraham ben Meír Ibn Ezra, el célebre comentarista de la Torá, poeta y pensador, que integraba el grupo de los Baalei HaTosafot, nació en Toledo, España, aproximadamente en el año 1086. Fue contemporáneo del célebre poeta Rabí Iehudá HaLeví (1074 – 1141) e incluso vivió en la misma ciudad, Toledo. Rabí Abraham, una de las mentes más brillantes de su generación, se destacó en las disciplinas más diversas: fue un ilustre Sabio de la Torá, poeta y filósofo, matemático, astrónomo y médico, y se hizo famoso por sus conocimientos lingüísticos y dominio de la gramática. Incluso escribió libros sobre todas estas disciplinas. La primer mitad de su vida la pasó en diferentes ciudades españolas. La España de entonces estaba dividida entre árabes y cristianos, e incluso la ciudad misma de Toledo, dominada por los árabes desde el año 712, volvió a dominio cristiano recién en el año 1085. Los reyes católicos mostraban simpatía hacia los judíos, estimulándolos a abandonar la parte árabe de España para establecerse en ciudades bajo su gobierno. En contraposición, el sector árabe de España estaba regido por los fanáticos Almohades, provenientes del norte de Africa, que mortificaban a judíos y cristianos por igual. Esta situación hizo que Toledo se convirtiera en un importante centro para los refugiados judíos. La vida comunitaria florecía y prosperaba. Además de Rabí Iehudá HaLeví y Rabí Abraham Ibn Ezra, en la Toledo de entonces vivieron Rabí Abraham ben David (el Raavad “El Primero”, no confundir con el otro Raavad, Rabí Abraham ben David de Posquires, al sur de Francia (1125-1198), que tan famoso se hizo por sus críticas al Mishné Torá de Maimónides-), Rabí Iehudá Aljarizi, y otros. Algunos judíos obtuvieron cargos de suma importancia tanto en la vida comercial como en la Corte. No obstante, la situación de los judíos no prometía seguridad por mucho tiempo, y de tanto en tanto estallaban disturbios y pogroms de los que tomaba parte la población no-judía. Durante estos años Rabí Abraham sufrió gran pobreza y no lograba ganar lo suficiente para mantener a su familia. En el año 1138 tomó la vara del caminante y abandonó la ciudad en compañía de su hijo, Itzjak. Desde entonces fue deambulando de ciudad en ciudad y de país en país. La segunda mitad de su vida transcurrió en medio de constantes viajes. Cruzó todo el Africa del Norte, hizo un pequeño alto en Kairouán, llegó a Egipto, y de allí a Eretz Israel. Luego prosiguió a Babilonia (la Irak de hoy), donde durante un tiempo vivió en Bagdad. Allí dejó a su hijo Itzjak en manos de un rico judío con quien había trabado amistad, y él mismo salió nuevamente al camino. Al llegar a Italia, Rabí Abraham permaneció durante un tiempo en su capital, Roma. Allí publicó su primera obra, el comentario a Neviím y Ketuvím, así como un libro de sintaxis bajo el nombre de Moznáim. Luego de unos años en Roma, Rabí Abraham visitó también otras ciudades italianas, como Salerno, Mantua y Luca. Estando en esta última ciudad cayó presa de una grave enfermedad y formuló una promesa: si Di-s lo ayudaba a recuperarse, se comprometía a elaborar un comentario sobre todo el Jumash -Pentateuco. Este comentario fue concluido en el año 1155, e impreso por primera vez en Nápoles en 1488, y con el texto de la Torá en Constantinopla en 1522.
Tras terminar su comentario a la Torá abandonó Italia y se estableció en la provincia de Provenza en la costa mediterránea Francesa. Este lugar era por aquel entonces un centro de vida y sabiduría judaica, y los más grandes sabios de la judería de España y Alemania se reunían allí para intercambiar opiniones y discurrir cuestiones de la problemática halájica. Rabí Abraham se estableció en la ciudad de Benders, cuyos habitantes lo recibieron con grandes honores. Al igual que en cada lugar donde Rabí Abraham llegaba, se reunían a su alrededor numerosos alumnos. Mantenía lazos epistolares con Rabeinu Iaacov Tam, nieto de Rashi, que en esa época era uno de los Sabios de la Torá de mayor renombre. Ambos se honraban mutuamente, e incluso Rabí Abraham llegó a componer un cariñoso poema especialmente dedicado en honor a su amigo, con las siguientes palabras: “El rostro de Rabí Iaacov como el sol alumbró su hijo es Meír, y a la tierra alumbró (meír)”. A pesar de su avanzada edad, Rabí Abraham Ibn Ezra no podía permanecer demasiado tiempo en un mismo lugar. En esta oportunidad encaminó sus pasos hacia Londres, donde compuso su gran obra filosófica, Iesod Morá. El mismo atestigua que inició su composición en el mes de Tamuz y la concluyó en el de Av, es decir, ¡en cuatro semanas! En Londres Rabí Abraham también compuso su célebre Igueret HaShabat. Aquí podría llevar en paz y serenidad sus últimos años, pero su corazón lo empujó de regreso a su tierra natal, España, tras estar en Londres tres años.
Inmediatamente luego falleció en una pequeña ciudad entre Navarra y Aragón, a la edad de 75 años. Sobre su muerte los poetas de la época dijeron: “Y Abraham tenía 75 años al salir del furor del mundo”, parafraseando el versículo bíblico que se inicia con las mismas palabras pero que concluye con “…de Jarán”. Como se dijera antes, Rabí Abraham se destacó en numerosas esferas. Es considerado uno de los más insignes poetas del pueblo judío de la Edad Media. Su lenguaje y estilo rico en expresiones no es inferior –y a criterio de algunos es incluso superior- al de Rabí Iehudá HaLeví. Pero en tanto que Rabí Iehudá HaLeví compuso principalmente poemas de éxtasis, llenos de amor y añoranza al pueblo de Israel, a Eretz Israel, y a la Redención del pueblo y de la tierra, la poesía de Rabí Abraham Ibn Ezra abarcaba más facetas, incluyendo poemas de pensamiento y ética, acertijos y parábolas, e incluso poesías de contenido satírico. Una de sus poesías de contenido ético que se conoce se titula Ben Adamá, incluida en muchas ediciones del Sidur. Esta poesía comienza con las palabras:

“El ser de la tierra al nacer debe recordar que en el momento final a quien lo hizo nacer ha de retomar”.
En este poema Rabí Abraham le habla al hombre como “ser de la tierra”, sobre quien recae recordar permanentemente que a fin de cuentas a la tierra retornará. Razona acerca del vacío de la vida terrenal, la vida física y concluye:
“Dichoso el hombre que como peregrino y habitante no hay en su corazón idea ni pensar mas su alma y su recompensa al final ha de estar”.
Ibn Ezra también compuso acertijos, parábolas, y canciones de carácter incisivo, que divirtieron mucho a los de su generación. Rabí Iehudá HaLeví, mayor que él doce años, tenía en alta estima a su joven colega. Se cuenta que en cierta ocasión compuso un poema siguiendo el orden del abecedario hebreo, y al llegar a la letra reish no encontró una palabra adecuada para concluir la frase de forma que siguiera la idea que quería expresar. Abandonó la poesía sin concluir y posteriormente la encontró terminada de una manera que lo satisfizo plenamente. Sorprendido, exclamó Rabí Iehudá HaLeví: “¡Aquí sucedió una de dos cosas: la labor la terminó un ángel, o Rabí Abraham Ibn Ezra … !” Como se mencionara, Rabí Abraham se destacó entre otras cosas en las áreas de la Lengua Santa. Incluso compuso algunos libros con reglas para el aprendizaje del idioma, que facilitaron sobremanera el estudio del Tanaj, hasta entonces patrimonio de unos pocos. Además, Rabí Abraham escribió libros sobre astronomía y matemáticas. Pero su más importante creación, sin lugar a dudas, es su comentario a la Torá, donde explica los conceptos dentro de su sentido literal. Maimónides alabó mucho el comentario de Rabí Abraham, y en una carta a su hijo -también llamado Rabí Abraham, Naguid de los judíos de Egipto (1186-1237, escribió un comentario a la Torá en árabe), le aconsejó que profundizara en los comentarios de Ibn Ezra así como en sus demás obras. Rabí Abraham compuso la mayoría de sus obras precisamente durante sus años de viaje; aparentemente revisó su comentario a la Torá varias veces por cuanto una versión más reducida -quizás anterior – sobre el libro de éxodo (Perush HaKatzar) se publicó en Praga en 1848, y otras versiones de manuscritos se publicaron en Londres en 1877 y en Shtersberg en 1894 (Jiluféi Guirsaot). En los Jumashím que también traen otros comentarios, además del de Rashi está impreso también el de Ibn Ezra, y hasta el día de hoy resulta de suma utilidad para la comprensión de muchos pasajes.

(38) El “Rom” Rabí Eliahu Mizraji (1448-1526)

Rabí Eliahu Mizraji goza de especial estima y renombre entre todos aquellos que desean profundizar en los comentarios de Rashi a la Torá. Otro de los que comentan y explican las palabras de Rashi, el Siftéi Jajamím –”Labios de los Sabios”- de Rabí Shabtai ben losef Streimer Meshorer Bass (1641-1715, era jazán en Praga), y que se halla impreso en la mayoría de los Jumashím -se publicó por primera vez en Francfort sobre el Meno en 1712-, transcribe a menudo interpretaciones procedentes del libro de Rabí Eliahu Mizraji -generalmente mencionado con las iniciales hebreas de su nombre: Rabí Eliahu Mizraji, ROM-, haciéndose estudio riguroso aun para el comentario y entendimiento más elemental de las palabras de Rashi.
Rabí Eliahu nació en Constantinopla en el año 1448. En su tierra natal fue alumno de Rabí Eliahu HaLeví y de Rabí Iehudá Mintz de Padua (Italia).
Posteriormente fue requerido para ocupar el puesto de Rav HaRashí -Autoridad Rabínica Suprema- de su ciudad natal, pero antes fue director de una gran Ieshivá. Tenía una gran cantidad de alumnos, a quienes enseñaba el Talmud y la Halajá –Legislación Judía-. A determinados alumnos, además, les impartía instrucción en el campo de las matemáticas, álgebra y astronomía, pues consideraba que para estos alumnos selectos ello era imprescindible para una mejor interiorización de los diversos aspectos del Talmud. En aquel entonces el cargo de Rav HaRashí era ocupado por el famoso Gaón Rabí Moshé Kofsali, hombre de carácter muy humilde y apartado totalmente de todos los placeres terrenales. Ayunaba con gran asiduidad, y solía dormir sobre el piso. No obstante, ejercía sus funciones en el Rabinato con suma severidad y rigidez.
El Gaón gozaba de gran renombre en las esferas gubernamentales, siendo el representante judío ante el Sultán y responsable del pago de los impuestos. Para distribuir las obligaciones impositivas, Rabí Moshé solía recargar las que correspondían a los más acaudalados, obligándolos a contribuir con donaciones para los pobres y para mantener los diversos establecimientos educacionales. Todo ello le fue creando a Rabí Moshé una gran cantidad de enemigos que deseaban librarse de él a cualquier precio.
Cuando la situación se tornó insostenible, los enemigos de Rabí Moshé se dirigieron a Mantova (Mantua, Lombardía, al norte de Italia, que la familia Gonzaga, que asumiera el poder en 1328, convirtió en uno de los principales centros del Renacimiento), para presentar sus quejas, no siempre con argumentos verídicos, ante Rabí Iosef Colón, Rav HaRashí de aquella localidad. Rabí Iosef Colón era de por sí un celoso guardián de la comunidad, de modo que no es de extrañar que diera crédito a las calumniosas palabras de los judíos visitantes, sin llevar a cabo ningún tipo de investigación a fin de constatar la veracidad de tales acusaciones.
Inmediatamente dirigió una nota a la comunidad judía de Constantinopla, en la cual exigía la deposición del Rabino en funciones y la pronta elección de un sustituto competente que ocupara su cargo. Cuando la nota llegó a manos de la comunidad, ésta se dividió en dos bandos en conflicto, del cual tomarían parte, luego, los más grandes Rabinos de la ciudad. Rabí Eliahu Mizraji se disponía a intervenir para salvaguardar el honor de Rabí Moshé Kofsali, a pesar de que sabía que en el caso de que éste fuera depuesto de su cargo, las riendas y responsabilidades de la comunidad recaerían en sus manos, como sustituto. El sería electo como el nuevo Rav HaRashí.
Pidiendo el consejo de su maestro, Rabí Iehudá Mintz de Padua, éste le indicó que no interviniera. Ante la insistencia de su alumno, volvió a repetir su consejo hasta que Rabí Eliahu atendió a la indicación de su maestro.
Posteriormente Rabí Iosef Colón comprendió que las acusaciones que le habían hecho sospechar de la conducta de Rabí Moshé, Kofsali habían sido falsas, y que, la persecución que éste último había padecido era totalmente equívoca, y rápidamente, envió a su hijo, Rabí Peretz, para pedir perdón a Rabí Moshé. En el año 1485, mientras ocupaba el cargo de Rabino Jefe de la comunidad judía de Constantinopla, falleció Rabí Kofsali y Rabí Eliahu fue invitado a asumir las responsabilidades del Superior Rabinato de Turquía, sitial que aceptó y ocupó hasta el último día de su vida. Junto con la conducción espiritual de las comunidades que se hallaban bajo su cuidado, debía a ello sumársela la representación oficial judía ante el Sultán, junto a -lehavdil- un brujo árabe y un patriarca grecocristiano.
Esa participación conjunta en el Consejo, frente al Sultán, fue posteriormente anulada tras el fallecimiento de Rabí Eliahu, ante un petitorio especial de la comunidad judía, presentado por Rabí Meshúlam, yerno de Rabí Eliahu. La obra principal de Rabí Eliahu es el Sefer Mizraji, un profundo comentario sobre la exégesis de Rashi al Pentateuco. Como es sabido, Rashi delinea, en diferentes puntos de su comentario, las pautas que le sirven de guía metodológica; se haría muy extenso transcribirlas aquí. Libros enteros se ocupan de ello. Sin embargo, gran cantidad de ellas se extraen tras un minucioso examen interno, sin que las mismas estén explícitamente expresadas. Debido a ello, los demás comentaristas que se ocupan del Pshat -la exégesis literal- al igual que Rashi, en diversas oportunidades cuestionan el fundamento de uno u otro de sus comentarios, exponiendo uno nuevo para el mismo caso. Entre este tipo de comentaristas encontramos a Rambán (Najmánides). Rabí Eliahu, en su Sefer Mizraji, responde a todas las preguntas formuladas por los demás comentaristas y aclara asimismo todas los párrafos en que la comprensión del texto de Rashi se hace difícil. Este libro fue editado inmediatamente después del fallecimiento de Rabí Eliahu, por su hijo Rabí Israel, en Venecia en el año 1527. Sin embargo, la labor literario-religiosa de Rabí Eliahu no se limitó al comentario, sino que trascendió al plano legal de la Halajá a través de numerosas Sheelot uTeshuvot -Respuestas halájicas- además de tratados de astronomía y matemáticas. Sus obras tuvieron amplia repercusión en todas las comunidades judías y sobre ellas mismas se han escrito numerosos libros. Rabí Eliahu fue considerado una de las eminencias rabínicas más grandes de su época y, en adición a ello, Constantinopla se convirtió en uno de los centros judaicos principales, especialmente tras la trágica expulsión de los judíos de España en 1492. Siguiendo los pasos de su predecesor, Rabí Moshé Kofsali, Rabí Eliahu puso especial énfasis en la asistencia a los exilados de diferentes países, para brindarles asilo y protección en Turquía.
Muchos de los judíos que lograron huir de España, salvándose de las crueles garras de la Inquisición, y que, estando en un país libre, volvieron abiertamente a profesar su verdadera fe pudiendo cumplir fielmente los mandamientos de la Torá, hallaron en Rabí Eliahu un verdadero y dedicado conductor, quien los ayudó abnegadamente tanto en sus necesidades físicas como en las espirituales.

(39) El “Radak” Rabí David Kimji (1157-1236)

Rabí David, el famoso exégeta bíblico, provenía de una familia aristocrática y altamente distinguida que enriqueció mucho nuestra literatura talmúdica y bíblica. Tan grande era la influencia y fama de éste en el círculo rabínico, que la gente solía decir “Im ein kemaj, ein Torá”, -parafraseando una máxima mishnaica que textualmente significa: “si no hay harina -alimentos- no hay Torá” con la intención de “Si no hay familia Kimji, no hay Torá”.
El padre de Rabí David, Rabí Iosef ben Itzjak Kimji, vivía originariamente en el sur de España. Sus escritos gramaticales sobre el Lashón Hakodesh (la Santa Lengua, el hebreo) le dieron una fama inusual. Posteriormente, el cruel dominio ejercido sobre la población judía por parte del Sultán Almudi obligó a Rabí Iosef a emigrar, hasta que finalmente llegó a Narbona, al sur de Francia, donde fijó su residencia definitiva. Los Almohades, una dinastía morisca dominante en el norte de Africa y el sur de España, alcanzaron la cumbre del poder en los siglos XII y XIII. En el año 1146 comenzaron una campaña cuyo objetivo era imponer la fe del Islam sobre todos los pueblos dominados. Eran musulmanes fanáticos y por ello recurrieron a los métodos más crueles. Incendiaban y destruían templos e iglesias, obligando a judíos y gentiles a convertirse al islamismo o emigrar. Rabí Moshé ben Maimón, el Rambam, o Maimónides y su familia también estaban entre aquellos que debieron empacar y emigrar, abandonando España alrededor del año 1150.
En el año del nacimiento de Rabí David (posteriormente conocido como el Radak, abreviatura de su nombre y apellido, Rabí David (Kimji) o sea en el año 1157, las persecuciones contra la sufrida comunidad judía arreciaron. Ese mismo año fueron robadas del Santuario Musulmán de La Meca unas piedras preciosas de gran valor, que ellos suponían además sagradas. Por supuesto, los judíos fueron culpados del robo y se vieron obligados a sufrir tormentos inenarrables. A causa de estos trágicos sucesos, Rabí Iosef partió con su familia, abandonando España en dirección a Francia. Llevaba consigo la gran tradición del estudio español del Talmud, la lengua y el pensamiento hebreo, que habían dado a la comunidad española la “Edad de Oro” durante tantos años. Cuando David cumplió 10 años falleció Rabí Iosef, su padre. Su hermano mayor, Rabí Moshé Kimji, quien también fue famoso por su sabiduría e instrucción, asumió la responsabilidad de educar a su hermano menor, Rabí David. Pronto éste demostró poseer aptitudes especiales y una inteligencia prodigiosa, alcanzando los grados más altos en todos los niveles de sus estudios sagrados. Rápidamente adquirió renombre como uno de los más grande sabios de la época, aun en ambientes no-judíos. Al igual que su padre, también el joven Rabí David obtenía su sustento de la enseñanza del Talmud. Pronto escribió un libro, llamado Majlúl, una enciclopedia gramatical hebrea. Este libro fue particularmente útil a los sabios no-judíos, entre ellos al humanista alemán Johann Reuchlin (1455-1522), un adepto al estudio del Talmud. Su libro Rudimenta Hebraica (1506) fue la primera gramática hebrea escrita por un cristiano. Cuando un judío converso, Johann Pfefferkorn, abogó por la destrucción de todos los libros hebreos, Reuchlin sugirió en cambio que sólo fueran suprimidos aquellos que calumniaban al cristianismo; también pidió que se requiriera a los judíos la provisión de libros para las universidades, debiéndose instaurar dos cátedras de cultura hebrea en cada una de las universidades alemanas. Reuchlin resultó victorioso en la polémica que tuvo lugar entre los humanistas, que lo apoyaban, y los clericales que apoyaban a Pfefferkorn. Rabí David dedicó gran parte de sus escritos a esclarecer temas del judaísmo y de este modo defenderlo de los ataques de los sacerdotes cristianos. Estos mismos escritos fueron utilizados por los letrados judíos en las disputas entre judíos y cristianos. Un lugar preponderante lo ocupa su comentario al Tanaj. De sus comentarios sobre la Torá tan sólo ha llegado hasta nosotros el del libro de Bereshit (Génesis). La mayoría de sus comentarios alcanzaron casi la misma popularidad que los escritos de Rabí Shlomó Itzjaki (conocido como Rashi). En realidad, la semejanza entre estos dos comentarios es grande, pues ambos basan sus textos en la acepción simple y textual, el Pshat, haciendo uso, en numerosas oportunidades, de conocimientos gramaticales. En ellos también reside la diferencia con la exégesis de Najmánides, Rabí Moshé ben Najmán, quien basa sus comentarios no sólo en el Pshat sino también en la profunda Cabalá. Su comentario al Pentateuco fue traducido al latín y se popularizó en el mundo no-judío, influenciando las posteriores traducciones de la Biblia, aun la versión inglesa protestante más famosa, la del rey Jaime, publicada por primera vez en 1611. Además del nombrado Majlúl, Rabí David escribió también Teshuvot LaNotzrím (“Respuestas a los cristianos”) refutando todas las objeciones de los teólogos cristianos contra el judaísmo. También escribió Et Sofrím –”Pluma de Escribas”- sobre las leyes de la escritura de la Torá. Habiéndose abierto una polémica respecto a los libros del Rambam, especialmente en relación a su obra filosófica, el Moré Nevujím (La “Guía de los Perplejos”), Rabí David partió para España a fin de apoyar la defensa de los mismos, pero enfermó en el camino, en la ciudad de Avila (en el centro de España), viéndose obligado a regresar inmediatamente. Falleció en el año 1236, a la edad de 75 años.

(40) El “Ralbag” Rabí Leví ben Guershón (1288-1344)

En una de las tormentosas épocas en que se desataron terribles tragedias sobre las otrora grandes comunidades judías de Francia, vivía en la parte sur del país uno de los sabios y filósofos más grandes y célebres, Rabí Leví Ben Guershón, más conocido por la abreviatura de su nombre Ralbag.
Reinaba en Francia en aquel entonces, el cruel monarca Felipe IV (“el Hermoso”, 1268 – 1314 a quien luego sucedió Felipe V, que si bien suprimió las persecuciones fanáticas de los judíos en 1321, confiscó sus propiedades), quien constantemente se encontraba en pie de guerra con sus vecinos. Como resultado de las inmensas expensas producidas por la incesante belicosidad, sus arcas quedaron totalmente vacías. Para volver a llenar su tesoro decretó que todos los judíos fueran expulsados de Francia, pasando sus posesiones a poder de la corona. Fue un fatídico 4 de Av, mes ya célebre por calamidades anteriores, en el año 1306, cuando se desencadenó sobre la pobre comunidad judía esta catástrofe. Rabí Leví tenía en aquel entonces tan sólo 18 años de edad. Sin embargo, Rabí Leví tuvo la buena suerte de haber nacido en Bagnols, una pequeña ciudad al sur de Francia, antaño una posesión española, ya que ésta no pertenecía al monarca sino al Papa. De este modo, Rabí Leví había quedado excluido de la mayor parte de los sufrimientos que aquejaban a sus hermanos, aunque lloró en muchas de sus obras su desgracia existencia, quejándose de la falta de comprensión y la ignorancia de un mundo que permitía que tantas crueldades fueran perpetradas contra un inocente e indefenso pueblo.
Desde ese momento, Rabí Leví se dedicó a extender la luz del conocimiento entre sus hermanos, y a promover la tolerancia de los demás pueblos hacia ellos. Descendiente de una gran familia –su abuelo materno había sido el gran Najmánides- Rabí Leví ocupaba un lugar altamente activo en la vida comunitaria y se contaba entre los líderes de la vida judía local.
Desde muy temprana edad demostró una capacidad extraordinaria. No sólo dominó el profundo mundo del Talmud, cuyos senderos eran para él tan conocidos como los que conducían a su propia casa, sino que a los treinta años ya era un médico de amplia reputación, siendo su atención requerida por las cortes sureñas de Francia. Conjuntamente, había profundizado en las demás ciencias naturales conocidas en aquellos días. Su conocimiento era tan vasto que diferentes teorías astronómicas, aceptadas como leyes hasta aquel entonces, sucumbieron cuando él demostró su nulidad. Escribió un tratado en el cual corregía y criticaba fallas en el sistema Ptolomeico, y de esta manera anticipó y facilitó la labor de otros grandes científicos de épocas posteriores. No sólo sobresalió en el campo de la astronomía teórica, sino que incluso inventó un instrumento que permitía a los demás estudiosos observar y estudiar el mecanismo y los movimientos de las estrellas y los planetas. Su libro, en el que describía su teoría general sobre la astronomía y su invención, causaron tal sensación entre sus contemporáneos, que el Papa Clemente VI (1291-1352; Papa desde 1342, mantuvo una espléndida corte en Aviñón y se opuso al antisemitismo), quien también se interesaba mucho en las ciencias, lo hizo traducir al latín.
Como Magister Leo Hebraeus, Rabí Leví ben Guershón, también llamado Guershónides, figuró entre las autoridades de la última parte de la Edad Media en materia de astronomía. Su espíritu inventiva lo llevó a otro invento más. El fue el precursor de la cámara fotográfica. Produjo un modelo de “cámara oscura”, que anticipaba en cinco siglos los principales rasgos de la cámara moderna. Las matemáticas y el estudio de la naturaleza eran otros campos de la ciencia que él dominaba perfectamente. No es de extrañar, entonces, que haya sido considerado como uno de los sabios más grandes de su época. Pero, por supuesto, Rabí Leví ben Guershón ocupaba uno de los más altos lugares entre los filósofos judíos, luego de Maimónides. Escribió numerosos comentarios sobre las obras filosóficas de Averroes (un filósofo moro que en su estudio de Aristóteles trató con la religión, sosteniendo que la religión es de conciliar la filosofía una expresión simbólica de la verdad filosófica. 1126-1198). Sin embargo, su trabajo más importante es su obra titulada Miljamot HaShem -“Las batallas del Señor”-. En ésta, Rabí Leví continúa los pasos dados por Maimónides para reconciliar la religión y la filosofía, principalmente en la escuela del pensamiento aristotélico. A pesar de la fiel adherencia de Rabí Leví hacia las tradiciones leyes de la religión judía, sus obras filosóficas fueron miradas con cierto recelo por parte de las demás autoridades rabínicas. La naturaleza profundamente religiosa de Ralbag se pone de manifiesto en sus grandes comentarios al Jumash -Pentateuco-, parte de los Neviím -Profetas – y a las Escrituras –Hagiógrafos, los Ketuvím. Dichos comentarios lo han hecho merecedor de la profunda estima que perdura hasta hoy en día entre los que profundizan el estudio del Tanaj.
Esto se debe no sólo al contenido de sus comentarios, sino también al hermoso estilo hebreo que utiliza para expresar claramente sus pensamientos filosóficos. El intenso conocimiento talmúdico de Ralbag, adquirido tras infatigables y numerosos años de estudio, se evidencia en sus comentarios. De sus mencionados comentarios, la parte ética fue compilada y publicada separadamente bajo el nombre de Toaliot -“Beneficios”-, o en la categoría de los trabajos de mayor aceptación popular entrando en la categoría de los trabajos de mayor aceptación popular sobre ética judía que datan de la Edad Media. Menos conocido que su comentario al Tanaj es aquel a la Mishná, llamado Iesod HaMishná -“Fundamento de la Mishná”-, en el que se vislumbra una nueva faceta de Rabí Leví ben Guershón, su inmenso conocimiento de la Halajá, la ley judía. Además, su pluma produjo poemas, especialmente canciones tristes, en las cuales lamenta las persecuciones sufridas por sus hermanos en la Francia monárquica.
Dichas persecuciones parecían no tener fin alguno. Luego de la terrible expulsión de los judíos por el Rey Felipe IV, las antes florecientes comunidades judías nunca se recobraron íntegramente. Aun a pesar de la invitación del Rey Luis X (“el Pendenciero”, 1289-1316, reinó sólo dos años, de 1314 a 1316) de retornar a Francia, unos nueve años más tarde.
Felipe V (“el Largo”), su sucesor, también trató de persuadir a las masas judías para que volvieran a asentarse en su territorio, pero los enemigos de los judíos, quienes gozaban de gran influencia ante la Iglesia y la Corte, continuaban hostigándoles sin tregua. Por aquel entonces una nueva catástrofe azotó a los judíos franceses. Se trataba, esta vez, de la “Rebelión del Pastor”. Un pastor ignorante comenzó a relatar cuentos sobre una cierta “misión celestial” que le encomendaba llevar a cabo una cruzada contra los árabes. Reunió un ejercito de 40.000 hombres y comenzó su “santa cruzada”… masacrando a los indefensos judíos. Unas 120 florecientes comunidades fueron totalmente saqueadas y destruidas por estas hordas fanáticas de “pastores”. El corazón de Rabí Leví sangraba profusamente ante la desdichada suerte de sus queridos hermanos. En vista de la gran influencia que poseía, entabló contacto con la corte Papal de Aviñón, y sumando su amistad con otros nobles, trató de persuadir a la corte que tomase bajo su tutela y protección a los miles de refugiados judíos que fueron lo suficientemente afortunados como para escapar a la ola de sangrientas masacres que barrió a toda Francia, destruyendo un centro judío tras otro. El constante sufrimiento de sus hermanos terminó minando la salud de Rabí Leví ben Guershón, quien falleció en el año 1344, a la temprana edad de 56 años

 

Nissim Behar

Libros relacionados

El Rambam, La vida de Rabbi Moshe ben Maimón

Cuentos y Biografías


Antología del Baal Shem Tov. 3 Tomos

Filosofía Jasídica Cuentos y Biografías


Antología del Jasidismo y Sabios Judíos

Filosofía Jasídica, Cuentos y Biografías


La Cábala y los Sabios Judíos

Kabalá y Misticismo

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top