Conectándose
Autoconocimiento
Crecimiento Espiritual
+100%-

Pasión y Compromiso

Extraído de Mantenga el objetivo. Editorial Perspectivas

Nuestros pensamientos alimentan nuestra pasión y nos proveen del coraje para luchar por nuestros objetivos. A pesar de que puede parecer difícil apasionarse por el trabajo, se puede. La pasión es una elección. Puede apasionarse más por lo que hace cuando se concentra en las posibilidades que encierra y en las contribuciones que usted puede hacer.

Decídase a sobresalir. Decídase a superar las probabilidades. La emoción, la determinación y el compromiso marchan juntos. Despiértese cada mañana con pasión por lo que va a hacer.

Con paciencia, creatividad, humildad, persistencia y plegaria usted podrá amar su trabajo. ¿Le gusta la emoción de crear cosas de la nada y verlas desarrollarse? ¿Le gusta hacer feliz a la gente? ¿Le gusta brindar un servicio específico? A medida que hace estas cosas cada día, saboree la oportunidad de hacer las cosas que más le gustan.
Uno de los beneficios de disfrutar de su trabajo es la buena salud: tendrá menos resfríos, menos dolores de cabeza y menos indigestión. Además, lo más probable es que duerma mejor por la noche y se despierte con energías.
Con certeza se encontrará con muchos desafíos en el transcurso de su jornada laboral, pero si ve cada desafío como caído del cielo para ayudarlo a crecer y a aprender, no lo frustrará ni disgustará. “De acuerdo a la dificultad, es la recompensa” (Avot 5:23).

Comprométase a aprender de los muchos modelos de conducta de la Torá y el Talmud. Con estas grandes personas como guías, alimentará su pasión por el trabajo y su amor por Hashem y por la gente.

Uno de nuestros más grandes modelos de conducta es Rabí Akiba, que comenzó a dedicarse al estudio de Torá a los cuarenta años y, con el tiempo, se convirtió en el sabio más importante de su generación. ¿Qué pasos dio para convertirse en lo que fue? En Pirké Avot (3:18), tenemos una lista de algunos de los dichos que solía decir con frecuencia. Tal vez, estos son los que lo inspiraron y motivaron para alcanzar niveles tan grandes:

  • “Cuán bienamado es el hombre, que fue creado a imagen de Hashem”.
  • “Cuán bienamados son [los hijos de] Israel, que son llamados hijos de Hashem”.
  • “Cuán bienamados son [los hijos de] Israel, a quienes les fue dado Su utensilio más valioso [la Torá].

Use el ejemplo de Rabí Akiba a fin de que le sirva de estímulo para convertirse en la mejor persona que pueda ser. Sea usted mismo, pero sea un usted mejor. Sepa quién es usted y cuáles son sus fuerzas y habilidades. Es capaz de hacer cosas que otras personas consideran imposible, si confía en que Hashem lo ayudará a triunfar y sigue rezándole con esperanza y confianza.

Desarrolle un sentido de urgencia por su misión en este mundo. No se preocupe por lo que no es; concéntrese en lo que es. Es una creación única, dotada de una mezcla de talentos, capacidades, sueños y potencial. Se nos enseña: “Todo individuo está obligado a decir: ‘Hashem creó el mundo para mí'” (Sanhedrín 37a). ¡Concéntrese en este pensamiento, y tendrá éxito!

Moshe Goldberger

Libros relacionados

Mantenga el objetivo

Autoayuda




Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top