Estudiando
10.Vaihakel-Pekudei
El Libro de Shemot (Exodo)
+100%-

Maor Hashabat: La esencia del descanso

Editado por Maor Hashabat, de la comunidad Ahabat Ajim, Lanus, Argentina. Editor responsable:Eliahu Saiegh

Lo Tebaarú Esh Bejol Moshebótejem Beyom Hashabat (Shemot 35, 3)
No encenderéis fuego en todos vuestros asentamientos en el día de Shabat…

Cuentan de Rabí Ierujam Leivovich, Mashguiaj de la Ieshibá de Mir, que hasta tal punto se transformaba en Shabat, que los jóvenes que ingresaban a la Ieshibá, al llegar el día Sagrado, preguntaban quien era ese Rab que estaba ocupando el lugar de Rab Ierujam.

Los alumnos mayores debían explicarles que no se trataba de otro Rab, sino que era él mismo, solo que en Shabat se veía distinto, hasta tal punto su rostro irradiaba alegría y Kedushá de Shabat, que se hacía difícil reconocerlo.
Tan a menudo se repetía esta situación, que los estudiantes decidieron nombrar a un joven, para que se encargue de explicar a los recién llegados, cada Shabat, que quien estaba sentado en el lugar de Rab Ierujam, era él mismo.
Algo similar sucedía con Rab Jaim Shernovich, autor del libro Siduró Shel Shabat.

En una ocasión, decidió tomar unos días de descanso, para lo cual se trasladó a la ciudad de Sfat, en compañía de algunos de sus alumnos, y alquiló varias habitaciones a un árabe, quien disfrutaba del saludo de este Rab tan especial cuando entraba o salía de su propiedad.

Al llegar el primer Shabat, al volver Rab Jaim del Bet Hakneset del Ari Hakadosh, y pretendiendo, naturalmente, entrar a su habitación, el árabe se le cruzó en el camino impidiéndole el ingreso:
-Shuaada?! Quién eres?!
-Soy yo, tu inquilino. Le respondió Rab Jaim al incrédulo propietario.
No poco esfuerzo les costó a los alumnos de Rab Jaim explicarle y convencer al árabe que se trataba de Rab Jaim Shernovich en persona, solo que en Shabat se veía distinto, iluminado por la Santidad del Shabat, y por eso a quien no lo conocía bien le costaba reconocerlo.

Dice el Pasuk que Hashem terminó de crear el mundo en el día séptimo.
Qué significa esto? Si todos sabemos que Hashem creó el mundo en seis días y en el séptimo descansó.
Rashí explica que faltaba algo para completar la Creación del mundo, y este algo era el descanso, que fue creado en el día séptimo.

De aquí aprendemos que cuando hablamos del descanso de Shabat, no estamos hablando de algo pasivo, sino que se trata de algo activo-positivo, ya que desde el momento que estamos creando, se trata de algo que existe, porque no es posible crear ausencia.
Vale decir, que el descanso no es recostarse sin hacer nada, sino que es un acto espiritualmente activo.

Tan alto es el valor de este descanso, que representa una continua provocación contra el instinto negativo, quien invierte todas sus fuerzas para ganar esta guerra, batalla tras batalla, especialmente en la víspera de Shabat, creando discusiones y peleas, tropiezos, retrasos, demorando la entrega de la tintorería, esperando hasta el último minuto para alertarnos que no tenemos aceite suficiente para el encendido de las velas…etc.

Pregunta el Jidá, Rabí Jaim Iosef David Azulay ZZ»L, Por qué, justamente allí, nos enfrenta el Ietzer Hará, y nos hace tropezar con nervios e intranquilidad? Para que ingresemos en Shabat con peleas y discusiones, ya que su máxima aspiración es evitar que lo hagamos en paz y con tranquilidad, logrando de esta manera hacernos perder la elevada categoría del Shabat.
Si observamos donde el Satán pone su mayor empeño, podemos entender que es allí donde tenemos que invertir todas nuestras fuerzas para asegurar la paz y la armonía.

Dice el Zohar, sobre el Pasuk Lo Tebaarú Esh Bejol Moshebótejem Beyom Hashabat
No encenderéis fuego en todos vuestros asentamientos en el día de Shabat…
Esto hace referencia al fuego de la furia, del que debemos cuidarnos, evitando los nervios y el enojo.
Cada persona debe recibir sobre sí mismo no enojarse antes de ingresar en Shabat, pase lo que pase.
Sabemos que los nervios están prohibidos en todo momento, estos destruyen familias todo el año, ya que la mayor causa de ruptura de familias es el enojo, debemos tener especial cuidado en la víspera de Shabat, momento en el que debemos estar tranquilos para alcanzar el verdadero descanso.

Para poder llegar a la categoría de estos Rabanim y provocar en nosotros un cambio que nos permita alcanzar esta elevación espiritual, debemos tocar las teclas adecuadas para lograr el efecto esperado.
Es necesario estudiar las reglas concernientes al cuidado del Shabat, no alcanza con preparar un espectacular Cholent o un delicioso Mahuude, si bien es cierto que tenemos que tener placer en Shabat, debemos comprender su esencia, y disfrutar de un descanso cuya raíz es espiritualidad.

Es muy importante prepararnos con tiempo, programando nuestras actividades para recibirlo temprano y no chocarnos contra él. Grandes Rabanim se sentaban a la puerta de sus casas esperando la llegada del Shabat.

Dice Rabí Shimoon Bar Iojai: todas las bendiciones espirituales y materiales dependen del día de Shabat .
Conocemos variedad de historias que cuentan sobre bendiciones recibidas por parte de familias que recibieron sobre si recibir Shabat más temprano, quienes fueron protagonistas de numerosos milagros. Hay multitud de relatos que atestiguan la protección recibida por el correcto cuidado del Shabat. Por lo tanto debemos invertir en esto no menos esfuerzo del que haríamos para ir en busca de bendiciones de grandes Rabanim, ya que Shabat es la fuente de todas las bendiciones.

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top