Conectándose
Estudiando las Mitzvot
Los Preceptos y su significado
+100%-

Los Tefilín y la mano de D-os

Extraído de Tefilín, del Rab Aryeh Kaplan

Rabí Abín bar Adá dijo en el nombre de Rabí Itzjak: “¿Dónde encontramos que Dios lleva Tefilín?”
Está escrito: “Dios ha jurado por Su mano derecha, y por el brazo de Su fuerza” (Isaías 62:8).
“Su mano derecha” es la Torá, como está escrito: “de Su mano derecha salió el fuego de la ley para ellos” (Deuteronomio 33:2).
“El brazo de Su fuerza” es el Tefilín, como está escrito: “Dios da fuerza a Su pueblo” (Salmos 29:11).
Pero, ¿dónde encontramos que los Tefilín son la fortaleza de Dios?
Está escrito: “Y los pueblos de la Tierra verán que te llaman por el Nombre de Dios, y (verán Tu fuerza) y te temerán” (Deuteronomio 28:10).
Aprendimos que dijo el gran Rabí Elazar: “Se refiere a los Tefilín de la cabeza”.
Rabí Najmán bar Itzjak preguntó a Rabí Jiyá bar Avín, “¿Y qué está escrito en los Tefilín del Señor del Mundo?”
Respondió que contienen el versículo, “¿Quién es como Tu pueblo Israel, nación única en la Tierra, a la que Dios Mismo fue a redimir para Sí como pueblo, para hacerse un nombre, con grandes y tremendas proezas?” (Crónicas I, 17:21).

(Talmud, Berajot 6a)

Está escrito que Dios dijo a Moisés: “Quitaré Mi mano y verás Mi espalda, pero Mi rostro no será visto” (éxodo 33:23).
Rabí Janá bar Bizna dijo en el nombre de Rabí Shimón Jasidá: “Aprendemos que Dios le mostró a Moisés el nudo de Sus Tefilín de la cabeza”.

(Talmud, Berajot 7a)

Tenemos aquí una de las enseñanzas más misteriosas de todo el Talmud. Nos enseñan que Dios lleva Tefilín que contienen la alabanza del pueblo judío. Nos enseñan además que cuando Moisés pidió a Dios que le mostrase el secreto de la Providencia Divina, Dios le mostró el nudo de Sus Tefilín.
¿Qué significa todo esto?
Sabemos que Dios no es un Ser material y que no tiene cuerpo, ni figura ni forma. De ninguna manera podemos imaginarle llevando Tefilín en ningún modo físico.
No obstante, está claro que nuestros sabios estaban dándonos una lección importante al decir que Dios lleva Tefilín. ¿Qué mensaje contiene esta lección singular?
Como ya mencionamos, el mandamiento de Tefilín abarca todas las otras mitzvot.1 Como tal, forma la base de nuestro entendimiento de todos los otros mandamientos.
En cierto modo, esta lección ilustra la relación entre Dios y el pueblo judío. La exploración de este concepto nos permitirá profundizar en la idea de esta relación.

Los tefilin de la mano

Al hablar de la mano de Dios, nos referimos a Su actuación en el mundo.
La mano de Dios está trabajando, guiando las fuerzas de la historia y el destino de cada individuo. Aunque todo individuo tiene libre albedrío, Dios guía el curso general de la historia hacia Su objetivo. Las voluntades colectivas de las sociedades son determinadas por Dios y los gobiernos son dirigidos por Su mano. A esto se refiere la Biblia al decir: “El corazón del rey está en la mano de Dios… Lo vuelve hacia donde quiere” (Proverbios 21:1).

El propósito fundamental del proceso histórico es la perfección de la sociedad como vehículo para la bondad de Dios.
Este objetivo es lo que llamamos la Edad Mesiánica y es el foco de todo el proceso histórico. Es una de las creencias básicas del judaísmo y nos da total optimismo en el futuro final de la humanidad.

El pueblo judío tiene un doble papel en el plan de Dios:

En primer lugar, son Sus instrumentos primordiales para efectuar la perfección de este mundo. A través del cumplimiento de la Torá, pueden ser un ejemplo de las enseñanzas de Dios a toda la humanidad. Por tanto, Dios dijo a Su profeta: “Yo, el Señor te He llamado… para luz de las naciones” (Isaías 42:6).

En segundo lugar, la Edad Mesiánica será un tiempo en que el pueblo judío será justificado ante todo el mundo. Por tres mil años hemos permanecido dedicados a Dios ante toda persecución y sufrimiento posible. En la Edad Mesiánica, nos reconocerán como los verdaderos siervos padecientes de Dios.

Dijo Su profeta: “Dios ha jurado por Su mano derecha, y por el brazo de Su fuerza: de seguro nunca volveré a dar su maíz para que sea alimento de sus enemigos, y no volverán los extranjeros a beber vino por el cual trabajaste. Pero los que lo han acumulado, lo comerán y alabarán a Dios, y los que lo han reunido, beberán en las cortes de Mi santuario” (Isaías 62:8).
ésta es una profecía de la era Mesiánica.

No obstante, si miramos la cita Talmúdica al principio de esta sección, veremos que éste también es el versículo del cual deriva el Talmud el hecho de que Dios lleva Tefilín.
Los Tefilín de la mano indican que el destino de Israel está vinculado de manera única a todo lo que hace Dios en el mundo. La mano de Dios está trabajando, guiando el mundo hacia la realización de este destino.

Vemos esto en el mismo mandamiento de Tefilín. Dice la Torá: “Será un signo en tu mano y Tefilín entre tus ojos, porque con una mano potente nos ha sacado Dios de Egipto” (éxodo 19:16). Tenemos aquí un vínculo directo entre los Tefilín y la acción de Dios.
En resumen, los Tefilín de Dios representan al pueblo judío. Los lleva en Su cabeza y brazo, representando la única relación que tiene Israel con Su propósito y acción.

 

Rab Aryeh Kaplan

Libros relacionados

Tefilin

Tefilin , discurso jasidico


Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top