Relatando
Relatos, Cuentos y Anécdotas
Varios
+100%-

La embriaguez de la riqueza

Un borracho caminaba por la calle completamente ebrio, tambaleando de un lado a otro. Sus pies, que por milagro lo sostenian, de pronto pisaron en falso y se desplomo el hombre sobre una alcantarilla que se encontraba abierta ensuciandose de pies a cabeza con lodo e inmundicia. Permanecio sin poder moverse mientras gritaba y maldecia tal como acostumbran a
hacer los borrachos. Se juntaron algunos granujas a su alrededor, como es habitual, que se divertian burlandose de el y encargandose de ensuciarlo aun mas. Se acerco al borracho uno que se consideraba mas inteligente y le
dijo:
“Esto te mereces por ser tan tonto y no saber comportarte despues de haber tomado un trago. Si yo estuviera en tu lugar, aun luego de tomar diez botellas de vino no me comportaria como tu, revolcandome en el alcantarillado para servir de espectaculo y motivo de burla a todos los transeuntes”.

A que se asemeja esto?
A aquellos que acusan y critican a los ricos por su avaricia y negligencia del deber de caridad, afirmando que si ellos estuvieran en su lugar, sabrian como administrar el dinero permitiendo que los pobres tambien disfrutaran de el. Sin embargo se olvidan de que si fueran ricos, su corazon se
endureceria como las piedras y su mano se cerraria para la caridad,no siendo mejores que aquellos que eran motivo de su critica. Porque tambien la riqueza crea una especie de embriaguez. Solo el estudio de Tora y la practica de las mitzvot, pueden fortificar nuestras defensas para protegernos del mal instinto que nos quiere dominar y hacer fracasar en la mision de
realizar buenas acciones.

Fuentes:
Las parabolas del Jafetz Jaim – Rabbi A. Stone

gentileza de www.judaicasite.com

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top