Relatando
Relatos, Cuentos y Anécdotas
Varios
+100%-

La bondad empieza por casa

La siguiente historia fue relatada por Rab Shalom Schavadron Z”L, el Maguid de Ierushalaim. La lección que se obtiene de este hecho es que muchos hechos de nuestra vida cotidiana pasan al lado nuestro inadvertidos, cuando en realidad debemos poner especial atención:
Uno de los nietos del Jafez Jaim fue alumno de la gran Ieshiba de Lakewood (New Jersey, U.S.A.), cuando su fundador y director Rabí Aharon Kotler Z”L, aún vivía.
Para preservar la conducta de los jóvenes estudiantes de la Ieshiba, Rabí Aharon Kotler le asignó el puesto de lo que se conoce como Mashguiaj (supervisor), al Rab Nathan Wachtfogel, quien se enorgullecía de ser uno de los Abrejim (estudiosos de la Torá) del Kolel de Lakewood.
En el transcurso de unos cuantos días, Rabí Nathan había observado que uno de los jóvenes (precisamente el nieto del Jafez Jaim) estaba llegando tarde al Minian de la mañana. En algunas ocasiones, este joven ni se presentaba al Minian y asistía directamente al horario de estudios. Rabí Nathan le notificó el incidente al Rosh Ieshiba, y tomaron la decisión de hablar con él personalmente del asunto.
“Me sorprende que últimamente estás llegando tarde al Minian de las mañanas”, comenzó diciendo el Mashguiaj. “Tú eres uno de los mejores estudiantes de nuestra Ieshiba. ¿Qué diría tu abuelo acerca de esto?”.
“Yo realmente, quiero llegar temprano todos los días” explicó respetuosamente el joven, “pero cada mañana, antes de venir a la Ieshiba, tengo que ayudar a una mujer que tiene varios niños pequeños y no puede atenderlos ella sola. A veces tengo que cambiar a uno, mientras el otro llora y le tengo que dar la mamadera; a una niña hay que mandarla a la escuela, y otro, se está despertando; la casa es un verdadero caos. Recién cuando más o menos está todo en orden, me dirijo a la Ieshiba… Porque si bien tengo la obligación de decir la Tefilá, antes de dirigirnos a Hashem debemos dedicarnos a la cualidad del Jesed“.
El joven continuó diciendo:
” A veces alcanzo a ayudar a la mujer, y llegar al primer Minian de la Ieshibá, pero otras veces el trabajo es tanto, que debo buscar otro Minian que comience más tarde”.
El Mashguiaj se sintió profundamente impresionado por la conducta ejemplar del joven. Su extrema sensibilidad por el prójimo era una de las dos características del gran Jafez Jaim, su abuelo. Y al mismo tiempo, sintió mucha lástima por la mujer.
“¿Quién es esa señora? ¿Es viuda? ¿Es divorciada?”, quiso saber el Rab.
“¡No! ¡Jas Veshalom!” respondió el joven. “¡Esa mujer es mi esposa…!”.
“La gente” comenta el Maguid respecto a este relato, “suele correr detrás del Jesed, cualidad sobre la que está dicho: “Quien persigue la caridad y el favor, recibe de Hashem vida, caridad y honores” (Mishlé 21). “Sin embargo, a veces me pregunto: ¿Por qué la gente corre desde su casa hacia fuera, para hacer favores? ¡La cualidad del Jesed empieza en la casa de cada uno! Diariamente, se presentan muchas oportunidades de hacer favores en la propia casa, para un esposo; para una esposa, y en el hogar existe una amplia gama de maneras de demostrar si realmente tiene cada uno la cualidad del Jesed dentro de sí. No obstante ello, hay quienes abandonan esa posibilidad que tienen entre las cuatro paredes de sus casas, y golpean puertas ajenas para beneficiar a los demás. Eso sólo es válido cuando los que viven a su lado, no necesitan de uno. ¿Y cómo hay tantos que se olvidan de esta regla fundamental del Jesed? Pero el nieto del Jafez Jaim no se olvidó, y por eso actuó como actuó.
“A propósito” concluye su comentario Rab Shalom Z”L, “el joven no se olvidó de lo principal de la cualidad del Jesed, pero tampoco se olvidó de su obligación de asistir al Minian. Sólo que cuando no estaba en el primer Minian de la mañana, se preocupaba por encontrar otro Minian…”.

(Gentileza Revista semanal Or Torah, Suscribirse en: ortorah@ciudad.com.ar )

1 comentario
  1. Viviana

    Muy valiosa reflexión. Shalom.

    05/08/2017 a las 11:48

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top