Estudiando
5.Itró
El Libro de Shemot (Exodo)
+100%-

Hablaras de Torá: Pelear por lo Querido

extraido de Hablaras de Tora. Edit. Bnei Sholem

«Y Moshé subió a Di-s» (19:3)

PREGUNTA:

De acuerdo con la Guemará (Shabat 86 b), cuando Moshé subió al cielo para tomar la Torá, los ángeles objetaron: «Tena hodeja al hashamaim» –«Pon Tu gloria (la Torá) sobre los cielos». Hashem le dijo a Moshé que les contara por qué la Torá no era para ellos. Moshé dijo: «La Torá dice ‘Yo soy Di-s, tu Di-s que te sacó de Egipto’ –¿estuvieron ustedes en Egipto? Dice ‘No matarás’ –¿Tienen ustedes un ietzer hará?» los ángeles concedieron, pero ¿por qué pensaron al principio que la Torá era para ellos?

RESPUESTA:

Una vez un gran estudioso de la Torá asumió la posición de Rabí en una gran ciudad. Tras unos días se dio cuenta que su posición no le dejaba mucho tiempo para sus propios estudios de Torá. entonces decidió renunciar a su posición y buscar una ciudad pequeña. Se aproximó a una pequeña ciudad vecina y ni bien ellos se convencieron que era serio, inmediatamente lo contrataron. Preocupado porque la gente de la ciudad objetara que el los dejara, volvió a casa a pedir su permiso. Al darse cuenta que él era intransigente con respecto a dedicar más de su tiempo al estudio de la Torá, ellos accedieron de mala gana.

Cuando la pequeña comunidad recibió la noticia de que su nuevo Rabí estaba por llegar, enviaron una comitiva integrada por las personas más prominentes para traerlo a la ciudad. Cuando llegaron a la gran ciudad, los habitantes los recibieron con palos y piedras y los atacaron por haber tenido la audacia de llevarse a su Rabí. Asombrado el Rabí preguntó «¿Por qué los están golpeando? ¿No discutí mi partida con ustedes y recibí su consentimiento?»

Los habitantes de la ciudad le dijeron al Rabí «Si no mostramos nuestra oposición a su partida, ellos podrían pensar que estamos insatisfechos con usted y felices de ver que se va. Consecuentemente ellos no le mostrarían el gran respeto que merece. Sin embargo, cuando ellos vean que nosotros peleamos por usted y no queremos dejarlo ir, lo estimaran grandemente».

Los ángeles sabían que la Torá era apropiada para los seres humanos y no para ellos. Sin embargo, para asegurarse que el hombre tuviera por la Torá el más grande respeto y dignidad, pelearon por ella así, cuando el hombre obtuviera la Torá, la cuidaría cariñosamente.

Moshe Bogomilsky

Libros relacionados

Hablaras de Tora II (Shemot)

Torá , Biblia




Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top