Conectándose
Crecimiento Espiritual
El poder del habla y la plegaria
+100%-

Fortalecerse con la tefilá [plegaria]

Extraído de “Cruzando el puente angosto”. (C) Breslov Research institute)

La plegaria es el arma principal de Mashiaj. Todas las batallas que luchar y todas sus conquistas vendrán a través del poder de la plegaria (Likutey Moharan I, 2:1). Agrega Reb Noson: También para cada Judío, como para Mashíaj, su arma esencial es la plegaria (Advice I, 2:1). * * *

LA GRANDEZA DE LA PLEGARIA

Cierta vez Reb Noson estaba hablando acerca de la grandeza de la plegaria. Dice el Midrash: “Luego que las plegarias son recibidas en el Cielo, un ángel les toma juramento y las envía más arriba, hacia la Corona que adorna la cabeza del Santo, bendito sea” (Shemot Raba 21:4). “Fíjense, dijo Reb Noson, “ni siquiera los ángeles pueden elevarse al nivel que alcanzan las plegarias!” (Aveneha Barzel p.88).

Enseña el Rebe Najmán: “Mediante la plegaria el Judío puede alcanzar su mayor acercamiento a Dios (Likutey Moharan II, 84). “Mediante sus oraciones, cada Judío logra adquirir un absoluto dominio y control y alcanza así aquello que desee” (Likutey Moharan I, 97).

“La esencia de nuestra fuerza vital proviene de la plegaria” (Likutey Moharan I, 9:1). “La plegaria trae vida a todos los mundos” (Likutey Moharan I, 9:3).

Reb Naftalí tuvo un sueño en el cual un alma se le aparecía y le pedía que le enseñase alguna de las lecciones del Rebe “. Le dijo Reb Naftalí: “La esencia de nuestra fuerza vital proviene de la plegaria.” Al escuchar ésto el alma comenzó a agitarse y a ascender cada vez más alto. Cuando Reb Naftalí le relató este sueño al Rebe “, este le contestó: “Tú piensas que en los Mundos Superiores escuchan mis lecciones tal como ustedes lo hacen en este mundo?!” (Hishtafkut HaNefesh, Introducción).

Hay tres clases de plegarias: la plegaria de David, (Salmo 86); la plegaria de Moshe‚ (Salmo 90); y la plegaria del hombre pobre (Salmo 102). De las tres, la más poderosa es la plegaria del hombre pobre (Zohar III:195a).

Las plegarias del hombre pobre son de hecho las más poderosas, pues provienen de un corazón quebrado. El pobre se halla frente a Dios y gime por su destino: “Por qué‚ yo? Por qué tengo que sufrir?” Esta plegaria es tan efectiva que rompe todas las barreras y se eleva directamente hacia Dios. “Cuanto más ser entonces,” escribe Reb Noson, “si la persona llora ante Dios por su pobreza espiritual, por estar hundido en la materialidad y por su deseo de acercarse a Dios. Cuánto más poderosa es esa plegaria? De hecho se elevar directamente ante de Dios!” (Likutey Tefilot, Tefilin 5:43).

“La Fe, la Plegaria, los Milagros y la Tierra Santa de Israel conforman un solo concepto” (Likutey Moharan I, 7:1). Cómo es ésto? Cuando oramos, ello es un signo de nuestra fe. De lo contrario, por qué lo haríamos? La plegaria aumenta nuestra fe y mientras oramos, gradualmente, vamos desarrollando un sentimiento más íntimo por nuestro Creador. Esto a su vez puede llevar a los milagros. Cuanto más oremos, más dominaremos los elementos. Y ésto se debe a que nuestras plegarias están dirigidas a Dios y El tiene dominio sobre toda la Creación. Por lo tanto, Dios puede hacer milagros y los hará para todos aquellos cuyas plegarias esán plenas de un refinado nivel de fe. Además, estos milagros y plegarias se relacionan conceptualmente a la Tierra de Israel pues revelan la santidad y el Reino de los Cielos.

EL PODER DE LA PLEGARIA

La plegaria tiene el poder de cambiar la naturaleza” (Likutey Moharan I, 216). Esto se aplica tanto a las fuerzas de la naturaleza como a nuestra propia naturaleza humana. Dijo cierta vez Reb Noson: “Solo la plegaria puede ayudar a una persona a romper sus pasiones indeseables. Y la razón es muy simple. Normalmente, la persona que quiebra sus pasiones se queda con dos deseos; tal como cuando alguien quiebra algo por la mitad y se queda con dos partes. Pero con la plegaria podemos deshacernos por completo de nuestras pasiones indeseables” (Siaj Sarfei Kodesh I-511).

*

“La plegaria ayuda a anular los decretos Celestiales antes e inclusive después que éstos han sido emitidos” (The Aleph-Bet Book, Tefila A:14). Cierta vez, cuando el hijo de Reb Shimón estaba muy enfermo, casi al borde de la muerte, éste se acercó al Rebe y le pidió que orase por la salud del niño. El Rebe ” no le respondió. Entristecido y sin esperanzas, Reb Shimón volvió a su casa. Su esposa comprendió muy bien lo que el Rebe había querido indicar con su silencio. Pero en lugar de desesperar, pasó toda la noche sentada junto a la cuna de su pequeño hijo, orando por él. A la mañana siguiente, al ver a Reb Shimón , el Rebe ” corrió a su encuentro con gran alegría, diciendo: “Mira cuán grande es el poder de la plegaria! Anoche el decreto estaba sellado. El niño iba a morir. Y ahora, no solamente ha sido anulado el decreto, sino que el Cielo le ha otorgado inclusive una larga vida!” Cuenta la tradición que el hijo de Reb Shimón vivió hasta cerca de los cien años (Aveneha Barzel, p.39 #60).

Libros relacionados

Cruzando el Puente Angosto

Psicología Filosofía Jasídica




1 comentario
  1. Magdalena

    Shalom,Grande es el Eterno y Misericordioso, que hace que oremos para cambiar los decretos.Baruj Hashem.

    10/10/2018 a las 19:26

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top