Estudiando
1.Bamidbar
El Libro de Bamidbar (Números)
+100%-

Estudiando 3 pesukim (versículos) sobresalientes

16 – ESTOS SON LOS DESIGNADOS DE ENTRE LA CONGREGACION, PRINCIPES DE LAS TRIBUS DE SUS PADRES, JEFES DE LOS MILLARES DE ISRAEL.

Bamidbar I-16
16 – ESTOS SON LOS DESIGNADOS DE ENTRE LA CONGREGACION. Los doce príncipes. Estos príncipes son entonces igualmente llamados, en el cuarto Libro, a secundar en lo sucesivo a Moshé en su tarea agobiante; cada uno de ellos es llamado por su nombre así como también por el nombre de su padre. Un hecho notable es, que la mayor parte de estos veinticuatro nombres propios contienen el Nombre de Dios, sea en su forma directa (nueve nombres), sea por el término «Roca» [Tzúr] (tres nombres), sea aún bajo la forma de «Shadái » (también otros tres nombres). Estas variantes son en extremo curiosas y denotan una relación y la proximidad de cada uno con Dios, procedentes del mejor espíritu judío. Así encontramos: «paz en Dios», «Dios es mi padre», «Dios es mi recompensa», «Dios ha juzgado», «Pueblo de Shadái «, etc. Nosotros podemos pretender, en contradicción a numerosas tesis que hablan de un paganismo latente en el seno de Israel, que desde los primeros momentos de la historia de la Comunidad de Israel, los responsables del Pueblo (y no sólo Moshé) estaban imbuidos del sólido vínculo existente entre Dios y la Comunidad de Israel, entre la fidelidad a la Ley y la prosperidad Nacional.

Estos doce jefes forman un verdadero grupo selecto y llegan a ser los artífices calificados de una democratización real. En efecto, es por su intermedio que el conocimiento de la Ley se propaga, y es gracias a ellos que el trabajo gigantesco de Moshé fue edificado sobre sólidos cimientos. Un detalle que denota el carácter de su delegación: en cada caso el nombramiento de un jefe comienza por la palabra «para» (Shim-ón), «para» (Yehudáh), etc… Así pues, cada uno ha sido escogido tanto por razón de su capacidad intelectual como por razón de la confianza en él depositada por la propia elección del Pueblo. Estos hombres no se consideraban como potentados, dueños del poder absoluto, sino que eran siempre conscientes, como todo jefe digno de tal nombre, de la comisión que habían recibido y de la responsabilidad que tal comisión acompaña. Notemos por lo demás, en el pasaje, que los primeros capítulos del Libro Números presentan todos una analogía sorprendente con ciertos hechos de origen militar; formación de unidades, nombramiento de jefes, orden de marcha, orden de campamento. De ello se desprende, que el Legislador sin llegar a dar al Pueblo la imagen de un grupo militarizado adopta, sin embargo, lo bueno de esta modalidad, a saber, la disciplina y el orden. Eso toma mayor significación cuando se considera que Israel se acercaba a la fase de la conquista, y debía entonces presentarse no como una horda de esclavos escapados de su amo, sino como un cuerpo sólido obediente a las consignas y respetuoso de las ordenes.
Es también en esta misma ocasión que encontramos por primera vez el establecimiento de una genealogía precisa, cuyas grandes líneas, la tradición ha conservado. En efecto, Israel forma un todo a través de los tiempos y las generaciones sucesivas. La tradición de la familia constituye uno de los elementos más sólidos de la estructura nacional. La herencia espiritual y material del padre debe continuar llevando el nombre de aquel que comenzó la obra sin poderla terminar. Así la continuidad y la identidad del trabajo de las generaciones serán mantenidas en forma integral (Rabí S. R. Hirsch).

Bamidbar I-44
44 – ESTOS FUERON TODOS LOS CONTADOS DE LOS HIJOS DE ISRAEL, POR SUS LINAJES, LOS QUE CONTARON MOSHE Y AHARON, CON LOS DOCE PRINCIPES DE ISRAEL, UNO POR CADA TRIBU

44 – ESTOS FUERON TODOS LOS CONTADOS. Najmánides trata de explicar el sentido profundo de esta forma de censo ordenada por Dios. En primer lugar, El demostró su amor por Israel, al hacer crecer de esa manera el número de sus habitantes. En efecto, a su llegada a Egipto, ellos no eran más que setenta, y he aquí que en el presente ellos eran tan numerosos como los granos de arena en el mar. Se revela que las diferentes epidemias que habían hecho estragos a consecuencia de sus pecados, no habían afligido en modo alguno a la Comunidad de Israel. Por otra parte, era importante conocer las tropas efectivas de cada tribu en vista de las guerras que se anunciaban para la conquista de Kenáan; pues Dios no quiere que los hombres se confíen en milagros. Por último, la Shejináh (Presencia Divina) debía residir cerca de los hijos de Israel, y era importante constatar que las familias de Israel fueran puras, pues la Shejináh no reside más que allí donde hayan familias de origen puro («al mishpajót meyujasót») (Kidushín 70b).

Bamidbar III-38
38 – Y LOS ACAMPADOS AL FRENTE DEL TABERNACULO, A LA PARTE DEL ORIENTE – DELANTE DE LA TIENDA DE REUNION – HACIA DONDE SE LEVANTA EL SOL, SERAN MOSHE Y AHARON Y LOS HIJOS DE ESTE, CUSTODIOS AL CUIDADO DEL SANTUARIO POR LOS HIJOS DE ISRAEL; Y EL EXTRAñO QUE SE ACERCARE SERA MUERTO.

38 – Y LOS ACAMPADOS AL FRENTE DEL TABERNACULO, A LA PARTE DEL ORIENTE. Rabí Yoséf decía: «Nosotros encontramos numerosos sitios donde el hombre puede acampar delante de Dios. Allá donde los arrepentidos acampen, no le es posible a ningún justo acampar: pues su corazón está siempre dirigido hacia Dios». Aquellos que son los mensajeros del Eterno acampan en Su atrio, como está escrito: «Bienaventurado aquél a quien eliges para estar cerca de Ti habitando en Tu atrio «. (Salm. LXV, 5). Aquellos que luchen durante su vida contra su pasión ofrecen a Dios el sacrificio de su existencia: en el mundo futuro «ellos residirán en las mejores salas de Tu casa, en el Santuario de Tu Palacio». No hay sitio en la [«azaráh»] en la sala interior del Templo, más que únicamente para los reyes de la casa de David. Y finalmente, aquellos que tengan el derecho de acampar al Este, frente al Tabernáculo, delante de la Tienda de Reunión, en el levante, serán Moshé y Aharón y sus hijos, encargados de la custodia del Santuario para la salvación de los hijos de Israel (Zóhar).

1 comentario
  1. Daniel Delgado Leon

    Es un honor para poder ser portadores del cuidado de los utensilios de El Eterno. Y ser custodio de ellos, para ser el maestro de sus enceñananzas y ejemplo a seguir. Que creo no fue tarea fácil. Pero con la dirección de El Eterno cosa sencilla. Porque con El todo es posible.

    19/07/2019 a las 11:17

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top