Relatando
Relatos, Cuentos y Anécdotas
Varios
+100%-

El Satan

Cierta persona se quejaba delante del Rabí de Ostovtza: “heredé de mi
padre un negocio que durante muchos años ha sido muy productivo para él,
pero a mí a penas si me alcanza para subsistir”.

“Qué haces en el tiempo libre?”, -preguntó el Rabino. “Algunas veces estoy sentado sin hacer nada y cada tanto leo el diario”, contestó el hombre encogiéndose de hombros.
“Tengo la solución para ti -dijo el Rabí, “Verás, al Satán le fueron
atribuidas cuantiosas fuerzas. Cuando tu padre tenía un momento libre lo
utilizaba para recitar Tehilim (Salmos), o para estudiar la porción semanal de la Torá. Esto irritaba mucho al Satán que inducía a los clientes a entrar a su comercio para interrumpir el estudio o el rezo que él realizaba. Contigo el Satán está totalmente satisfecho ya que desaprovechas el tiempo de todas formas y no necesita enviarte compradores. Cuando abusas del “regalo del tiempo” haces exactamente lo que él desea. Desafortunadamente, mientras mantengas esta conducta el Satán seguirá conforme con ella y no buscará la manera de molestarte”

Enseñanza Semanal, (c) Jabad Lubavitch

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top