Festejando
Rosh Hashana
Rosh Hashana y la Jasidut de Breslov
+100%-

El Rosh Hashaná de Breslov hoy

(selección extraída del libro «Cruzando el Puente Angosto» por Jaim Kramer, © Breslov Research Institute)

Cuando le pidieron a Reb Eliahu Jaim Rosen que describiese qué es ser un Jasid de Breslov, éste respondió tal como lo hiciera Rabeinu Tam cuando le preguntaron cómo era ser un Judío (Sefer HaIashar): ¿Quieres que te diga cómo se siente ser un Jasid de Breslov? -Es imposible! ¿Puedes acaso describir el sabor de los huevos revueltos? Podemos hablar sobre ello e incluso describir la experiencia, pero ser imposible transmitir su sabor. Y lo mismo es verdad respecto al Rosh HaShaná del Rebe -La única manera de sentirlo es probándolo uno mismo!

A lo largo de las generaciones, todos aquellos que se unieron al kibutz de Rosh HaShaná han tenido el mismo sentimiento de temor y reverencia que llenara el corazón de los jasidim en la época del Rebe. Y esto, pese al hecho de que la mayoría de la Jasidut de Breslov fue destruida durante el Holocausto y a que desde mediados de 1940 fue imposible viajar a la Rusia Soviética y participar del kibutz. Durante los últimos cuarenta años, con el constante aumento de los seguidores del Rebe Najmán, se establecieron tres reuniones anuales: en Tierra Santa en las localidades de Meron y Jerusalem y en Norte América en Brooklyn, Nueva York. En cada uno de estos lugares se dispone de hospedaje y alimentación, aún para los que llegan en el último minuto.

Desde el año 1989 se ha consolidado la reunión anual de Rosh HaShaná en la misma ciudad de Umán (que ahora pertenece a la República de Ucrania). El área que rodea la tumba del Rebe Najmán ha sido extendida y cubierta, para acomodar la gran cantidad de Jasidim que allí concurren.
Se ha construido una gran sinagoga y se ha renovado un complejo fabril para ubicar los comedores y cocinas. Se ha construido una gran mikve y otra más pequeña, ambas con agua caliente.

En el último kibutz del año 1994, se alquilaron los departamentos del complejo habitacional que rodea la zona donde se encuentra la tumba del Rebe Najmán para albergar con comodidad a todos los participantes de la reunión.

Puede parecer algo extraño que la gente deba dejar Eretz Israel y viajar a Ucrania para pasar allí la festividad. Esto puede parecer lógico viniendo desde Norte América, Inglaterra, Francia, Sud América y todos los otros lugares de la diáspora a donde ha llegado la Jasidut de Breslov. Pero ¿dejar la Tierra Santa? Como respuesta remitimos al lectura al capítulo titulado EL TZADIK . Enseñó el Rebe Najmán que la santidad de las tumbas de los Tzadikim es idéntica a la santidad de la Tierra de Israel. Por lo tanto, aquellos que viajan a visitar las tumbas de los Tzadikim de hecho viajan desde la Tierra Santa hacia una Tierra Santa (Rabí Shmuel Shapiro ) .

Es nuestra ferviente plegaria y esperanza que el retorno anual de los Jasidim de Breslov a Umán continúe y se acreciente para Zjor Brit Slijot y el kibutz junto a la tumba del Rebe Najmán. Como dijo el Rebe: El mundo entero depende de mi Rosh HaShaná (Tzaddik #405.

*

Enseñan nuestros Sabios: Durante Rosh HaShaná tres libros son abiertos: uno para los totalmente malvados, uno para los Tzadikim y otro para los intermedios. Los Tzadikim son inscriptos para el bien, inmediatamente; los malvados para el mal y aquellos intermedios se les da un tiempo para arrepentirse, hasta Iom Kipur (Rosh HaShaná 16b).

Escribe Reb Noson: Aquellos que está n unidos a los Tzadikim son inscriptos junto con ellos (Likutey Halajot, Nezikin 5:17). Podamos merecer este año y todos los años, ser inscriptos en el Libro de los Justos, Amén.

Jaim Kramer

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top