Festejando
Januca
Leyes y costumbres
+100%-

El encendido en vísperas y al finalizar Shabat

(extraídas del libro “Leyes de Januca”, por el Rabino Shimon D. Eider. Adaptación Igal Tisminetzky (c) Comunidad Ájdut Israel)

A- Erev shabat

1. Cuándo se encienden las velas?
Por cuanto que en shabat está prohibido encender fuego, los jajamim ordenaron que las velas de Janucá deben ser encendidas el viernes por la tarde después de PELEG HAMINJÁA, antes de la puesta del sol, y deben arder, como siempre, por lo menos hasta media hora después de la salida de tres estrellas medianas. Aunque anteriormente explicamos que PELEG HAMINJÁA es una hora y cuarto (horas halájicas) antes de la salida de las estrellas, en erev shabat se calcula una hora y cuarto antes de la puesta del sol. Por lo tanto hay que tener cuidado de colocar el aceite suficiente o las velas lo bastante largas para que puedan arder hasta ese tiempo. Si uno no dispone del aceite suficiente o de las velas necesarias, debe asegurarse de que haya por lo menos una vela que dure el tiempo correspondiente.

2. Preferentemente hay que hacer minjá primero.
Siempre que esté la posibilidad (por ejemplo: hay un minían más temprano para minjá ), se debe hacer minjá primero y después encender las velas de Janucá . De no ser así se debe encender las velas primero y después hacer minjá .

3. Las velas de Janucá se encienden antes que las de shabat.
Una vez que una persona recibió el shabat recaen sobre él las prohibiciones de shabat, aunque sea antes de la puesta del sol. Una vez que se pone el sol el shabat empieza, independientemente de si recibió el shabat desde antes o no. En erev shabat, las velas de Janucá se encienden antes que las de shabat. El motivo para esto es que hay una opinión que sostiene que una vez que se encienden las velas de shabat, se recibe al shabat y en ese momento empiezan a regir las prohibiciones. Aunque varios Poskim no están de acuerdo con esta opinión, la costumbre es conducirse preferentemente de acuerdo a la misma. Sin embargo, si un hombre encendió las velas de shabat y no tuvo en mente recibir el shabat, puede encender luego las velas de Janucá (si es que todavía no se puso el sol). Esta halajá se aplica a un hombre, el cual normalmente no recibe el shabat encendiendo las velas. Con respecto a una mujer, la costumbre es que recibe shabat con el encendido de las velas, y desde ese momento recaen sobre ella las prohibiciones de shabat. Por lo tanto si por equivocación encendió las velas de shabat, ya no puede encender las velas de Janucá . Lo que puede hacer es indicarle a otra persona que encienda para ella (si es que todavía no se puso el sol) y que diga “LEHADLIK NER SHEL JANUCÁ” en su nombre. Igualmente ella puede decir “SHEASA NISIM” y, en el primer día “SHEHEJEIANU”.
[Se debe tratar de encender las velas de Janucá lo más cerca posible de la puesta del sol, por lo tanto se deben encender inmediatamente antes de las velas de shabat.]

B- Ubicación de la menorá en shabat.

1. La menorá no debe ser colocada cerca de la entrada.
Aprendimos anteriormente que la menorá no debe ser ubicada en un lugar que pueda apagarse con el viento. Aparte de las consideraciones de Janucá , esta prohibición es especialmente importante por shabat, ya que extinguir fuego en shabat está prohibido. Por lo tanto esta prohibido ubicar la menorá de manera que al abrir la puerta se apague la llama. Aun que no se apague la llama, la ubicación de la menorá junto a la puerta, causar acercar el aceite a la llama, (lo que hará la llama más larga) o alejar el aceite de la llama, (lo que la hará más corta). Alargar la llama está prohibido por la melajá de MAV-IR (prender fuego) y achicar la llama está prohibido por MEJABE (extinguir fuego)

C- El encendido en Motzaei Shabat.

1. Qué viene primero, las velas de Janucá o Havdalá ?
En Motzaei Shabat algunos Poskim sostienen que se debe recitar Havdalá antes de encender las velas de Janucá , ya que hay una regla que dice que si se presenta la posibilidad de hacer dos mitzvot, hay que optar por la más frecuente en primer lugar. Y en nuestro caso Havdalá es más frecuente que Janucá. Por el otro lado hay algunos Poskim que opinan que se debe encender las velas de Janucá primero, a pesar de la regla que acabamos de mencionar. La razón para esta opinión es que retrasar la salida de Shabat lo consideran más importante. Y además que con el encendido de las velas de Janucá se cumple “PIRSUMEI NISA”. (difusión del milagro).
(Aclaramos que está prohibido hacer cualquier melajá de Shabat aun después que concluyó el mismo, a menos que se haya dicho “ATA JONANTANU” en la AMIDA. O por lo menos decir la siguiente frase: “BARUJ HAMAVDIL BEIN KODESH LEJOL”. Recién después se puede encender.) En el Shil se acostumbra a encender las velas de Janucá primero. En la casa, como ya vimos hay diferentes opiniones, por lo que cada uno debe seguir su costumbre. Si uno no tiene costumbre, debe hacer primero Havdalá y después encender la janukiá.

2. Uso de la velas de Janucá para Havdalá .
Si se prendió las velas de Janucá primero, no se debe decir Havdalá sobre ellas, ya que no se puede decir la beraja sobre la vela de Havdalá a menos que se obtenga algún beneficio de ella; y ya aprendimos que de las velas de Janucá no se debe obtener ningún beneficio. Lo que se puede hacer es juntar dos velas para usar para Havdalá (para que sean como una “antorcha”) apagarlas y volverlas a encender para la mitzvá de Janucá.

Rabino Shimon D. Eider

Libros relacionados

Leyes de Januca



Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top