Comenzando
D´s, la Creación y el Alma.
Los Fundamentos de la Existencia
+100%-

Comprendiendo la influencia de los astros

Extraído de El camino de D-os. Rab Jaim Luzzato. Ediciones Oblisco Alef

1) En la primera parte tratamos cómo cada fenómeno físico tiene su raíz entre las fuerzas transcendentales. Si bien estos fenómenos están enraizados de todas las formas requeridas, deben reflejarse y transmitirse al mundo físico de la manera adecuada.

Fue para este propósito por lo que fueron creadas las estrellas y sus planetas. A través de sus órbitas, todos los fenómenos que rotan en el reino espiritual son transmitidos y reflejados a su contraparte física y ellos pueden existir en el mundo terrestre de una forma apropiada.
El número de estrellas, así como los niveles de sus diversas divisiones, fueron todas designadas por la Suprema Sabiduría como parecía necesario y más apropiado para este proceso de transmisión.
La capacidad de existir de todas las cosas terrestres es influida por las estrellas. A través de estas estrellas se reflejó la esencia, en lo alto, entre las Raíces, de lo que hay aquí en la tierra.

2) Hay otra función que Dios asignó a las estrellas. Cada proceso que se da entre las cosas físicas, así como todo lo que les ocurre, es iniciado en lo alto y luego transmitido por las estrellas hacia el mundo terrenal de la forma necesaria. De ahí que, por ejemplo, la vida, la riqueza, la sabiduría, los hijos y asuntos similares, son todos iniciados en lo alto, entre las Raíces. Ellas son entonces reflejadas al mundo terrenal, entre las ramas de estas Raíces en la forma apropiada, a través de una estrella específica. Éste es el resultado de divisiones particulares y combinaciones de las estrellas, siguiendo sus ciclos específicos.

Cada evento que tiene lugar en el mundo terrenal se relaciona con una estrella particular, dependiendo de su categoría específica, y todas las cosas terrenales están limitadas bajo su autoridad. A través de sus sistemas, todas las cosas ocurren como un resultado de la influencia que emana de la disposición estelar a través de su conexión con cada cosa individual.

3) Todos los seres humanos son también subyugados a este sistema y lo que les ocurra es resultado de su influencia astrológica. Es también posible que esta influencia estelar sea supeditada por un poder más alto y, consecuentemente, nuestros sabios nos enseñan: “No hay influencia estelar para Israel” (Shabat 156). El poder de los decretos de Dios y su influencia es más fuerte que el de las estrellas, y lo que resulte es, por lo tanto, dependiente de Su influencia y no de la astrología.

4) Esta influencia estelar también es circunscrita como mejor parece a la Suprema Sabiduría. Algunos de estos fenómenos son conocidos por observación y esto constituye la ciencia de la astrología.

La naturaleza completa de este sistema no puede ser verificada por observación. Por esta razón los astrólogos pueden predecir acertadamente sólo un pequeño porcentaje relativo de los eventos futuros. Su habilidad para predecir el futuro es reducida por el hecho de que las influencias astrológicas pueden ser completamente alteradas por la providencia de Dios.
Éste es el significado de lo que el profeta dijo (Isaías 47:13): “Ahora dejemos a los astrólogos, observadores de estrellas y a los que predicen la fortuna, y que te digan algo sobre lo que te sucederá”. Nuestros sabios nos cuentan que eso significa que ellos pueden predecir algo, pero no todo.

Libros relacionados

El Camino de Dios (Derej Hashem)

Cosmovision Judia


El Camino de D-s (Derej Hashem)

Cosmovision Judia



Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top