Impacto Hebreo
El Judaísmo frente al Mundo Arabe
+100%-

¿Cómo contribuirá la creación de un estado palestino a la paz en Medio Oriente?

RELIGION Y TERRITORIO

Hoy voy a abordar un tema relacionado al Islam, que debe ser conocido a fin de comprender con más propiedad si la creación de un estado palestino que en los últimos días propone el presidente de EEUU Joe Biden promoverá la paz en Israel y en medio oriente.

¿Qué significado religioso tiene el territorio en las diferentes religiones?

En el cristianismo los temas religiosos están separados de los temas politicos. Recordemos la famosa frase: «Dadle al César lo que es del César”, que impone la división entre iglesia y estado, como dos entes separados. En el cristianismo tampoco existe la idea de un territorio nacional o la obligación religiosa de que todos los cristianos en el futuro deben vivir en un país determinado. Los cristianos no tienen ambiciones territoriales o territorios que aspiran conquistar o liberar con propósitos religiosos (irónicamente, la única excepción que se me ocurre es “Jerusalem”, pero creo que eso fue en los tiempos de los cruzados). Y si bien el cristianismo abraza el ideal de evangelizar a la humanidad, no pretende conquistar militarmente a todos los países del mundo para lograr ese objetivo.

El judaísmo es diferente: somos definitivamente una religión política. Y tenemos ambiciones territoriales. Nuestra aspiración milenaria es tener nuestro propio estado soberano en la tierra de Israel. Sin embargo, más allá de la tierra de Israel, los judíos no abrazamos el objetivo de conquistar otras tierras o de imponer nuestra Torá a ningún otro pueblo. Ni siquiera en los tiempos mesiánicos. Cuando llegue el Mesías, no pretendemos conquistar el mundo (como alega falsamente el pasquín antisemita “Los Protocolos de los Sabios de Zion”) sino vivir en nuestra tierra Israel, guiados por nuestra Torá, sirviendo a nuestro Dios en el Bet HaMiqdash —el Templo Sagrado de Jerusalem— y viviendo en paz con nuestros vecinos no judíos.

El Islam es una historia aparte. Y es esencial para Israel y para los judíos del mundo conocer cuáles son sus verdaderos “ideales territoriales”. A fin de saber con quién estamos tratando y no repetir los errores cometidos en el pasado, por ejemplo, en los acuerdos de Oslo.

EL ISLAM Y LOS TERRITORIOS OCUPADOS

Para el Islam existen dos tipos de territorios:

1. “Dar Al-Islam”, esto es: las tierras que están gobernadas o “que alguna vez fueron gobernadas por musulmanes”

2. Dar Al-Harb, las tierras que todavía no están bajo soberanía musulmán, pero que algún día eventualmente lo estarán. Esto incluye en teoría a todo el planeta tierra. Porque a diferencia de los judíos, el Islam tiene la aspiración «mesiánica» de que todo el mundo se convierta al Islam. Esto explica un poco mejor uno de los grandes problemas de nuestros días: que los inmigrantes musulmanes que llegan a Europa, por ejemplo, no solo que no tienen ninguna intención de «integrarse» a la cultura de los países que le ofrecen refugio sino que por el contrario, a largo plazo, tienen la aspiración de imponer la Sharia, la ley islámica, a los países que van llegando.

(También existe una tercera categoría, menos conocida, que es Dar Al-Salam: la tierra de la paz. Esto es: el planeta Tierra que gozará de paz, cuando finalmente el mundo entero acepte el Islam y siga la Sharia. Solo en ese momento habrá paz definitiva y duradera en el mundo entero. Y hasta entonces, los musulmanes deben hacer todo lo posible para alcanzar esta visión religiosa y política. Para mas información ver este fenomenal artículo en hebreo).

¿QUÉ PASA CON ISRAEL?

Para los musulmanes, la tierra de Israel se enmarca dentro de la primera categoría: “Dar Al-Islam: un territorio que alguna vez fue gobernado por el Islam. Israel, efectivamente, fue conquistada y gobernada por el califa Omar en el siglo séptimo. Y una vez que esto ocurre, la tierra se sacraliza, y no importa cuanto tiempo haya pasado, de acuerdo al Islam ya no puede ser gobernada por infieles no-musulmanes. Si los no-musulmanes quieren vivir en las tierras de Dar Al-Islam lo pueden hacer únicamente si se someten a la soberanía musulmana y aceptan la supremacía del Islam (dhimmis).

Pero si los infieles (kufar) no-musulmanes gobiernan y habitan estas tierras son considerados una fuerza de ocupación ilegal. Para los estados islamistas como Irán, o los que se identifican con la hermandad musulmana , Qatar o Turquía, es un deber religioso recuperar esas tierras. Y para los musulmanes más extremos, yihadistas, como Hamas, Hezbollah, o los Huties del Yemen, recuperar esas tierras ocupadas y atacar al invasor “es un acto de legítima defensa” (sic.) y se debe recurrir al “yihad”, la guerra santa –que llama al genocidio del enemigo–para lograrlo.

Y FUE LA LUZ!!!

Cuando se entiende este punto, queda más claro aquello que aparentemente no tiene sentido en los reclamos y las acciones de los palestinos y otros grupos árabes islamitas y yihadistas hacia Israel.

Veamos algunos ejemplos:

1. El concepto de ocupación no es un concepto político. En realidad, como todo el mundo sabe, nunca existió un estado palestino previo, que Israel está ahora ocupando. En el contexto de Dar Al-Islam, la ”ocupación» es un término religioso, islámico, que hace referencia a la soberanía de los infieles, en esta caso “ judía” sobre un territorio musulmán.

2. Por lo tanto, los «territorios ocupados» que reclaman los yihadistas no se limitan a Judea y Samaria o Gaza, sino a toda la tierra de Israel, incluyendo Jerusalem, Haifa y Tel Aviv. Es por este motivo que uno nunca va a escuchar en las manifestaciones pro-palestinas un pedido por la creación de dos estados, uno israelí y otro palestino, viviendo en paz el uno con el otro. Lo que reclaman los pro-palestinos es “un solo estado”, el palestino : from the river to the sea” (desde el río Jordán, hasta el mar Mediterráneo)”.

3. Esto también explica por qué Hamas justifica su masacre con la excusa de la “ocupación” israelí, cuando todos sabemos que Israel se retiró de Gaza en 2005 y NO tiene ningún soldado en Gaza desde ese año. Pero para los palestinos no alcanza con Gaza o Judea y Samaria. Tienen el deber de echar a los judíos de todo el territorio “palestino”.

4. Queda demostrado entonces que el conflicto con los palestinos no es territorial en el sentido convencional de la palabra. Un problema territorial clásico entre dos países se resuelve por via bélica o negociando territorio. En ambos casos, luego de un armisticio o de arduas negociaciones los países firman la paz y viven como buenos vecinos, como pasó con Mexico y EEUU con Texas, New Mexico, California, etc. y como sucedió con casi todos los países del mundo. Pero como aquí NO existe un conflicto territorial sino religioso, no hay lugar para negociaciones o concesiones. Y es por esta razón que los islamistas NUNCA RECONOCERAN UN ESTADO JUDIO EN UN TERRITORIO DE LA CATEGORIA “DAR AL ISLAM”, por más chico que este estado sea.

5. Esto también explica por qué Hezbollah ataca a Israel. Obviamente, Israel no “ocupa” el Líbano, y Hezbollah no puede tener reclamos territoriales contra Israel, pero como grupo religioso yihadista, lucha contra la soberanía no-musulmana en Dar Al-Islam.

6. Así se entiende por qué Irán, que es un estado islámico, lucha por la destrucción de Israel, aunque no tiene ningún borde limítrofe con Israel. Y por qué los islamistas Huties del Yemen tienen escrito en su bandera como parte de su misión existencial: «Muerte a Israel» a pesar de que el Estado judío se encuentra a 5.000 kilómetros de distancia del Yemen.

7. La obligación religiosa de liberar territorios ocupados por no-musulmanes en Dar Al-Islam explica por qué Hamas o Hezbollah o los palestinos de Judea y Samaria usan sus mesquitas como bases militares, y esconden allí armamento y municiones, soldados, etc. Al fin y al cabo, la guerra que ellos están librando no es una guerra con fines militares sino religiosos. Es lógico entonces que las instituciones religiosas estén al servicio del yihad. Recién en esta última incursion a Gaza luego del 7 de octubre, el ejército israelí atacó y destruyó mesquitas, y expuso la hipocresía de las Naciones Unidas, que siempre reclamó inmunidad para instituciones religiosas, a sabiendas de que estas se utilizan con fines militares. Algo parecido ocurre con los hospitales, las escuelas y las instalaciones de la infame UNRWA

8. La idea de Dar Al Islam también explica por qué confiscar territorio a los palestinos en Gaza, es la medida más efectiva para castigar la masacre del 7 de Octubre y otros actos terroristas, y será lo único que podrá disuadirlos cuando en el futuro traten de repetir un ataque similar: si se meten con Israel van a sufrir un “nakba”, van a perder territorio de Dar Al-Islam. Esto será para ellos la peor derrota, política y religiosamente.

9. Los yihadistas practican un doble discurso: por un lado el religioso, el dialogo interno desde las mesquitas, donde dicen la verdad acerca de su objetivo final con inexplicable impunidad: destruir a Israel, es el primer paso, y comenzar el yihad contra occidente.

Y por el otro lado está la propaganda, para los oídos de sus cómplices: las Naciones Unidas, los medios de comunicación, la Cruz Roja, Amnistía Internacional y la comisión internacional de los derechos humanos, para mencionar solo unos pocos ejemplos. En todos esos foros hay un pacto de silencio por el cual nunca van a mencionar el aspecto religioso de este conflicto. Por el contrario, y a sabiendas, van a describir a Israel como el agresor, van a disfrazar el problema del yihad como «colonialismo» israelí. Y también están los idiotas útiles, la izquierda ateísta, que en su insana desviación psicópata del bien hacia el mal termina apoyando la doctrina teológica más fundamentalista: el Yihad.

10. Solo una vez que nos compenetramos en el concepto de “Dar Al-Islam” se entiende la suprema ingenuidad de los dichos del secretario de estado norteamericano Anthony Blinken acerca de declarar un estado palestino “atentos a las legitimas aspiraciones de los palestinos”. La aspiración final de los palestinos —y en este sentido no hay diferencia entre Hamas y la autoridad palestina– es que Israel literalmente desparezca del mapa, que desocupe TODO su territorio, desde el rio jordán hasta el mar mediterráneo. Pero la aspiración “estratégica” más inmediata de los palestinos es crear un estado que limite con Israel. Tener a Israel a una distancia cero para desde allí producir cada vez más masacres al estilo 7 de Octubre, y así, algún día destruir a los infieles judíos que ocupan «Dar Al-Islam” .

Y a pesar de todo esto, Israel B”H prevalecerá, se liberará de sus enemigos y triunfará.

Rab Iosef Bitton

1 comentario
  1. Bertha Jiménez de Pe

    Israel saldrá adelante una vez más,habemos muchos elevando plegarias por,cada , miembro del FDI,por los secuestrados,por,el gobierno,por Israel,amamos a Israel,y se q El Eterno ,la guardara

    27/02/2024 a las 20:58

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top