Estudiando
2. Vaerá
El Libro de Shemot (Exodo)
+100%-

Brainstorming (ideas sobre la parashá)

éxodo 6:2 – 9:35


«¿Cuándo tú vas al doctor?»

«¿A dónde vas?» – le preguntó el Sombrerero Loco a Alicia.

«Al doctor» – le contestó Alicia cortésmente.

«Pero Alicia, tú pareces tan enferma, no es momento para que estés caminando por aquí y por allá!».

«Pero si yo no voy al doctor yo no me recuperaré de mi terrible enfermedad!».

«Pero Alicia» – le preguntó el Sombrerero Loco – «cuando tú llegues al doctor, ¿él te dirá que te quedes en la cama o que salgas a caminar?».

«Que me quede en la cama, por supuesto» – respondió Alicia.

«Entonces, por favor, para mejorarte tienes que escuchar al doctor. Ahora vete a la cama inmediatamente!».

Tú ganas, tú pierdes

La parashá de esta semana nos dice que Moshé llegó hasta el Faraón para pedirle que libere a los judíos. Moshé estaba en duda y dijo: «Los hijos de Israel no me escuchan, ¿cómo es que el Faraón me escuchará?!» (éxodo 6:12).

La lógica de Moshé fue la siguiente: los judíos estaban bajo una presión física y espiritual muy grande, y no tenían nada que perder al escuchar a Moshé. Entonces, si ellos no lo querían escuchar, era aún mucho menos probable que el Faraón – quien no tenía nada que ganar – lo escuche.

¿Quién necesita más ayuda?

El pueblo judío no podía escuchar a Moshé porque ellos estaban trabajando como esclavos, día y noche. Ellos no tenían tiempo para pensar, no tenían tiempo para buscar una salida a la situación de desesperación en la cual estaban.

Lo irónico de todo esto es que «cuando las cosas son difíciles» no hay razón por la cual dejar de escuchar y aprender. Tú no vas al doctor cuando te sientes bien! Los tiempos difíciles son precisamente los momentos en los cuales debes aprender más, asistir a más clases y aplicarlas de manera más estricta y constante.

Hoy en día, en el mundo, las personas están constantemente ocupadas – haciendo diligencias e intentando manejar un ataque violento de información. Ellos pueden estar infelices pero no se dan cuenta de ello. Profundamente en el corazón, ellos quieren respuestas a los misterios de la vida – pero ellos pueden no tener la tranquilidad para «escucharlas».

El que siente que su vida carece de algo, ya ha hecho medio camino en la ruta para resolver el problema, mientras que el que se siente superficialmente lleno, puede ignorar peligrosamente su estado de malnutrición espiritual.

¿Quién es el que necesita más la Torá? El que se siente completo. ¿Quién necesita más al Shabat? El que no tiene tiempo para cumplirlo!

Nosotros necesitamos ser cuidadosos sobre lo que nosotros pensamos que no necesitamos!

Preguntas para Reflexionar

#1: ¿Qué aspecto de tu salud física tú crees que estás ignorando? ¿Cuál puede ser la razón psicológica por la cual tú lo ignoras? Ahora, ¿qué harás al respecto?

#2: ¿Qué aspecto de tu salud espiritual tú crees que estás ignorando? ¿Cuál puede ser la razón psicológica por la cual tú lo ignoras? Ahora, ¿qué harás al respecto?

#3: Si tendrías que comenzar a cumplir con una de las 613 mitzvot que aún no cumples, ¿cuál escogerías y por qué?

 

 

Copyright © 1995 – 2001 Esh HaTora, P.O. BOX 14149 Jerusalem, Israel www.judaismohoy.com
Esta prohibida la reproduccion parcial o total de esta pagina con fines de lucro o comerciales.

Rabino Stephen Baars

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top