Ascendiendo
Reshit Jojmá (El principio de la Sabiduría)
+100%-

Amar con todo el corazón

Extraído de El portal del amor, del Rab Eliahu de Vidas, traducido al ingles y al español por Simcha Benyosef

Nuestra santa Torá nos ha dado [otra] manera de adquirir el amor, basada en el mandamiento,[8] “Ama al Eterno tu Dios con todos tus corazones, con toda tu alma y con todos tus recursos”. Cuando estos tres elementos estén aunados, tu amor a Dios quedará grabado dentro de ti para siempre. Rashbí discute estos tres elementos:

Rabí Yehudá estaba en compañía de Rabí Elazar y le dijo: El amor del Todopoderoso forzosamente ha de encenderse primero en el corazón, porque las emociones del corazón son las que generan el amor. Más aún, Dios quiere el corazón del hombre. Sin embargo, si es así , ¿porqué añade el versículo “con toda tu alma” después de “con todo tu corazón”? Parece pues que hay dos modos de amar a Dios: el uno con tu corazón y el otro con tu alma. Si el corazón es el elemento esencial, ¿porqué se menciona el alma?

Respondió Rabí Elazar: Es cierto que el corazón y el alma son dos entidades distintas, pero se integran y forman una, ya que aún cuando el corazón es la fuente del amor, es el alma quien lo inspira a que ame al Altísimo. El corazón, el alma y los recursos se entrelazan el uno con el otro, porque indican tres clases de amor: un amor espiritual que proviene del alma, un amor físico relacionado con la situación económica, y un amor emocional que proviene del corazón. Este último es el lazo que aúna a los tres, pero en el corazón permanece la base de los tres, ya que cuando el corazón rebosa de amor Divino, los otros dos siguen su ejemplo.

La explicación que hemos aprendido acerca del versículo “con todos tus corazones” indica que han de participar tus dos tendencias, la buena y la mala, ya que “con todo tu corazón” no significa “del fondo de tu corazón” sino “con las dos fuerzas que moran en tu corazón”. Cada una de tus dos tendencias se llama “corazón”; una es el corazón puro mientras que la otra es la mala tendencia. Por lo tanto está escrito “con todos tus corazones” en el plural, ya que son dos, la buena y la mala tendencia.

¿Por qué, entonces, dice, “con toda tu alma”? En este caso, la intención era de incluir todas las partes del alma: nefesh, ruach y neshamá, es decir, todas las fuerzas espirituales del hombre.
Y “con todos tus recursos”? La palabra “todos”, que reaparece, alude a todos los medios financieros, y cada uno de éstos es distinto al siguiente. Amar a Dios con todos tus recursos supone entregar todo esto y sentir tu amor por él mediante cada uno de estos actos de entrega.

Se plantea una pregunta: ¿cómo puede amarse a Dios con la mala tendencia? La mala tendencia acusa al pecador ante el Altísimo, tratando de impedir que se acerque a él y le sirva. ¿Cómo se puede servir a Dios a través de ella, ya que el hombre tiene que huir de ella para evitar mancharse con su impureza?
La respuesta radica en que éste es precisamente el servicio más sublime que puedas hacer por el Todopoderoso: cuando constriñes tu mala tendencia y más aún, la dominas, estás dándole al Creador la mayor prueba de tu amor por él. Estás “usando” tu mala tendencia para servirle. Es decir, si estás sirviendo al Altísimo como se debe, no cabe duda que tu mala inclinación tratará de incitarte a que abandones tu servicio y tu amor. Superar tus tentaciones y negarte a ceder a su provocación equivale a amar a Dios, porque estás cambiando el mal por bien.
“Con todos tus recursos” – subraya Rashbí -se refiere a toda tu fortuna. Haya venido a tus manos por herencia o por cualquier otro modo, has de estar listo a entregarlo todo. Por tanto está escrito, “con todos tus recursos”.

Si fijamos nuestra atención en este Zohar, vemos que hay dos puntos principales que definen la esencia del amor: “con todo tu corazón” y “con toda tu alma”. El tercero – “con todos tus recursos” – es sólo la consecuencia de este amor. El significado de “con todo tu corazón” es, como se ha señalado, con tus dos tendencias; sientes el amor de tu Hacedor hasta el punto que logras dominar tu mala tendencia por amor a él. Como indica Rabí Bajia Ibn Pakuda – llamado Rabenu Bejaye – en sus Deberes del Corazón [10]:

Ten conciencia de tus deseos por disfrutar los placeres de este mundo, y a medida que los arrancas de tu fuero interno, se intensificará tu amor al mundo venidero. Expresó un sabio el conflicto entre las dos tendencias: Así como el agua y el fuego no pueden morar en el mismo recipiente, así mismo el amor del mundo terrenal y del venidero no pueden coexistir en el corazón del creyente.

Y añade en su Portal del amor que es imposible que logres el nivel excelso en que amas a Dios y estás vinculado apasionadamente a él a menos que comiences por adquirir el temor de él, que esencialmente supone separarte de los deseos de este mundo[11].

Las enseñanzas de Rabenu Bejaye son inspiraciones del Dios viviente. Como lo indica Rabí Pinjas ben Yaír, “la jasidut-devoción es la norma de conducta más importante de todas”. La devoción equivale al amor a Dios como lo hemos descrito, y las normas como por ejemplo guardarse de la mala tendencia que puede inducir tu caída en el pecado, o mostrar fervor en tu adopción de los preceptos de la Torá como norma de vida, etc. constituyen los peldaños que has de franquear para adquirirla”.[12]

En resumidas cuentas, adquirir el amor a Dios supone dominar tus tentaciones, como se explicará a continuación. Por lo tanto dice el versículo, “con todos tus corazones”.
Es importante especificar cómo exactamente hemos de comprender “con todos tus corazones”, con tu buena y también tu mala tendencia. Como lo dice el Zohar:[13]

“con todos tus corazones” significa con tus dos tendencias: una del lado derecho y una del lado izquierdo, que equivalen a la buena y la mala tendencia.

El significado de este Zohar es, que cada vez que sigues tu buena tendencia estás atrayendo hacia ti el atributo Divino de jesed-bondad, que en Kabalá se llama “lado derecho”. En cambio, quien cae en las redes de su mala tendencia está atrayendo hacia sí el atributo Divino de guevurá-reserva, llamado “lado izquierdo”. Al servir al Altísimo con tus dos tendencias, causas una unificación de las sefirot jesed y guevurá con su Fuente de origen celestial.

En el capítulo cuarto del Portal del temor, hemos explicado el versículo, “sabrás hoy y confirmarás en tu corazón [lit. corazones] que el Eterno es Elohim“. Cada vez que superas tu mala tendencia, de hecho estás ocasionando que la izquierda Divina se oculte bajo la derecha, y como se señaló en el capítulo primero, la inclusión de guevurá-reserva en jesed-bondad es la esencia misma del amor.

Por lo tanto, la expresión “con todo tu corazón” aparece escrita en plural para incluir las raíces celestiales de donde provienen la buena y la mala tendencia, para que la reserva se oculte para siempre bajo el amor, y el lado derecho de Dios siempre prevalezca.

8-Deuteronomio 6:5.
9-Zohar Terumá 162b.
10-Portal de responsabilidad espiritual 3:25.
11-Al principio del Portal del Amor.
12-Tratado Avodá Zará 20b.
13-Zohar Vaera 27a.
14-Deuteronomio 4:39; el Zohar explica que sólo se puede comprender el concepto esotérico de la unificación del Eterno actualizando el poder de los corazones y superando la mala tendencia. [Vaera 27a]

Eliahu de Vidas

Libros relacionados

Reshit Jojma: El Portal del Amor

Kabala




Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top