Festejando
La Meguilá (rollo) de Purim
Purim
+100%-

6) Esther VI

Gentileza y (c) Mesilot Hatorá

Esther VI

1. Aquella noche el Rey no podía dormir, por lo que ordenó que le trajeran su libro privado de crónicas (diario) , y que se lo leyeran.
2. Se encontró escrito que Mordejai había informado acerca de Bigtan y Teresh, los dos sirvientes que guradaban la entrada del palacio y que trataron de matar al Rey Ajashverosh.
3. «Qué honor o recompensa se le fue dada a Mordejai por esto?» preguntó el Rey. «Nada ha sido hecho con él,» contestaron los sirvientes.
4. Entonces el Rey dijo: «Quién está en la corte?» (Haman acababa de llegar al patio exterior del palacio para hablarle al Rey sobre el colgamiento de Mordejai en la horca que él había preparado)
5. Entonces los sirvientes del Rey contestaron: «Es Haman el que se encuentra en la corte». El rey le dijo «Déjenlo entrar»
6. Cuando Haman vino, el Rey le dijo, «Qué debe hacersele a el hombre que el rey quisiera darle un honor especial?» Haman pensó para el mismo «A quine quisiera honrar el Rey más que a mí?»
7. Entonces Haman dijo al Rey: «Esto es lo que debe hacersele al hombre a quien el Rey quiere honrar»
8. «Hagan traer un traje real que el Rey haya usado y el caballo que el Rey mismo haya montado, y que le pongan la corona real sobre su cabeza»
9. «El vestido y el caballo debe dársele a uno de los más altos oficiales del Rey. El deberá vestir al hombre a quien el Rey quiere honrar y debe llevarlo a pasear a caballo a través de la plaza de la ciudad y que anuncie delante de él: «Esto es lo que se le debe hacer al hombre que el Rey quiere honrar».
10. Entonces el Rey dijo a Haman: «Apresurate, toma el vestido y el caballo como has dicho, y haz todo esto por Mordejai el judío, que se sienta en la entrada del palacio del Rey, y no faltes en ninguno de los detalles que has mencionado»
11. Entonces Haman tomó el vestido y el caballo, vistió a Mordejai y lo llevó a través de la plaza de la ciudad anunciando delante de él: «Esto es lo que se le debe hacer al hombre que el Rey quiere honrar.»
12. Mordejai regresó a la entrada del palacio, pero Haman se apresuró a irse a su casa triste y avergonzado.
13. Haman le contó a su esposa Zeresh y a todos sus amigos lo que le había pasado. Sus consejeros y su esposa Zeresh le dijeron: «Si Mordejai es judío y tú has empezado a caer delante de él, no vas a ser capaz de ganar en contra de él y al final caerás delante de él.»
14. Mientras todavía le hablaba, los sirvientes del Rey llegaron e hicieron a Haman apresurarse para ir a la fiesta que Ester había preparado.

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top