Energía de los meses
Introducción: el tiempo en la Torá
La energia del mes de Kislev/Sagitario
+100%-

1) La energia de los meses: introducción

Existe una correspondencia estricta entre los doce meses del año lunar y las 12 constelaciones del zodiaco. Mas aun, los sabios agregan que el paralelismo alcanza a las 12 tribus de Israel, a las 12 letras simples del abecedario hebreo y a las 12 fuerzas o poderes del alma. En resumen, cada mes tiene una energia propia que se transmite al mundo, y dicha energia resulta favorable para trabajar ciertos aspectos de la vida, tanto en el plano individual como colectivo.

Como cuenta el relato biblico, dos luminarias principales fueron creadas durante el cuarto dia: el sol y la luna.

De acuerdo con los sabios misticos, el sol representa los procesos estables y ciclicos de la creación. A traves del sol se determina el año, el cual alude al tiempo que vuelve y se repite en estaciones fijadas desde el pirmer dia del mundo: primavera, verano, otoño e invierno. Lo mismo sucede con la fijación del dia y la noche. Tambien el nombre en hebreo shana (año) comparte raiz con la palabra hebrea sheni (dos), cuyo significado simboliza la repetición del numero uno.

La luna por su parte, sirve para determinar los meses. La palabra hebrea jodesh (mes) comparte raiz con la palabra jidush (renovación). Tambien la luna respeta un ciclo, aunque, y de acuerdo con la perspectiva del hombre, de permanente cambio y transformación: nace, crece, declina, desaparece, para luego volver a renovarse.

De acuerdo con el calendario hebreo, los años carecen de nombre. Es decir, carecen de esencia propia y particular. No tienen una personalidad definida. Es un tiempo hueco, una invitacion en blanco. Representan nada mas que una continuidad temporal: no hay nada nuevo bajo el sol.
Los meses por el contrario, representan unidades de cambio y renovación, por tanto aluden a estructuras temporales diferenciadas. Por esta razon llevan nombres particulares.

-Doce estaciones, cinco puertas.
El tren, en su recorrido a traves del ciclo del año, atraviesa y se detiene en doce estaciones: los meses.Doce personalidades, doce nombres, doce esencias.
La Sabiduría del Sinai, principalmente en textos antiquisimos adjudicados al mismo profeta Abraham, descubre y señala puertas de entrada a la esencia particular de cada mes:

1- Las doce letras simples del abecedario hebreo
2- Las doce tribus de Israel
3- Las doce fuerzas o poderes del alma
4- Los acontecimientos historicos
5- El lenguaje esencial de los sabios.

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top