Libro Bereshit (Genesis)
Vaiejí
+100%-

Vaieji (2)

50

1 Iosef (José) cayó sobre el rostro de su padre; lloró sobre él y lo besó.
2 Iosef (José) ordenó a sus sirvientes, a los médicos, que embalsamaran a su padre; y los médicos embalsamaron a Israel.
3 Se completó su término de cuarenta días, pues tal es el término de los embalsamados, y Egipto lo lloró durante setenta días.
4 Cuando el período de llanto llegó a su fin, Iosef (José) habló a la familia del Faraón, diciendo: «Os ruego, si he hallado gracia en vuestros ojos, que habléis ahora a los oídos del Faraón, diciendo:
5 Mi padre me ha conjurado, diciendo: “He aquí que estoy a punto de morir; en mi tumba, que he preparado en la tierra de Canaán, allí deberéis sepultarme”. Ahora subiré, os ruego, y enterraré a mi padre, y retornaré».
6 Y el Faraón dijo: «Sube y entierra a tu padre tal como te hizo jurar».
7 Iosef (José) subió a enterrar a su padre, y con él subieron todos los sirvientes del Faraón, los ancianos de su casa y todos los ancianos de la tierra de Egipto,
8 y toda la casa de Iosef (José), sus hermanos, y la casa de su padre; únicamente sus niños pequeños, sus ovejas y su ganado vacuno dejaron en la tierra de Goshen.
9 Y él trajo consigo tanto carrozas como jinetes; y el campamento era muy importante.
10 Llegaron a Goren Ha Atad, que está del otro lado del Jordán, y allí realizaron una eulogía muy grande e imponente; y le fue guardado a su padre un período de luto de siete días.
11 Cuando los habitantes cananeos de la tierra vieron el luto de Goren Ha Atad, dijeron: «Es un duelo importante para Egipto». Por eso, se lo llamó Avel Mitzraim, que se encuentra del otro lado del Jordán.
12 Sus hijos hicieron con él tal como él les había ordenado.
13 Sus hijos lo transportaron a la tierra de Canaán y lo enterraron en la cueva del campo de Majpelá, el campo que Abraham había adquirido de Efrón el jeteo como sitio de sepultura, enfrente de Mamre.
14 Después de que enterró a su padre, Iosef (José) retornó a Egipto, él y sus hermanos, y todos los que habían subido junto con él a enterrar a su padre.
15 Los hermanos de Iosef (José) vieron que su padre había muerto, y dijeron: «Tal vez Iosef (José) nos guarde rencor, y entonces ciertamente nos devolverá todo el mal que le hicimos».
16 Mandaron a decir a Iosef (José), diciendo: «Tu padre dio órdenes antes de su muerte, diciendo:
17 “Así le diréis a Iosef (José): te ruego perdones la falta de tus hermanos y su pecado, pues te han causado mal”. Y ahora, te rogamos perdones la falta de los sirvientes del Dios de tu padre». Y Iosef (José) lloró cuando le hablaron.
18 Sus propios hermanos también fueron y se postraron ante él y dijeron: «Estamos dispuestos a ser tus sirvientes».
19 Mas Iosef (José) les dijo: «No temáis, pues ¿acaso estoy en lugar de Dios?
20 Si bien vosotros pensasteis en hacerme daño, Dios lo pensó para bien: para que –es claro como este día– todo un vasto pueblo pueda sobrevivir.
21 Y ahora, no temáis, yo os sustentaré a vosotros, y a vuestros hijos». Así los consoló y habló a su corazón.
22 Iosef (José) se estableció en Egipto, él y la casa de su padre, y Iosef (José) vivió ciento diez años.
23 Iosef (José) vio tres generaciones a través de Efraim; incluso los hijos de Majir, hijo de Menashe (Manasés), fueron criados en las rodillas de Iosef (José).
24 Iosef (José) les dijo a sus hermanos: «Estoy a punto de morir, mas Dios ciertamente os recordará y os elevará de esta tierra a la tierra que El juró a Abraham, Itzjak (Isaac) y Iaacov (Jacob)».
25 Iosef (José) hizo jurar a los hijos de Israel, diciendo: «Dios ciertamente os recordará y deberéis subir mis huesos de aquí».
26 Iosef (José) murió a la edad de ciento diez años; lo embalsamaron y lo colocaron en un cajón en Egipto.

Textos relacionados
Vaieji (1)

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top