Libro Vaikrá (Levítico)
Tzav
+100%-

Tzav (2)

8

1 El Eterno habló a Moshé (Moisés), diciendo:
2 «Toma a Aarón y a sus hijos junto con él, y las vestimentas y el aceite de unción, y el toro del sacrificio expiatorio -jatat- y los dos carneros, y el cesto de matzot.
3 Reúne a toda la asamblea en la entrada de la Tienda de la Reunión».
4 Moshé (Moisés) hizo tal como El Eterno le ordenó y la asamblea se reunió en la entrada de la Tienda de la Reunión.
5 Moshé (Moisés) le dijo a la asamblea: «Esto es lo que El Eterno ha ordenado que se haga».
6 Moshé (Moisés) acercó a Aarón y a sus hijos y los lavó con agua.
7 Le colocó la Túnica encima y lo ciñó con la Faja; lo vistió con el Manto y le colocó el Efod; lo ciñó con el cinturón del Efod y lo adornó con él.
8 Le colocó el Pectoral y en el Pectoral colocó los Urim y los Tumim.
9 Le puso el Turbante en su cabeza y sobre el Turbante, hacia el rostro, le puso la Bincha de oro, la corona sagrada, tal como El Eterno le había ordenado a Moshé (Moisés).
10 Moshé (Moisés) tomó el aceite de unción y ungió el Tabernáculo y todo lo que había en él; de ese modo los consagró.
11 Esparció con él siete veces sobre el Altar; ungió el Altar y todos sus utensilios, y la Jofaina y su base, para consagrarlos.
12 Vertió del aceite de unción sobre la cabeza de Aarón y lo ungió para consagrarlo.
13 Moshé (Moisés) acercó a los hijos de Aarón, los vistió con las Túnicas y los ciñó a cada uno con una Faja y les colocó los Sombreros, tal como El Eterno le había ordenado a Moshé (Moisés).
14 Acercó el toro del sacrificio expiatorio -jatat-; Aarón y sus hijos apoyaron sus manos sobre la cabeza del toro del sacrificio expiatorio -jatat-.
15 Lo sacrificó y Moshé (Moisés) tomó la sangre y la colocó sobre las astas del Altar, en derredor, con su dedo índice, y purificó el Altar; vertió la sangre restante en la base del Altar y lo consagró para procurarle expiación.
16 Luego tomó toda la grasa que hay sobre las entrañas, y el diafragma del hígado y los dos riñones con su grasa, y Moshé (Moisés) hizo que ascendieran en humo sobre el Altar.
17 Y el toro, con su cuero, carne y excrementos, lo quemó con fuego afuera del campamento, tal como El Eterno le había ordenado a Moshé (Moisés).
18 Luego acercó el carnero para la ofrenda ígnea -olá- y Aarón y sus hijos apoyaron sus manos sobre la cabeza del carnero.
19 Lo sacrificó y Moshé (Moisés) arrojó la sangre sobre el Altar, en derredor.
20 Cortó el carnero en sus partes; Moshé (Moisés) hizo que la cabeza, las partes y las grasas ascendieran en humo.
21 Lavó las entrañas y los pies con agua; Moshé (Moisés) hizo que todo el carnero ascendiera en humo sobre el Altar; era una ofrenda ígnea -olá-, para un aroma agradable; era una ofrenda de fuego para El Eterno, tal como El Eterno le había ordenado a Moshé (Moisés).
22 Luego acercó el segundo carnero, el carnero de consagración, y Aarón y sus hijos apoyaron sus manos sobre la cabeza del carnero.
23 Lo sacrificó y Moshé (Moisés) tomó de su sangre y la colocó sobre la parte media de la oreja derecha de Aarón, sobre el pulgar de su mano derecha y sobre el pulgar de su pie derecho.
24 Acercó a los hijos de Aarón y Moshé (Moisés) puso de la sangre en la parte media de sus orejas derechas, sobre los pulgares de sus manos derechas y sobre los pulgares de sus pies derechos; y Moshé (Moisés) arrojó la sangre restante sobre el altar, en derredor.
25 Tomó la grasa y la cola, y toda la grasa que había sobre las entrañas y el diafragma del hígado, y los dos riñones y su grasa, y el muslo derecho.
26 Y del cesto de matzot que había delante de El Eterno, tomó una matzá, un pan oleoso y una oblea, y los colocó sobre las grasas y sobre el muslo derecho.
27 Colocó todo esto sobre las palmas de Aarón y sobre las palmas de sus hijos; y los meció como un servicio de agitación ante El Eterno.
28 Luego Moshé (Moisés) los tomó de sus palmas e hizo que ascendieran en humo sobre el Altar después de la ofrenda ígnea -olá-; eran ofrendas de consagración, para un aroma agradable; era una ofrenda de fuego para El Eterno.
29 Moshé (Moisés) tomó el pecho y lo agitó como un servicio de agitación ante El Eterno; una porción del carnero de la consagración era para Moshé (Moisés), tal como El Eterno le había ordenado a Moshé (Moisés).
30 Moshé (Moisés) tomó del aceite de unción y de la sangre que había sobre el Altar, y los esparció sobre Aarón y sus vestimentas, y sobre sus hijos y sobre las vestimentas de sus hijos, que estaban con él; así consagró a Aarón y a sus vestimentas, y a las vestimentas de sus hijos con él.
31 Moshé (Moisés) le dijo a Aarón y a sus hijos: Cosed la carne en la entrada de la Tienda de la Reunión y allí la comeréis y el pan que está en el cesto de las ofrendas de consagración, tal como he ordenado, diciendo: «Aarón y sus hijos la comerán».
32 Y lo que sobre de la carne y del pan, lo quemaréis con fuego.
33 No os iréis de la entrada de la Tienda de la Reunión durante siete días, hasta el día en que hayan finalizado vuestros días de consagración; pues seréis consagrados en un lapso de siete días».
34 Tal como hizo este día, así El Eterno ha ordenado que se hiciera para procuraros expiación.
35 En la entrada de la Tienda de la Reunión habitaréis día y noche, durante siete días, y protegeréis la custodia de El Eterno para que no muráis; pues así se me ha ordenado.
36 Aarón y sus hijos cumplieron todas estas cosas que El Eterno ordenó por medio de Moshé (Moisés).

Textos relacionados
Tzav (1)

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top