HALEL
El camino del hombre
La iniciación
+100%-

Shema Israel

SHEMA ISRAEL IHVH ELOKEINU IHVH EJAD
Escucha y Oye Israel IHVH ELOKEINU IHVH es UNO.

SHEMA – Oye, el oído no cesa de oír, es decir que la audición se encuentra más allá de nuestra voluntad. El acto de oír se halla fuera de mi control.
El libre albedrío reside en qué es lo que oigo.
El sentido del oído se relaciona con la sefirá Biná, que representa al mundo de la Creación/ Briá y al tercer nivel del alma denominado Neshamá. El acto de oír dirige nuestra conciencia hacia nuestro interior, es decir que el hombre debe encontrar en lo más profundo de sí mismo la verdadera naturaleza del deseo de su alma.

ISRAEL: es la voluntad del alma de retornar a su fuente, el Infinito/ Ein-Sof.

IHVH: es la Realidad y Voluntad Superior que está en equilibrio con las leyes de la Creación.

YO SOY IHVH ... Deuteronomio 5:6 Primer postulado del Decálogo.

ELOKEINU: es la Voluntad Superior (IHVH) manifestándose en los planos inferiores.
YO SOY IHVH TU ELOKIM Deuteronomio 5:6
Los diferentes nombres (ELOKIM, IHVH, etc.) que se mencionan en la Torá nos revelan los diversos aspectos de la voluntad y leyes que rigen la vida.
El nombre ELOKIM designa la forma en que la Luz Superior se reviste en las leyes de la naturaleza [***].
Cuando la Torá nos relata acerca de la Creación del hombre (libro Bereshit) utiliza el nombre IHVH sólo cuando el hombre recibe su Neshamá de vidas Génesis 2 :7. Hasta ese momento (en el comienzo del relato) se hace mención de la Voluntad Superior bajo el nombre de ELOKIM.
El nombre IHVH le da al hombre conciencia de sí mismo, de su verdadera naturaleza espiritual y altruista y del libre albedrío para elegir entre el bien y el mal, entre ratzón lehashpía y ratzón lekabel (ver “Las rotaciones del Alma”).

EJAD: Uno, nos indica que lo Superior y Su manifestación son Uno.

El SHEMA ISRAEL es parte del entrenamiento judío, nuestra emuná.
El objetivo del SHEMA como todas las mitzvót, consiste en llevar nuestra voluntad, deseo y conciencia a la unidad primigenia, al estado de Infinito/ Ein-Sof. Es así que tenemos la posibilidad de unificar nuestra realidad limitada y trascender el mundo sensorial tanto en nuestra mente como también en nuestro corazón y en nuestra vida. La puesta en práctica de esta mitzvá, como el resto de la tefilá, debe envolver todo nuestro ser y activar lo más profundo de nosotros al unificarnos con la Luz Infinita.

La tfilá es el momento en el cual trascendemos el tiempo y el espacio y debe ser lo suficientemente intensa para que logremos trascender la realidad sensorial y fusionarnos con el corazón, la mente y todo nuestro ser en la LUZ.


[****] Tzadík – Justo. De acuerdo al Judaísmo, tzadík es el hombre para quien el deseo de su prójimo es como el suyo propio, de esa forma se transforma en “socio activo del programa de la Creación” el cual consiste en beneficiar a todas las creaturas en forma infinita. Tzadík es quien hace la acción justa en el momento justo.

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top