HALEL
El camino del hombre
La Torá, un proyecto universal
+100%-

La Torá, un proyecto universal

« Anular la individualidad es anular lo original con que fue dotado cada individuo para contribuir y participar en el logro del bien universal »

En la concepción judía cada individuo, así como cada nación, fue creado con un potencial y sólo cuando logra encauzarlo en pro del bien colectivo se eleva a la categoría de universal.
Lo universal comienza a surgir cuando cada individuo y nación asume su responsabilidad particular, cuando cada uno contribuye a partir de lo que es y de lo que posee para que surja el bien colectivo. El hombre comienza a realizarse espiritualmente cuando colabora con el gran cuerpo de la humanidad desde su individualidad, como fue explicado en el item 10. Anular la individualidad es anular lo original con que fue dotado cada individuo para contribuir y participar en el logro del bien universal. Tal es así que cuando el individuo no encuentra su función, lo que tiene para dar de sí, expresa su individualidad en forma egoísta. Esto es similar a un componente de un sistema electrónico, que por haber sido conectado en el lugar incorrecto neutraliza su potencial o produce un cortocircuito que altera el funcionamiento de todo el sistema.

Lo que debemos anular es el egoísmo, nuestra falsa individualidad, dando lugar a nuestra verdadera individualidad, el altruismo, nuestra potencialidad de dar en forma positiva. El hijo de Rabí Shimón Bar Iojái, Rabí Eleazar, nos enseña en el libro del Zóhar que el mundo entero, finalmente, deberá unirse bajo este principio de responsabilidad mutua para que el bien universal surja.

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top