HALEL
La estructura incorpórea
Psicología
+100%-

La sombra de la realidad

Ideas acerca de La percepción de la Realidad
Lo espiritual y lo material, son dos formas a través de las cuales la realidad se manifiesta. Lo espiritual es el ámbito de la vida que nos posibilita el acceso a las causas, en tanto que lo material son las consecuencias de dichas causas.

La realidad espiritual está basada en principios objetivos, universales, eternos y constantes, los cuales se manifiestan en el ámbito mental, emocional y material-sensorial de acuerdo a la actitud humana.
Los principios que rigen la realidad no dependen de criterios humanos, son parte intrínseca de la propia naturaleza de la Creación. El hombre des-cubre dichos principios y los codifica. Des-cubrir es el resultado del esfuerzo humano cuando logra comprender las leyes que gobiernan la realidad.

Algunos de los principios expuestos en la Torá se pueden comprender «natural y racionalmente» después de que fueron formulados hace ya miles de años; pero no debemos olvidar que su esencia está por sobre la Creación, de la misma forma que las leyes físicas que el hombre des-cubre y no crea.

Principios reconocidos como la base de toda sociedad civilizada: no codiciar, no engañar, no robar, no adulterar, no asesinar, respetar y honrar a los padres, etc., se transformaron en «norma» sólo a partir de la revelación de la Torá y aun así la humanidad no ha logrado incorporarlos como parte de su naturaleza.

Diferentes formas de una misma realidad
Toda la realidad que podemos percibir a través de nuestros sentidos e inteligencia no son sino las diferentes formas en que la Energía Infinita que nutre la vida se manifiesta. Sea a través de los fenómenos naturales que investiga la ciencia, los del pensamiento que se ocupa la sicología y la filosofía como en los espirituales que estudia la Torá y más profundamente la Kabalá, etc., todos ellos son diferentes formas en que HaKadósh Barúj Hú se revela ante los seres humanos. Lo que debemos establecer en forma precisa es el objetivo de toda la actividad humana: justificar el egoísmo o educar a los seres humanos a des-cubrirse como partes de una sola humanidad integrada por pueblos e individuos que se complementan y necesitan mutuamente para alcanzar la armonía universal. La auténtica concepción y forma de vida judía transmitida por la Torá, principalmente en su comprensión interior a través de la Kabalá, conduce al hombre a expresar en cada acto que realiza la unidad inmanente de toda la realidad. «Lo material» y «lo espiritual», la ciencia, y la Kabalá, etc., pueden ser «buenas» o «malas» conforme al uso que hagamos de ellas. La apreciación de la realidad depende de los objetivos y no de definiciones teóricas desligadas de la actitud humana. Toda sabiduría se evalúa de acuerdo a su objetivo; sosteniendo que lo auténticamente espiritual es el camino hacia el logro de la voluntad altruista, y lo material aquello que nos conduce al egoísmo. Ahora podemos comprender por qué muchas veces lo que parece en primera instancia «espiritual» no es más que codicia, dado que los objetivos son egoístas. Por el contrario, cuando se emplea concientemente el dinero, el tiempo, etc. en realizar actos de bien, mitzvót, «lo material» pasa a ser más espiritual que muchas «formas de espiritualidad», ya que el objetivo es el altruismo.

Un niño o una persona inmadura, limita la realidad a sí mismo: como yo siento y pienso así es la realidad y así seguramente todos piensan y sienten y si no, deberían hacerlo. Reduce la realidad a su mente, de «arriba hacia abajo». En lugar de «colocar» su cabeza en la Torá y discernir en los principios superiores, «pone» la Torá en su cabeza y limita todo a su concepción, a lo que le dicta «su lógica».
La Torá, en cambio, nos enseña a expandir la conciencia desde la realidad material-sensorial a la espiritual de «abajo hacia arriba», desde la multiplicidad hacia la unidad des-cubriendo en cada aspecto y tendencia existente otra forma de revelar la armonía universal.

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top