HALEL
La Armonia Universal
La armonía universal
+100%-

La necesidad de la sabiduría de la Kabalá

« Solamente la “sabiduría verdadera” la Kabalá es la que revelará el funcionamiento de la Creación en todos sus ámbitos ya que su objetivo es revelar la unidad de toda la realidad »

Nos expresa Rabi Moshe Jaim Luzzatto (Ramajal), en su libro Miljamót Moshé, que el conocimiento espiritual debe ser alcanzado por la mente, y no es suficiente con creer, es necesario conocer. El conocimiento debe estar basado en elementos de juicio, mediante argumentos razonables.
¿Qué es aquello que debemos conocer? Que de la misma forma que hay un orden de causa consecuencia en las leyes naturales, en la física y en todos los fenómenos aprehensibles por los sentidos también hay un orden superior inteligible espiritual basado en principios objetivos que provienen de un conciencia única e infinita denominada Kadósh Barúj Hú.
Y él mismo nos pregunta ¿Cómo podemos aprehenderlos? ¿En qué sabiduría lo podemos encontrar expresado en términos entendibles y razonables? Y nos responde: “Del estudio de la Torá en su sentido literal inmediato no lo podremos obtener ya que nos encontraremos con una lista de preceptos a cumplir con sus diferentes detalles o con relatos sobre la vida de los patriarcas. De los preceptos no podemos conocer lo que ansiamos pues la “lista de órdenes” es de índole práctica y no nos revela nada respecto del Kadósh Barúj Hú y su completitud. En ese texto encontramos órdenes o instrucciones prácticas y no conocimiento de lo superior. Incluso si se tratase de una lista de ordenes indicados por un mortal, no podríamos conocerle cabalmente limitándonos al estudio de la lista. Por otra parte, de los relatos narrados en la Torá no podemos obtener el conocimiento deseado a menos de que nos ayudemos de un método especial de estudio que nos permita ver que los hechos relatados se desarrollaron de acuerdo a un orden superior y con profunda sabiduría, lo cual sería una disciplina en sí misma y no meramente el estudio de los relatos bíblicos. Más aun, si lográsemos estudiar los relatos de esa manera lograríamos captar las leyes que actuaron en la narración en cuestión mas no sabríamos a ciencia cierta que así funcionan los principios espirituales superiores ni alcanzaríamos con nuestra mente limitada a comprender su aplicación en los diferentes ámbitos de la vida.
Toda esa sabiduría no es posible de aprehender mediante los relatos, de éstos aprendemos cómo actuó el Kadósh Barúj Hú en determinada oportunidad mas no por eso percibiremos que en todo fenómeno natural hay una fuerza que los dirige en base a principios objetivos.

Hay quienes argumentan de que el conocimiento superior que procuramos se puede obtener mediante la contemplación de la naturaleza. Sabemos que no es así pues la gran mayoría de quienes se basan sólo en analizar los fenómenos naturales llegan a la conclusión de que el mundo se comporta mecánicamente, de acuerdo a leyes naturales únicamente, sin intervención de principios superiores de ningún tipo.

Solamente la “sabiduría verdadera” la Kabalá es la que revelará el funcionamiento de la Creación en todos sus ámbitos ya que su objetivo es revelar la unidad de toda la realidad. La sabiduría de la Kabalá nos enseña que todo lo que existió existe y existirá está sometido a principios objetivos.
Sólo la Kabalá puede librarnos de las dudas y del creer sin argumentación, lo cual genera ignorancia, miedo, y finalmente egoísmo. El desconocimiento de la sabiduría de la Kabalá fue y es la causa que generaciones enteras “encuentren” respuestas a sus interrogantes en sistemas exteriores al judaísmo lo que los condujo y conduce a la Haskalá y a la conclusión que el mundo es caótico y regido por el azar. Así fue sistemáticamente desvirtuándose el judaísmo y provocando un desconocimiento tanto en el pueblo judío como en el resto del mundo de los objetivos de la Torá de Israel.

Ya el Rey Shlomó en su libro Kohélet (Eclesiastés) describió la vanidad en la que se ven sumidos en su vida los individuos que se encuentran distantes de la verdadera sabiduría y lo errado de sus caminos consecuencia de su desconocimiento.
Quien contempla el mundo exteriormente, aparentemente no hay orden ni justicia. Pero la sabiduría de la Kabalá nos permite entender el porqué de toda situación de modo profundo y abarcativo demostrándonos como todo proviene del Kadósh Barúj Hú y es parte de un proceso que tiene como objetivo revelar finalmente el bien absoluto.

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top