HALEL
El encadenamiento de los mundos
El Uno sin segundo
+100%-

La Causa Primera

« Ein – Sof es el principio y el fin de toda la realidad »

Todo lo que sucede en nuestra realidad es el resultado de una serie de encadenamientos de causas y consecuencias espirituales generadas por y desde la causa primera: la voluntad del Kadósh Barúj Hú de dar plenitud y completitud, denominad o en el lenguaje de la Kabalá: Infinito (Ein – Sof). Ein – Sof es el principio y el fin de toda la realidad. Pero, para que las creaturas Lo alcancen (ver “Si Lo conociera sería El”) manifestó un espacio de encuentro, la Creación, donde es percibido bajo dos aspectos, uno creado -el deseo de recibir plenitud- otro increado, que existe desde siempre sin principio ni fin en un estado eterno de ser: la plenitud infinita. Estos dos aspectos que «existen» unificados en el estado de placer infinito: Ein – Sof, son distinguidos por las creaturas como el deseo y la plenitud que colma el deseo. En Ein – Sof el deseo «existe» en forma potencial, ya que cuando experimentamos plenitud no sentimos diferencia entre ésta y el deseo de recibirla, los percibimos como una unidad. En cambio, en el ámbito de la Creación anhelamos la plenitud infinita, entonces, los distinguimos claramente (ver items 15, 17 y 76).

continua

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top