Impacto Hebreo
El Impacto Hebreo en la Civilización
El Judaísmo frente al Cristianismo
+100%-

Evangelizando a los judíos II

Copyright 1995 – 2001 Esh HaTora, www.judaismohoy.com

El objetivo fundamental del movimiento mesiánico es borrar las diferencias entre el judaísmo y el cristianismo para poder captar a los judíos, que de otra forma se resistirían al mensaje cristiano.
Para el horror del mundo judío es una táctica que ha funcionado en los segmentos más vulnerables de nuestra comunidad – los jóvenes, los viejos y nuestros hermanos rusos.
¿Por qué son tan susceptibles estos judíos al asalto de los misioneros? ¿Por qué los evangelizadores pueden convencer a nuestros jóvenes judíos con tanta facilidad?
No hay duda que la intensidad y obsesión tan dogmática que los fundamentalistas cristianos tienen en evangelizar a los judíos contribuye al éxito de grupos como los “judíos por Jesús”. Si estuviéramos cumpliendo nuestras obligaciones como judíos, una misión cristiana sería una amenaza muy pequeña para la integridad espiritual de nuestra comunidad, sin importar lo creativa, preparada o fundamentada que fuera. Pero una combinación letal de circunstancias y factores contribuyen a la fragilidad de la juventud judía.
Los adolescentes, ya sean hombres o mujeres, son vulnerables a los evangelizadores porque generalmente están inseguros de sí mismos, del mundo que los rodea y de la vida adulta que les espera. Los adolescentes y los jóvenes universitarios son buscadores por naturaleza – están buscando una identidad propia. Están por demás abiertos a sugerencias espirituales que van en contra de los valores de sus familias. Más aún, los adolescentes no son reconocidos por tener una gran auto-estima, ni por tener los pies sobre la tierra.
Para muchos jóvenes, la universidad es el lugar donde experimentan una autonomía total por primera vez en sus vidas. Muy pocos jóvenes son enviados a la universidad con una fuerte educación judía. Los misioneros están muy conscientes de cuan letal es esta combinación para los jóvenes judíos, y como resultado dirigen gran parte de su energía a evangelizar judíos en la universidad.

Examen de IQ Judío

Generalmente cuando estoy dando clases en universidades hebreas en los Estados Unidos, les doy a los jóvenes un examen de inteligencia judía. “Dime”, les pregunto, “¿Cuál era el nombre de la madre de Jesús y cuál era el nombre de la madre de Moisés?”. Ellos saben que María fue la madre de Jesús, pero muy pocos saben el nombre de la madre de Moisés. Pregúntales el nombre de dos libros del Talmud y dos libros del Nuevo Testamento y obtendrás, invariablemente, el mismo resultado. Es típico que los niños reciten el nombre de todos los evangelios de la Biblia cristiana y no tengan idea de los tratados del Talmud. La peor parte, es que hemos educado una generación de niños que saben muy poco sobre la religión que se les pide que abandonen.
Hace unos años, recibí la llamada de una madre histérica viviendo en Long Island. Había encontrado un nuevo testamento debajo del colchón de su hija. Hubo una terrible confrontación. La hija se fue de la casa y la madre supo que, desesperadamente, necesitaba ayuda.
Hablamos por un buen rato y resultó ser que su hija estaba involucrada en una congregación mesiánica de Long Island llamada Olive Tree. Le expliqué que si iba a ayudar, tendría que hacer una cita con su hija, entonces establecimos un lugar y una hora. Elizabeth no estaba muy contenta de encontrarse con alguien como nosotros, pero después de una buena presión materna, una cita fue establecida.
Cuando apenas conocí a Elizabeth parecía ser amigable. Después de cinco minutos me empezó a contar de su nueva fe. Me describió cómo, cuando estaba en la Universidad de Boston, su compañera de cuarto le dio de regalo un Nuevo Testamento. No lo leyó en ese momento, sino que lo dejó a un lado.
Me dijo que una noche se estaba sintiendo deprimida después de romper inesperadamente su noviazgo y decidió echarle una hojeada al Nuevo Testamento. “Empecé a hojearlo y llegué a un versículo que me movió de una manera muy especial. Penetró en mi alma a tal punto que supe que este Nuevo Testamento debería ser la palabra de D-os” – me dijo.
Le pregunté a ella qué versículo fue el que le dio tanta inspiración. Tomó la Biblia de la mesa y con sus dedos empezó a mover las hojas. De repente dijo: “Este es!”. Empezó a leer este versículo del libro de Marco: “Y deberás amar a D-os con todo tu corazón, toda tu alma y todas tus fuerzas…”.
Esta jovencita no tenía idea de que esta frase sagrada es la frase más preciada y celebrada por el pueblo judío, y que está escrita en la Torá. No fue mucho después de esta cita memorable con Elizabeth, que ella regresó a la fe de sus antepasados. En menos de un mes Elizabeth se fue a Israel a estudiar a un seminario para mujeres por un año.

Retiros Fundamentalistas

Así como Elizabeth, muchos hebreo-cristianos te dirán que la primera vez que consideraron creer en Jesús fue en la Universidad. En el campus universitario es el primer lugar donde la gente está invitada a retiros fundamentalistas cristianos, rezos y clases sobre la Biblia. Lo que presencian ahí no se parece en nada a lo que han visto en alguna sinagoga. La gente se para en sus bancos, llorándole a Jesús y la curación toma lugar en los pasillos.
Los judíos mesiánicos son extremadamente amigables. Visita una congregación mesiánica: Si eres una cara nueva, los congregantes inmediatamente se acercarán a ti con palabras de bienvenida y sonrisas en el rostro. Van a querer saber quién eres, qué es lo que haces y si tienes un lugar donde comer.
La gente mayor también es bastante vulnerable al evangelismo judío. No es una pequeña coincidencia que haya más congregaciones mesiánicas en la península del sur de Florida que en cualquier otra región de Norte América.
Además de dificultades físicas, la gente mayor sufre de una amarga soledad. Los voluntarios de las misiones cristianas que salen a buscar a estos ancianos en sus asilos no se enfrentan a ninguna resistencia por parte de estas instituciones y sus residentes, ante sus actividades agresivas. Una sonrisa bonita y una cálida palmada no tienen precio para aquellos que están esperando la muerte. Con mentes que han sido debilitadas debido al pasar del tiempo, y un alma hambrienta por comodidad, nuestros abuelos y bisabuelos están cayendo en el movimiento jesuita.
Es muy bien sabido que los judíos rusos son el blanco principal para los evangelistas. El comunismo en la Unión Soviética les robó cualquier tipo de educación judía o entendimiento de su herencia milenaria. Muy pocos de estos nuevos inmigrantes están familiarizados con las costumbres fundamentales de nuestra herencia, como lo son el Séder de Pesaj o la conexión con el Estado de Israel. Esto ha sido devastador para la comunidad judía rusa. Como resultado, las misiones cristianas han invertido increíbles recursos y poder humano en las comunidades rusas en Israel, y en vecindarios como Brighton Beach o Brooklyn. Es una ironía que los judíos de la ex Unión Soviética que soportaron a los zares y a la Rusia comunista, sucumban rápidamente en manos de los misioneros cristianos del Oeste.
Algunos años atrás, me quedó claro que, inclusive que mis pláticas estaban siendo escuchadas por mucha gente a lo largo de la nación, y que habían muchos jóvenes como Elizabeth a quien yo había sacado de estos grupos cristianos, la mayoría del pueblo judío no ha sido contactada. Muchos hebreo-cristianos que regresaron a su judaísmo se quejan de que tenían muy pocas fuentes disponibles para ayudarles a responder a los argumentos pasivos usados por los grupos como los “judíos para Jesús”.
Algo más se necesita hacer. Es por eso que nuestra organización, Outreach Judaism, trabaja incansablemente con distintos programas multifacéticos diseñados especialmente en contra de los esfuerzos de los fundamentalistas cristianos, que tienen como objetivo la conversión de los judíos.
Nuestro especial Role-play para los jóvenes es reconocido como la herramienta más efectiva contra los evangelistas que quieren robarle a estos jóvenes su fe. Para más información sobre este programa para jóvenes vea:
www.outreachjudaism.org/roleplay.html
Si las estimaciones son correctas, más de ocho mil judíos se convertirán al movimiento hebreo-cristiano este próximo año.
El cristianismo es llamado “la Iglesia”; sin embargo el judaísmo nunca es llamado “la sinagoga”. El centro de la vida judía siempre ha sido un hogar judío. Esta fuente tan rica de nuestra herencia, conjuntamente con una educación judía segura, debe ser restaurada dentro de nuestro pueblo, y especialmente con nuestros jóvenes, pues ellos son nuestro futuro.

 

Rav Tuvia Singer

Textos relacionados
Evangelizando a los judíos I
1 comentario
  1. juio a abraham

    Interesante su comentario pues nací en un hogar católico después pase al cristianismo de ahí al mesianismo y al final de la carrera encontré la Torah, hoy soy judío. Quisiera recibir literatura sobre este tema. Gracias.

    06/07/2016 a las 07:22

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top