HALEL
La Armonia Universal
La armonía universal
+100%-

Des-cubriendo nuestro potencial

Cada persona y cada país tiene desafíos particulares por superar. Pero a veces sucede, como en el presente, que una catástrofe eclipsa momentáneamente los intereses personales y nos une trascendiendo idiomas, fronteras y creencias. El maremoto que sacudió al Sudeste Asiático nos hizo temblar a todos al mostrarnos una vez más la fragilidad humana.
¡Qué débiles somos cuando cada uno lucha solamente por lo suyo! y qué fuertes podríamos ser si nos uniríamos para protegernos mutuamente.

“En 1968 la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la Unesco recomendó un sistema de alerta temprana de terremotos submarinos que hasta hoy funciona en el Pacífico y sigue siendo el único que funciona del planeta. Su costo hoy 30 millones de dólares. Las trágicas pérdidas en el Océano índico podrían haber sido reducidas drásticamente si un sistema de alerta similar hubiese funcionado”.

En los momentos de crisis todos estamos dispuestos a ayudar, ceder y des-cubrir lo que nos une. Pero cuando atravesamos períodos de relativa calma muchas personas olvidan las necesidades del prójimo.

Des-cubriendo nuestro potencial
Tanto el universo en general como cada criatura en particular son la expresión de una Sabiduría Infinita.
Los planetas, las galaxias, todo el reino mineral, el vegetal y el animal funcionan bajo Principios Superiores interpretando una sinfonía ecológica universal que revela un orden el cual la mente humana no logra abarcar.
Dentro de ese Orden Superior cada pieza cumple un rol específico en el mantenimiento de la armonía universal.
En medio de ese precioso mecanismo de relojería cósmica hay un componente que de cierta forma es ajeno a ese conjunto y que tiene la posibilidad, que ninguna otra criatura puede alcanzar: alterar el orden preestablecido del mecanismo cósmico. El hombre es la única criatura que puede des-cubrir el potencial que el mundo no revela por sí mismo. El hombre puede revelar aquello capaz de armonizar los opuestos.

Una relación única
Así como es necesaria la relación femenina-masculina para que se revele una nueva vida, así la relación del ser humano con el mundo es la única que puede des-cubrir las energías ocultas en la naturaleza y en su propio ser. El hombre puede elegir modificar el mundo y su vida. El hombre puede aprender a prever sus errores, catástrofes y así mejorar su entorno y elevar al mundo todo a una dimensión trascendente.
La responsabilidad individual y colectiva nos dan la posibilidad de superación ante cada desafío al cual nos enfrentamos.

Cuerpo y alma
Todo en este mundo posee cuerpo: su materialidad, y alma: lo que lo anima. De la misma forma cada individuo y nación posee un cuerpo colectivo: los individuos que lo componen, y su alma: el contenido espiritual que lo vivifica en pos de sus objetivos. Cuando cada individuo y nación sea capaz de proyectar su deseo de bien al ámbito universal, sólo entonces disminuirá el sufrimiento y todos seremos capaces de ver nacer un nuevo mundo basado en la confraternidad y el auténtico amor, aquel que surge de lo más profundo de nuestro ser, tal como lo profetizó Isaías:

“Y convertirán sus espadas en arados y sus lanzas en hoses. Ninguna nación levantará espada contra otra nación, ni aprenderán más para la guerra.” (Isaías 2:4)

Deje su comentario

Su email no se publica. Campos requeridos *

Top